Policiales

Imputan a un hombre por el homicidio de su madre en el microcentro

El hijo de la mujer que el martes fue hallada muerta en su casa, quedó imputado como autor de homicidio calificado por el vínculo.

Viernes 29 de Junio de 2018

El hijo de la mujer que el martes al mediodía fue hallada dentro de su casa en Maipú al 900 con signos de haber sufrido una muerte violenta y en un pronunciado estado de abandono, quedó imputado como autor de homicidio calificado por el vínculo y en concurso real con la tenencia ilegal de armas de fuego encontradas en el domicilio. Ante ello un juez le dictó la prisión preventiva sin plazos, aunque profundizarán los informes médicos por sus antecedentes psiquiátricos.

"Leonardo G., 49 años. No estoy ejerciendo pero soy joyero de parte de mi padre que toda la vida me enseñó. Ahora eventualmente manejo remís o taxi porque tengo carné profesional", se presentó ayer en la audiencia el hombre detenido en la casona de planta alta de Maipú 917 donde convivía con su madre, Esther Estefanía Lapieri, de 76 años.

La atribución

El fiscal recordó que el martes al mediodía y tras una llamado al 911, la mujer fue hallada sin vida sobre un colchón, rodeada de basura, botellas de alcohol, gasas ensangrentadas y un olor nauseabundo, escenario de "una película de terror" nunca vista en su carrera.

A partir de ciertas evidencias el hijo de la víctima quedó señalado como el principal sospechoso del crimen. En ese sentido, Malaponte le atribuyó haberle propinado "numerosos golpes con la intención de provocarle la muerte". También le endilgó la tenencia de dos revólveres calibre 22, una escopeta de dos caños calibre 16 y un pistolón calibre 14 hallados en el domicilio.

"Sobre el cadáver se constataron varios signos de violencia, cortes y hematomas", sostuvo el fiscal ante el juez Juan Andrés Donnola.

Además recordó que el día del hecho el acusado dio razones incongruentes. "De forma repetitiva dijo: «Me mataron a mi vieja». Luego indicó que a la mañana se despertó y vio a su madre golpeada, y al preguntarle qué le había pasado ella le dijo que se había caído en el baño, pero que se volvió a dormir y al despertar la vio muerta".

Además de esa contradicción indicó que se secuestró una botella con pico roto, cuyo dibujo coincide con la lesión que presentaba la víctima en la frente.

"En la escalera de acceso y entre la basura tenía preparado un bolso para huir con billetes de 200 y 100 pesos que sumaron unos 20 mil pesos. De otro bolso se sacaron cajas que contenían 50 anillos de oro, otra con 20 collares, oro en filamentos y plata en granilla".

Testigos

"Me entrevisté con testigos. Uno de ellos refirió que el padre del imputado era joyero. Y al morir, el hijo y su madre vivían en estado de abandono". El cadáver estaba "en un colchón en el piso rodeado de basura y gasas ensangrentadas, lo cual indica que la persona estaba en el lugar. El médico constató escaras en el cuerpo de la víctima, hacía meses que estaba postrada. Eso hace inverosímil la teoría de que ella pudiera dirigirse al baño por sus medios".

Un rato antes de la audiencia Malaponte recibió el preinforme psiquiátrico que, aunque con reservas, le dio sustento a la imputación. "Se manifestó lúcido, levemente inquieto y verborrágico. No se detectaron alteraciones de la sensopercepción, la memoria, la intención, o insuficiencia de sus facultades mentales que le impidan entender la criminalidad de su actos. También manifestó abuso de alcohol", dijeron los médicos.

También dio a conocer el preinforme de autopsia donde se constató "un traumatismo de cráneo facial que no tiene entidad suficiente para provocar la muerte", y que el estado de abandono de la mujer "agregado a la patología cardiopulmonar, pudo haber coadyuvado a una falla multiorgánica mortal".

Pedidos de informes

Con ese escenario el funcionario acordó con la defensora oficial Silvana Lamas impulsar el pedido de informes de juntas especiales de salud mental para profundizar sobre la condición psicológica y psiquiátrica de Leonardo G.

La defensora rechazó la imputación de homicidio calificado y la portación de las armas, y recordó que la preautopsia habla de muerte "indeterminada". Solicitó la libertad de su asistido, coincidió con la necesidad de un abordaje amplio del caso y recordó que tiene antecedentes psiquiátricos.

Sin embardo el juez Donnola aceptó la hipótesis fiscal. "Hay elementos reunidos que indican una situación irregular, que no hubo una tercera persona y las lesiones coadyuvaron para provocar la muerte. La apariencia de responsabilidad aparece ajustada a derecho", explicó antes de dictar la prisión preventiva sin plazos y que el imputado sea atendido por una junta médica.

El juez Donnola le dictó la prisión preventiva por el plazo de ley y ordenó exámenes psiquiátricos y psicológicos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});