Policiales

Convocan a una manifestación frente al Heca en apoyo a una docente quemada por su pareja

Familiares de María Noelia S., quien se recupera de graves quemaduras, se reunirán este martes a las 19 para "mandar buena onda y energía" a la mujer, víctima de un intento de femicidio

Lunes 16 de Agosto de 2021

Los familiares de la docente María Noelia S., quemada por su pareja Carlos M. a fines de julio, convocaron para mañana a las 19 a una manifestación a las puertas del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), en Pellegrini y Crespo. “Es milagroso. Mi hermana se recupera lentamente. Primero nos dijeron que esperáramos lo peor, pero se fue mejorando y mucho gracias al amor y al afecto de sus alumnas de la escuela Misericordia. La convocatoria es para juntarnos, mandar buena onda y energía. Los padres de la escuela y sus alumnas hicieron cadenas de oración y milagrosamente ya lleva cuatro días lúcida”, dijo Natalia.

En principio la situación era desesperante. “No se sabía qué porcentaje del cuerpo tenía quemado ni cómo iba a reaccionar. Le fallaban los riñones, perdía líquido por las heridas de quemaduras, no respiraba bien y se le hizo una traqueotomía. Ahora, si bien no habla, cuando mueve los labios le entiendo lo que dice, pero no emite sonido. Los médicos dicen que se está recuperando”, agregó Natalia sobre María Noelia, quien tiene un poco mas del 20 por ciento de su cuerpo quemado y hace tres semanas que está en terapia intensiva del Heca.

>>Leer más: Quedó preso acusado de haberle prendido fuego a su pareja

“Sus alumnas la quieren mucho, ella hace años que está en la escuela y ahora tiene segundo grado, pero muchas de ellas ya son adolescentes. Hicieron carteles para que el caso se difunda, carteles de apoyo, de fuerza” dijo Natalia.

Poco a poco

María Noelía vivía con su hija de 11 años junto a Carlos. Respecto de la niña, Natalia puntualizó que “hizo test psicológicos y tiene apoyo externo además de la familia. La nena poco a poco también se está recuperando. Lo único que pedimos a quienes vayan el martes es que lleven grullas o velas y tengan fe y buena vibra”. La hermana de María Noelia contó que “le mostramos fotos de su hija para que vea que está bien y la filmación de la primera marcha. Esta la vamos a grabar y sacar fotos y seguro que le va a hacer muy bien”.

La docente de 40 años ingresó al Heca con mal pronóstico. Su familia dijo en su momento que se enteraron del hecho por la hermana Carmen, del colegio Misericordia, ya que la pareja de la víctima no les informó lo que había pasado. El sospechoso, también docente, llamó en la noche del miércoles 28 de julio al 911 para dar aviso que su pareja había intentado suicidarse en el departamento que compartían en las inmediaciones de Ayacucho, entre avenida Pellegrini y Cochabamba, según su versión. Una ambulancia del Sies la trasladó al Heca y allí quedó en la UTI.

El 1 de agosto Carlos M., a quien se lo interrogó y mostró una serie de inconsistencias en el relato de los hechos, fue imputado por el intento de femicidio. La imputación fue formulada por la fiscal de Homicidios Gisela Paolicelli quien además le achacó la tenencia indebida de un arma. En ese marco el juez de primera instancia Gonzalo López Quintana dictó 90 días de prisión preventiva, que finalizan el 28 de octubre.

>>Leer más: Movilización en reclamo de justicia por la "seño Noe", la docente prendida fuego por su pareja

Natalia aseguró que “los fiscales nos dicen que están buscando pruebas y llegaron muchas denuncias sobre la violencia y el mal trato de este hombre tanto en su trabajo como en su vida fuera de la oficina”.

Pero el caso de Noelia podría haberse perdido entre tantos similares o haber sido tomado como un intento de suicidio tal como el acusado lo dio a conocer. Sin embargo, para la familia de la víctima se convirtió en la peor confirmación posible sobre las sospechas que tenían desde hacía un año y medio, cuando a comienzos de 2020 la docente se mudó junto con su hija de 11 años a la casa de Carlos.

La relación con el docente había comenzado meses antes y significó un abrupto corte de las relaciones entre Noelia y sus parientes. “Vivíamos juntas y éramos muy unidas. Pero cuando ella se mudó con él dejamos de tener contacto. Intentamos comunicarnos durante este tiempo pero nunca pudimos”, contó a este diario Natalia, a quien Carlos siempre le pareció una persona violenta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario