Policiales

Entran a un edificio de oficinas y sólo roban unos pesos

Ocurrió el fin de semana y los ladrones ingresaron al menos a siete oficinas. Revolvieron todo en busca de efectivo y al huir un ladrón perdió su billetera.

Martes 26 de Febrero de 2019

Distintas oficinas de un edificio de Sarmiento al 700 fueron escruchadas el fin de semana por una banda de delincuentes que burló los sistemas de seguridad del inmueble. El robo de al menos siete oficinas se produjo entre la tarde del sábado y la madrugada del domingo y fue descubierto por una persona de limpieza que fue al lugar la tarde de anteayer y encontró los destrozos.

Aparentemente, los ladrones ingresaron al edificio por la cochera que se encuentra al lado y tras romper el vidrio de un palier del tercer piso accedieron al lugar y se desplazaron hacia arriba por las escaleras, barrerteando algunas puertas de las oficinas o rompiendo los vidrios del acceso a otras. En el edificio asaltado está el despacho de abogado del actual ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein, pero según fuentes oficiales a su oficina no ingresaron. Lo que sí se supo es que en uno de los palieres se encontró un documento a nombre de un tal Jonathan que sería parte de la banda de asaltantes.

Llegó y se sorprendió

El episodio salió a la luz el domingo en la torre de calle Sarmiento 756, en pleno centro de Rosario. Al parecer, los ladrones ingresaron sólo a aquellas oficinas que no tenían alarmas y por eso no acudió la policía, hecho que le permitió a los delincuentes operar con total tranquilidad.

Según fuentes oficiales, los ladrones entraron a siete oficinas del edificio, al menos según las denuncias reportadas. Sin embargo, un antiguo propietario de dos oficinas sostuvo que "de 27 oficinas que hay en el edificio, entraron a 14".

El incidente fue reportado al 911 por una mujer que llegó en horas de la tarde dominguera a hacer la limpieza y se encontró con puertas violentadas, despachos desordenados y signos inequívocos de que habían ingresado con fines de robo.

"Entraron a las que no tienen alarma y esos es llamativo; o tenían el dato o confiaron en los indicadores que colocan las agencias de seguridad que advierten que el lugar está protegido". Otro hecho llamativo es que arrojaron una piedra en la puerta de acceso al edificio: "Seguro que era para ver si funcionaba la alarma general del edificio o bien qué sistema tenía", dijo uno de los propietarios.

Asimismo, pudo saberse que los intrusos ingresaron por una playa de estacionamiento contigua que permanece cerrada los fines de semana y desde la cual es posible acceder al tercer piso del edificio. Propietarios de las oficinas confirmaron a La Capital que el edificio solo cuenta con sistema de alarma en la planta baja y que estaba conectado en el momento en que rompieron el cristal de ingreso. Señalaron que, como el vidrio sufrió una perforación pequeña y apenas se astilló, los sensores no detectaron el movimiento y la sirena no sonó.

La policía, que llegó minutos después de que se alertara sobre los sucedido, recolectó en el lugar un elemento clave para la investigación: en el noveno piso, donde varios despachos fueron blanco de los asaltantes, se halló una billetera tirada en el piso, y no solo eso, en su interior había un documento que permitiría identificar al dueño "de nombre Jonathan", según trascendió.

"Pese a los destrozos se llevaron no más de unos 8 mil pesos en efectivo de una oficina que se dedica al turismo" sostuvo uno de los damnificados y aclaró "en las oficinas, no faltaba ningún otro elemento de valor". Las oficinas que sufrieron el robo, y en la que los propietarios de cada piso se repiten, son: la uno, la dos y la tres del sexto piso; la una y la tres del séptimo piso; y la uno y la tres del noveno piso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});