Policiales

El fiscal general de la provincia consideró que la violencia callejera es "sumamente crítica"

Jorge Baclini puso bajo la lupa la situación de la violencia en Rosario. En lo que va del año hubo 147 homicidios, la cifra más alta después de 2014

Jueves 02 de Septiembre de 2021

El fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, consideró que la violencia callejera en Rosario es "sumamente complicada y crítica". El jefe del Ministerio Público de la Acusación admitió que la cantidad de homicidios en Rosario ha subido" en relación a años anteriores. "En la media anual al 2 de septiembre tenemos 150 homicidios en Rosario mientras que en 2020 había 128. El año más alto fue 2014 con 179 (a la misma fecha)", indicó Baclini a La Capital y agregó que la cifra de este año sería la más alta registrada desde 2014.

De los 147 homicidios dolosos que registra este diario en lo que va de 2021, 129 fueron mediante uso de armas de fuego. "Se repiten modalidades delictivas en las formas de realización de homicidios, sobre todo con la utilización de armas de fuego. Son porcentajes muy altos y patrones que son muy comunes", analizó Baclini.

En esa línea consideró que la mayoría de homicidios tienen, al menos en primer instancia, vinculación a economías delictivas. "Sobre todo lo que hace al comercio de drogas, en su mayoría", explicó el fiscal general. "La tipología de los homicidios a lo largo de los últimos 15 años sigue teniendo un patrón similar. La situación sigue manteniéndose crítica en Rosario aunque en el resto de la provincia se muestra una tendencia a la baja en relación a años anteriores", agregó.

>>Leer más: Villa Gobernador Gálvez: preguntaron por un vecino y después lo mataron de dos tiros

"Desde nuestro ámbito de trabajo estamos muy en contacto con el Ministerio de Seguridad. Articulamos medidas de investigación que tiendan a profundizar", explicó Baclini. "La unidad de homicidios y de balaceras trabajan en forma coordinada para poder identificar a los autores de los hechos", agregó.

Asimismo tendió una relación en cómo repercute el esclarecimiento de los hechos en la cantidad de homicidios. "La efectividad de una investigación, cuando identificamos a las personas y son detenidas, genera un impacto en término de cantidad de hechos", explicó.

>>Leer más: Murió el hombre que fue acribillado de cinco tiros en el barrio Las Heras

Sin embargo consideró la dificultad de trabajar sobre la prevención de los homicidios. "Es muy difícil prevenir y evitar. Cuando tenemos datos específicos de algún hecho violento que puede suscitarse, podemos plantear medidas de seguridad en determinado momento y lugar, pero no podemos ejercer un control pleno sobre adónde van las personas y qué movimientos hacen", analizó Baclini. "No es sencillo obtener datos para generar prevención, más allá de que tenemos información, es bastante complejo por la forma en que se cometen los homicidios en la ciudad", agregó.

Víctimas colaterales

El martes por la noche Marta Beatriz Aguirre, de 22 años, estaba trabajando en su casa de Urdinarrain al 6900, barrio Larrea, cuando dos hombres desde una moto efectuaron disparos sobre el frente de la vivienda. De al menos ocho disparos uno entró por la ventana e impactó en la cabeza de la joven, que murió al instante.

No es la primera vez que ocurre un hecho de estas características, en los que ataques a viviendas o a grupos de personas dejan víctimas colaterales de la violencia callejera. Sobre este tipo de casos Baclini consideró que son "los más terribles". "Son personas que no tienen ninguna relación con el ciclo de la violencia", indicó el fiscal general.

>>Leer más: Otra batalla sangrienta de las guerras del sur

En ese sentido remarcó que este tipo de hechos, por lo inesperados que resultan, dificultan también su esclarecimiento. "Al ser personas que no están en el circuito de la violencia la investigación tiene que ser más profunda para identificar a los autores. Es más difícil la vinculación con los autores de los hechos", analizó. Además indicó que son los casos "que más impacto social generan".

Recursos del MPA

Las investigaciones de los nueve homicidios ocurridos desde el domingo recayeron en la fiscal de turno Marisol Fabbro. Si bien Baclini explicó que la fiscal trabaja con un equipo y hace derivaciones a otros fiscales, admitió que son días en los que el MPA se desborda. "Cuando ocurre esta cantidad de casos normalmente se genera un desborde y tratamos de resignar recursos para poder paliar la situación", explicó el fiscal general.

"Siempre puntualizamos en la necesidad de recursos. Ahora se sumaron concursos para cubrir cargos de fiscales y este año el gobierno facilitó la creación de 37 cargos. Pero fundamentalmente tenemos una situación muy crítica en la cantidad de empleados del MPA", agregó Baclini.

>>Leer más: Los Funes, otra vez mencionados en un escenario de guerra en los barrios Municipal y Parque del Mercado

Caso por caso

El domingo 29 de agosto hubo cuatro homicidios. Dos de ellos se dieron en un mismo ataque, en Alice y Lamadrid, en el que resultaron víctimas Sergio Rubén Caminos y Jorge Gabriel Flores. Los hombres, de 35 y 57 años, fueron atacados a balazos desde un auto.

En tanto en Vera Mujica al 2800 fue asesinado a balazos Andrés Alejandro Montés, de 28 años. El joven estaba con un conocido en la puerta de una rotisería cuando desde fueron baleados desde un auto. El mismo día desde el Hospital de Emergencia Clemente Álvarez notificaron el fallecimiento de Luis Álvarez, un hombre de 58 que se encontraba en situación de calle y al parecer fue prendido fuego intencionalmente.

>>Leer más: Crimen en Empalme Graneros: "A mi hermana la mataron pero ella era inocente"

El martes 31 ocurrió el ataque a la casa de Urdinarrain al 6900 en el que murió de un balazo en la cabeza Mirta Aguirre, de 22 años. Mientras que en Pasaje Corbalán al 400, y en un hecho con otras características, murió Oscar Masía, de 68, luego de golpearse la cabeza tras una pelea con un inquilino que le alquilaba una propiedad.

Este miércoles, primer día de septiembre, fueron tres homicidios. Esteban Giacometti, de 55 años, fue asesinado a tiros en Villa Gobernador Gálvez. A Daniel Alberto Sandoval, de 38, lo balearon desde una moto en Esmeralda al 3700. Y finalmente en las últimas horas del día murió producto de las heridas de arma de fuego Osvaldo Ceriani, el mecánico atacado a tiros en su taller de Garibaldi y Vera Mujica.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario