Policiales

La provincia dice que la prohibición de celulares en la cárcel "no tiene marcha atrás"

Ayer hubo una protesta en la cárcel de Piñero, en el pabellón donde están detenidos integrantes del clan Funes. Familiares con chicos se negaban a salir del penal en solidaridad con los presos, quienes pedían usar sus móviles.

Lunes 16 de Abril de 2018

Familiares de unos 40 presos del pabellón 14 de la cárcel de Piñero protagonizaron ayer una protesta al negarse a salir del penal, en apoyo a un reclamo de los internos por la prohibición de usar celulares para comunicarse con el exterior. La protesta se prolongó desde las 17 hasta las 22 y tuvo su epicentro en el pabellón dodne están detenidos Lautaro y Alan Funes.

Juan Martínez Saliba, director del Servicio Penitenciario provincial, ratificó que la prohibición "no tiene marcha atrás". "Por supuesto que no vamos a dar marcha atrás con una medida tendiente a la seguridad", dijo el funcionario penitenciario a Zysman 830 de La Ocho.
Embed
Explicó que la medida está enmarcada en una serie de controles que lleva adelante el Servicio Penitenciario, como la colocación de inhibidores de señal en algunos espacios determinados o los procedimientos de saturación que se desarrollan, con el secuestro de elementos no permitidos dentro de las cárceles.
"Consideramos que ese es un trabajo relativo a la seguridad, que lo venimos haciendo y lo vamos a reafirmar. Es una medida que no vamos a volver atrás", dijo el titular del Servicio Penitenciario.
Protesta. Ayer por la tarde unas 40 mujeres, 17 niños y cinco hombres se negaron a abandonar el pabellón adhiriendo así al pedido de sus parientes allí detenidos, entre ellos, presos de alto perfil como Lautaro y Alan Funes.

La situación se destrabó sin violencia sobre las 22 cuando esas personas aceptaron retirarse luego de que las autoridades de la cárcel les aseguraran que el derecho a la comunicación se respetará pero con telefonía fija.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario