Policiales

El hijo de "La tata" Medina fue imputado por un doble crimen

El joven de 18 años que entre noviembre y marzo pasado sobrevivió a dos balaceras.

Sábado 28 de Abril de 2018

El hijo menor de Olga "La tata" Medina, una mujer con causas por narcotráfico en barrio La Cerámica, fue imputado ayer de un doble crimen ocurrido en marzo pasado. Milton F. se entregó el jueves en la Fiscalía al saber que lo buscaban por el caso y ayer en una audiencia en se dispuso que permanezca en prisión preventiva por 60 días mientras avanza la investigación. Según planteó el fiscal Ademar Bianchini, familiares de las víctimas lo mencionaron como quien disparó desde un auto junto a otros tres jóvenes que aún no fueron detenidos.

   El joven de 18 años que entre noviembre y marzo pasado sobrevivió a dos balaceras fue acusado de dos homicidios agravados por el uso de arma de fuego y la participación premeditada de dos o más personas, figura que se pena con prisión perpetua. Además fue imputado por la portación ilegal de arma de guerra, en una audiencia presidida por el juez Juan Carlos Curto. Su abogado, Germán Mahieu, pidió que se le permita contar en prisión con la medicación que toma tras sobrevivir a los disparos.

El ataque fatal

El doble asesinato ocurrió a las 23.30 del viernes 29 de marzo cuando Carlos Gálvez, de 30 años, conversaba con su vecino Leandro Zarandonelli, de 28 años, y su hermana Valeria. En ese momento asomaron uno o dos autos y se desató una lluvia de balas que mató en el acto a Zarandonelli, mientras que Gálvez falleció la madrugada del 3 de abril.

   Allegados a las víctimas hablaron de un Citroën C3 y un Volkswagen Gol Trend. Y el fiscal Bianchini en la audiencia mencionó testimonios que brindaron nombres, apellidos y sobrenombres de cuatro jóvenes que habrían disparado contra la s víctimas: "Chupado", "Pañal" y Milton F., el hijo de "La tata" Medina.

   De acuerdo al fiscal, los agresores iban por calle Siripo hacia el oeste, frenaron frente a la casa de Gálvez y comenzaron a disparar hacia el grupo. "Tiraron un montón de tiros, tantos que parecían de ametralladora", dijeron los testigos. "Seguían tirando cuando estaban a más de una cuadra, fue todo muy rápido", añadieron. Y contaron que las balas también mataron a dos perros. La policía secuestró siete vainas calibre 9 milímetros y dos calibre 40.

   Milton F. protagonizó un hecho inusual el 6 de noviembre pasado cuando ingresó al Policlínico Eva Perón de Granadero Baigorria en su auto y cubierto de sangre tras haber recibido un balazo en la cara y otro en el tórax. El 29 de marzo volvió a llegar herido tras una balacera en República de Irak y Molina.

   En uno de esos ingresos al hospital, se supo que Milton F. venía de Medrano al 2600 donde había un local de drogas de Vladimir Medina, un hombre sin relación de parentesco con él que fue asesinado en una balacera en un boliche de Maipú al 1100 el 10 de marzo de 2017.

Denuncias sin respuestas

Los allegados a las víctimas dijeron que tras la muerte de Vladimir Medina su hermano quedó a cargo del negocio de drogas y "empezaron a amenazar a los vecinos y usurpar casas". Dijeron que el motivo del ataque obedeció a que un tío de uno de los atacantes prófugos fue asesinado en la cárcel de Piñero y los agresores culpan de eso a dos hermanos Gálvez detenidos allí. También dijeron haber denunciado amenazas por ello en la comisaría 30ª sin haber recibido respuesta.

   "Hicimos muchas denuncias pero nunca nos escuchó nadie", dijo Valeria Gálvez, hermana de una de las víctimas. "Ellos dijeron que iban a matar a la familia Gálvez y además de mi hermano murió mi vecino, que justo se cruzó a nuestra casa. Hace rato que vienen haciendo lo mismo. Tienen plata. Hacemos denuncias y la policía ni aparece", dijo la mujer. "Queremos Justicia, que paguen por lo que hicieron", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario