Policiales

Imputaron a dos jóvenes por la balacera que dejó parapléjico a un muchacho

El incidente que dejó a un joven parapléjico en el barrio La Esperanza de Villa Gobernador Gálvez no es el primer episodio a tiros que enfrenta a dos grupos de la zona.

Viernes 16 de Marzo de 2018

El incidente que dejó a un joven parapléjico en el barrio La Esperanza de Villa Gobernador Gálvez no es el primer episodio a tiros que enfrenta a dos grupos de la zona. Un primo del muchacho baleado ya había sido atacado siete meses atrás y una vecina había denunciado usurpación y amenazas con tinte narco por parte del acusado de efectuar el disparo que mantiene inmovilizado a Cristian A. Ese acusado quedó en prisión preventiva por 60 días mientras que el mismo plazo de encierro cumplirá otro detenido por el caso.

Ese fue el resultado de la audiencia imputativa a tres detenidos el miércoles en un Fiat Siena rojo luego de que los familiares de la víctima denunciaran que los disparos partieron de un auto como ese. Dos de ellos quedaron presos y el tercero recuperó la libertad. También está implicado un chico de 16 años a disposición de un juzgado de Menores.

En la puerta

Los cuatro fueron detenidos por el ataque a tiros del miércoles a las 18.45 en Pavón y Artigas de Villa Gobernador Gálvez. Cristian A., de 22 años, estaba frente a su casa cuando les dispararon desde un auto. Un tiro le entró por el tórax, le afectó un pulmón y se alojó en la médula. Según un parte médico sufrió una paraplejia con pérdida de sensibilidad, motricidad de los miembros inferiores y control de esfínteres "probablemente irreversibles". El joven sigue internado y consciente en el Heca.

Los fiscales César Cabrera (Flagrancia) y Georgina Pairola (Homicidios) imputaron por ese ataque a Luis Alfredo T., de 24 años; Alberto M., de 20; y Diego F., de 25 años. De acuerdo con la acusación, los tres junto al menor Axel V. y un prófugo se acercaron en un Fiat Siena rojo conducido por M. a la casa donde la víctima estaba con su primo, un amigo y dos chicas. Entonces T. comenzó a disparar.

Como réplica del ataque, más tarde fue quemada la casa de Luis T. en Amenábar y Pasaje 1 del barrio Mortelari. "Mi cliente se quedó sin su casa precaria que fue quemada totalmente: no quedó mesa, ni silla, ni cama, ni utensilios de cocina", dijo Marta Macat, su defensora. Tras ello, a las 21 fue baleado el frente de una vivienda de Pablo VI al 1100 donde vive un primo del joven baleado y le prendieron fuego a la moto Honda Titán de un amigo.

Según los testimonios citados por los fiscales, en este último caso los atacantes también se movían en un Siena rojo ubicado por la policía con los cuatro ocupantes. El principal acusado y señalado como el autor de los disparos, Luis T., fue imputado como autor de lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y portación de arma de uso civil en el primero caso; y por abuso de arma y daño en el segundo. Alberto M., conductor del auto, fue considerado partícipe primario.

En tanto que Diego F., de 25 años, sólo quedó acusado por los tiros a la casa de la calle Pablo VI. La Fiscalía y el defensor público Martín Riccardi acordaron para él la libertad. Para los otros dos detenidos pidieron la prisión preventiva sin plazo.

Juan Ubiedo, defensor de Alberto M., advirtió que "los testigos hablan de un auto rojo" pero no lo identificaron. Macat, por Luis T., sugirió que el autor de los disparos habría sido su primo menor de edad pero los allegados a la víctima lo acusarían a él ante "el mito de que un menor entra y sale". El propio T. reforzó esa teoría al declarar: "Yo no disparé. A mí me nombran porque soy el primo y por eso me incendian la casa".

El juez Román Lanzón finalmente consideró que la medida de arresto pedida por la Fiscalía "luce proporcional en razón de la gravedad de los hechos", por lo que dispuso la prisión preventiva por el plazo de 60 días.

Otras imputaciones

Los dos acusados presos fueron además implicados en dos ataques previos. El 31 de agosto del año pasado fue baleada una casa de Pablo VI entre Amenábar y Pavón, el mismo donde quemaron una moto. Un primo del herido Cristian A. estaba sentado allí cuando, denunció, pasó un Fiat Siena rojo desde el cual dispararon sin herirlo. Aseguró que los atacantes fueron Luis T. (imputadopor abuso de armas) y un tal "Picu".

El otro hecho fue el 27 de febrero de 2018. Una mujer denunció que estaba con su hijo en Esperanza y Santa Rosa cuando Luis T. la amenazó por denunciar la usurpación de un terreno de su propiedad donde estaba construyendo una casa. Según la denuncia, T. le dijo "que pertenecía a los Cantero y quería la casa para poner un búnker", hizo disparos y se fue en un Siena rojo. Luis T. y Alfredo M. fueron imputados por abuso de armas y amenazas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario