Policiales

Imputaron a un joven de haber matado a un vecino para robarle

Brian "Chucky" S. quedó con prisión preventiva por 30 días como principal sospechoso del crimen de Claudio Sauro, apuñalado el domingo.

Miércoles 15 de Agosto de 2018

Un joven de 23 años fue imputado ayer por el homicidio de Claudio Fabián Sauro, de 49 años, apuñalado el domingo a la mañana mientras regresaba a su casa con un hijo, también herido, y fue abordado por dos jóvenes con intenciones de robo en Riobamba y Fraga, en la zona oeste. Se trata de Brian "Chucky" S., quien quedó con prisión preventiva por 30 días.

En plena audiencia la viuda de la de la víctima le gritó "asesino" al sospechoso (ver aparte), que al declarar se desvinculó del crimen y dijo que defendió a un amigo en medio de una pelea.

Testimonios

Chuky fue imputado ayer como el principal implicado en el crimen de Sauro, ocurrido el domingo a la 6 de la mañana en Riobamba y pasaje Asunción, a pasos de Fraga. Durante la audiencia el fiscal de Homicidios Adrián Spelta reconstruyó la mecánica del ataque, los motivos y expuso las evidencias. Y calificó el caso como "homicidio criminis causa" (para ocultar otro delito), que prevé una pena de prisión perpetua.

De acuerdo a testimonios, Claudio y su hijo Roberto regresaban de la casa de otra hija que vive en Ituzaingó y Fraga. Caminaban por Cullen cuando a la altura del pasaje Asunción dos muchachos aparecieron detrás de un contenedor con intenciones de robo.

Ricardo los reconoció porque eran del barrio. En su declaración testimonial, dijo que Matías C. encaró a su padre y Chuky les dijo "quédense quietos" y a continuación "le dio un puñete en la cara a Claudio, que cayó, y ahí lo apuñaló en la panza. Cuando estaba en el suelo le robó las zapatillas, la billetera. Yo corrí para socorrerlo —agregó el hijo de la víctima— y cuando traté de levantarlo vi que Chuky venía hacia mí y me dio una puñalada en la boca. Me desmayé y no recuerdo nada más".

Claudio quedó tendido en la calle con una lesión gravísima en la aorta abdominal, lo que derivó en una hemorragia severa que le ocasionó la muerte en el Policlínico San Martín, donde lo habían trasladado por su hijo Ricardo y su mujer Edith Cabrera.

El fiscal encadenó el testimonio de una hija de la víctima, Sabrina, que cuando le avisaron llegó al lugar y encontró a Matías C. sosteniendo a su padre. "Lo abrazaba y le decía perdoname loco, perdoname, despertá. No lo quisimos hacer", lamentaba. Y trascartón le confesó a otro amigo de la familia: "Fuimos nosotros, no lo quisimos hacer" y se fue corriendo.

Federico, otro hijo de Claudio, mencionó "a Brian y otro que le dicen Matías, uno de los cuales vive a dos cuadras". Con esos datos una dotación policial fue en busca de Chuky. Cuando lo vieron por calle Fraga, el joven intentó escapar y se dirigió a su casa, donde quedó detenido. Entre la ropa que vestía había vestigios hemáticos en una camisa y una remera, que serán sometidos a exámenes para determinar si es sangre suya o de Sauro.

Con esos indicios Spelta solicitó la prisión preventiva sin plazos de Brian. Pero la defensora pública María Laura Maenza pidió la palabra para que el acusado hiciera su descargo.

Otra versión

El joven admitió haber estado en la escena pero se desvinculó el ataque letal. Expuso que al regresar de un baile con su madre observó a tres muchachos discutiendo.

"Dos encapuchados y uno que conozco, se llama Matías. Cuando llegué a mi casa, le dije a mi mamá que iba a lo de mi pareja. Agarré por Riobamba para el lado de Cullen, volví a ver a estos muchachos y me acerqué. Lo tenían agarrado a Matías, yo empujé a uno y se cayó al piso. Lo agarré al otro y lo saqué. Nos agarramos, nos empujamos. Después me fui con mi mamá para mi casa", relató. En ese marco, desde el fondo de la sala, la viuda de Sauro le gritó "mentiroso".

Maenza propuso la libertad de su asistido, o subsidiariamente un arresto domiciliario. "El fiscal no hizo un análisis objetivo de las pruebas. No hay testimonios concordantes", indicó la abogada, y deslizó la posibilidad de "que Matías haya sido el agresor de Sauro". Además, propuso cambiar la calificación por "homicidio en riña" y recordó que a Brian no le secuestraron elementos robados, no tiene antecedentes penales y cuenta con trabajo estable y residencia fija.

La jueza María Melania Carrara rechazó los argumentos de la defensa y aceptó la imputación que esgrimió el fiscal. "La materialidad del hecho y la participación punible del Brian S. están holgadamente acreditadas, por lo menos evidenciadas en este momento a tenor de las testimoniales que se aportaron", consideró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario