Policiales

"El Dulce" Abregú fue imputado como jefe de una banda narco

Detenido ayer tras diez meses prófugo, ayer fue indagado en el Juzgado de Marcelo Bailaque y se abstuvo de declarar. Quedó preso en la PSA.

Jueves 08 de Agosto de 2019

Diez meses después de haber sido declarado prófugo Walter Daniel "El Dulce" Abregú, sospechado de liderar una banda narco de la zona oeste rosarina, fue conducido ayer ante la Justicia. El acusado, de 41 años, estuvo por la mañana en el despacho del juez federal Marcelo Bailaque, donde se abstuvo de prestar declaración indagatoria por consejo de su abogado defensor Germán Mahieu.

Tal como lo había requerido el fiscal federal Claudio Kishimoto, Abregú fue acusado por las figuras más graves de la ley que reprime la venta de estupefacientes. Le imputaron tenencia de drogas con fines de comercio, agravado por ser jefe y financista de una organización de tres o más personas. Luego de la audiencia Abregú fue trasladado a la sede local de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) donde quedó detenido.

Mahieu explicó que aconsejó a su cliente no prestar declaración a raíz de que faltaba interiorizarse del contenido de dos cuerpos del expediente, el 9 y el 10, de modo de conocer más detalladamente la causa completa para responder. Según indicó su abogado defensor, las imputaciones en algunos casos no refieren a hechos concretos sino a señalamientos genéricos.

Apresado

Abregú fue detenido la tarde del martes en su domicilio de Rivarola al 7000, en barrio Godoy, en la zona oeste de la ciudad. Fue apresado en un operativo conjunto realizado por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Según trascendió, una escucha telefónica de los investigadores que lo seguían revelaba que iba a acercarse por su domicilio de siempre como paso previo a un viaje que planeaba realizar a Brasil cuya partida estaba prevista para el mismo martes.

En ese contexto, alrededor de treinta efectivos policiales de ambas fuerzas rodearon la manzana para irrumpir en su casa. Lo lograron no sin dificultad después de destrozar con un ariete una puerta que tenía tres pasadores. Sin embargo, no fue encontrado adentro de la casa sino en un galpón contiguo; se había escondido en el interior de un utilitario Fiat Fiorino que estaba estacionado en el lugar.

Buscado con recompensa

El Dulce Abregú tenía pedido de captura desde el 30 de octubre de 2018 y el Ministerio de Seguridad de la Nación había ofrecido 500 mil pesos de recompensa por información que permitiera su detención.

En tanto, la banda en la que está sindicado como jefe y que operaba en los monoblocks del Fonavi de Parque Oeste fue desbaratada el pasado octubre, con varios integrantes de su familia que fueron primero detenidos y luego procesados.

Como informara ayer este diario el 24 de octubre del año pasado la PSA realizó 17 allanamientos y se llevaron presos a los padres de Dulce y a su concubina.

Abregú no fue localizado, pero un mes más tarde fue apresado un suboficial de la Policía de Investigaciones (PDI) que se desempeñaba como chofer en el área Científica, Mariano Leiva, al que se le achacó pasar información sobre los operativos que se realizaban a la banda. También detuvieron a Ramón "Campito" Giglione, un folclorista de La Tablada complicado de manera reiterada en cuestiones de drogas y a quien le atribuyeron ser proveedor de materia prima de la banda de Abregú.

Todos se encuentran a la espera de juicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario