Policiales

Cuatro conversaciones que vinculan a un jefe policial con un presunto líder narco

El llamado a indagatoria del ex jefe de Inteligencia de la ex Drogas Peligrosas Alejandro Druetta se basa en diálogos con Ignacio Actis Caporale.

Miércoles 18 de Abril de 2018

Cuatro llamadas motivan el llamado a indagatoria al ex jefe de Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas Alejandro Druetta. En tres de ellas el policía conversa con Ignacio "Nacho" Actis Caporale, que este año afrontará un juicio oral en Rosario como líder de una banda narco, para contarle que lo trasladan a Venado Tuerto y le advierte que si tiene alguien para agarrar esa zona le avise. A la cuarta llamada se la considera tan o más significativa. La mantiene Actis Caporale con un allegado radicado en Venado al que le dice que tiene toda esa área "para laburar" y agrega que "esta gente" ya le habilitó "toda la zona de Villa Constitución".

Las llamadas son de mayo de 2012, cuando por orden del Ministerio de Seguridad Druetta fue designado jefe de la Brigada Operativa 8 con sede en Venado Tuerto. Hasta entonces había desempeñado, desde 2010, el mismo cargo en Villa Constitución.

Las comunicaciones fueron recuperadas por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) del expediente que se formó en 2012 contra la banda de Actis, lo que concluyó con doce detenciones en septiembre de ese año en Rosario, Santo Tomé y la ciudad de Buenos Aires. Nacho estuvo prófugo hasta diciembre de 2016 cuando fue localizado en una situación estrafalaria: participando como piloto en una competición en el autódromo de Buenos Aires bajo el seudónimo de "Alex Acqua".

En esa causa penal iniciada hace seis años y que recién en los próximos meses llegará a juicio en Oroño al 900 estaban los llamados que determinaron los allanamientos del viernes pasado en cuatro domicilios vinculados a Druetta y su posterior relevo, el mismo día, como jefe de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI).

Pistas y coincidiencias

La PSA llegó hasta esas llamadas siguiendo una denuncia anónima de otro expediente denominado "Narcofespal" que incluía denuncias contra distintos jefes policiales. Uno de ellos era Druetta, con una referencia aludiendo a que había llamadas que probaban su vínculo con Actis Caporale.

Cuando los hombres de la PSA localizaron las llamadas se hicieron trabajos de dos tipos. Uno fue cotejar las voces que se infería eran de Druetta con audios de entrevistas periodísticas concedidas por el jefe policial. Una pericia de la División Acústica Forense de la Policía Federal estableció sin margen de error que las voces eran coincidentes.

El otro aporte que complica al oficial removido es un estudio de la Datip, un órgano de la Procuración General de la Nación que determina la localización de las llamadas entrantes y salientes que mantuvieron los aparatos requeridos. Esas llamadas, en este caso radiales de Nextel Telecom, indican que el aparato que reproduce la voz de Druetta es captado por una antena de Villa Constitución, donde justamente él tenía asiento laboral. En tanto, el dispositivo que usaba Actis Caporale es tomado por una antena de la zona sur de Rosario, donde el presunto líder narco tenía su domicilio.

Breves

Los llamados radiales detectados entre Druetta y Actis son de muy breve duración. En el primero, según fuentes de la investigación, el policía le dice a Nacho que se va a Venado Tuerto y agrega, textualmente: "Dale porque allá hay algo para vos". En el segundo ambos acuerdan que se juntarán. En el tercero especifican que el encuentro será a la noche y en la zona sur de Rosario.

La cuarta llamada es entre un ladero al que Nacho se refiere como "Maxi" pero que hasta el presente no pudo ser identificado. "Esta gente va seguro", dice Nacho, que avisa que se junta con ellos para formalizar un arreglo. "Ellos van primero y limpian todo. Van y les rompen la cabeza a todos. Ellos ya estuvieron en Villa. En Villa me habilitaron todo", dice Actis.

Estos elementos impulsaron al fiscal federal Nº 2 Claudio Kishimoto a pedir la citación a indagatoria de Druetta. En la interpretación del fiscal "Maxi" era la pata que Actis Caporale tenía en Venado Tuerto para distribuir su mercancía en esa zona del departamento General López. El acusador también entiende que cuando Nacho habla de "esta gente va seguro" se refiere al traslado de Druetta de Villa Constitución a Venado. La fecha de las comunicaciones coinciden con el traspaso de destino del funcionario policial.

Disyuntiva

El fiscal Kishimoto pidió al juez federal Carlos Vera Barros se indague a Druetta por el delito de confabulación por narcotráfico aunque hubo una disyuntiva porque en su equipo de colaboradores analizó también acusar al policía directamente como miembro de una organización narco. La figura elegida tiene una expectativa de pena más leve lo que implica que el oficial llegará en libertad a la indagatoria a celebrarse el mes que viene.

La confabulación supone un acuerdo entre dos personas, en este caso para traficar drogas. Implica penar un hecho preparatorio. La condición objetiva de punibilidad requiere algo más que el acuerdo. Demanda un hecho concreto de uno de los dos partícipes del acuerdo que confirme que el pacto empezó a ejecutarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario