POLICIALES

Quedó preso acusado de haberle prendido fuego a su pareja

Un docente de 48 años fue imputado de un intento de femicidio ocurrido la semana pasada en Ayacucho al 1700. El había dicho que la mujer se había querido suicidar. Le dieron prisión preventiva por 90 días

Domingo 01 de Agosto de 2021

Un docente de 48 años fue imputado el domingo a la mañana por el intento de femicidio de su pareja, una maestra de 40 años internada desde el miércoles pasado en grave estado producto de una serie de quemaduras al parecer sufridas en el marco de una relación de violencia de género. La imputación fue formulada por la fiscal de Homicidios Gisela Paolicelli quien además le achacó la tenencia indebida de un arma. En ese marco el juez de primera instancia Gonzalo López Quintana dictó 90 días de prisión preventiva para Carlos O.

En tanto, anoche al cierre de esta edición Noelia, tal el nombre de la víctima, continuaba internada en el Hospital de Emergencia Clemente Alvarez (Heca) con quemaduras en brazos, piernas, rostro y sectores del pecho. Según señalaron a este diario desde la familia de la mujer, su vida corre peligro ya que tiene las vías respiratorias afectadas y el pronóstico es reservado mientras siga con respiración asistida.

Además los familiares adelantaron este lunes, a partir de las 19, realizarán una actividad frente al hospital de avenida Pellegrini al 3200 en reclamo de la aplicación de un protocolo para estos casos de violencia de género ya que recién pudieron enterarse de la situación al día siguiente y a partir de un llamado telefónico de la escuela donde trabaja la víctima porque la pareja de ésta no les había dicho nada.

El contexto de una relación

Noelia fue internada la noche del pasado miércoles 28 de julio luego de que Carlos llamara al 911 para avisar que ella había intentado suicidarse en la vivienda que compartían, en Ayacucho al 1700. Desde allí la mujer fue trasladada al Heca, donde quedó internada. En función de los dichos de su pareja, las actuaciones pasaron a la Fiscalía de Homicidios Culposos.

Pero el caso de Noelia podría haberse perdido entre tantos similares o haber sido tomado como un intento de suicidio tal como el acusado lo dio a conocer. Sin embargo, para la familia de la víctima se convirtió en la peor confirmación posible sobre las sospechas que tenían desde hacía un año y medio, cuando a comienzos de 2020 la docente de la escuela Misericordia se mudó junto con su hija de 11 años a la casa de Carlos O.

La relación con el docente había comenzado meses antes y significó un abrupto corte de las relaciones entre Noelia y sus parientes. “Vivíamos juntas y éramos muy unidas. Pero cuando ella se mudó con él dejamos de tener contacto. Intentamos comunicarnos durante este tiempo pero nunca pudimos”, contó a este diario Natalia, una hermana de Noelia a quien Carlos siempre le pareció una persona violenta.

La falta de relación llega al punto de que el hombre no le avisó a la familia de Noelia que estaba internada. “El jueves me llamaron de la escuela donde trabaja mi hermana para decirme que estaba internada con quemaduras”, recordó Natalia sobre un llamado que le dio a entender que Noelia podría haber sido agredida.

>>Leer más: Intento de femicidio: una docente sufrió quemaduras al ser atacada por su pareja

Entonces asomó una doble preocupación: una por el estado de salud de la docente y la otra por quién se haría cargo de su hija en esa situación.

Natalia logró comunicarse con Carlos y éste le dijo que Noelia había sufrido “un incidente menor” y esa era la razón por la que estaba internada. Además alegó que en virtud de una unión civil con Noelia, la hija de ella podría quedarse con él. Luego de esa conversación, y en virtud de la asistencia y orientación de organizaciones de mujeres contra la violencia de género, la familia de la víctima se abocó a denunciar sus sospechas contra el marido de la mujer y recuperar la tenencia de la hija.

En ese marco los primeros datos de la investigación indicaba que las lesiones no parecían haber sido autoinflingidas. A eso se sumaban lesiones compatibles con quemaduras en las manos del sospechoso, cuyo testimonio comenzaba a mostrar contradicciones. Así, mientras la hija de Noelia era restituida a su familia la investigación pasaba a la Fiscalía de Homicidios Dolosos que puso a Carlos O. en la mira.

En ese contexto la fiscal Paolicelli ordenó la detención del sospechoso, que fue apresado el viernes al mediodía en la vivienda que compartía con la víctima. Al allanar el domicilio se encontró un arma de fuego de uso prohibido calibre 22 corto, tres cartuchos del mismo calibre una vaina servida calibre 22.

Indicios e inconsistencias

Ayer a la mañana Paolicelli imputó a Carlos O. como autor de una tentativa de homicidio agravado por violencia de género y la tenencia ilegal del arma incautada en la casa de Ayacucho al 1700. Según la acusación formulada por la fiscal, alrededor de las 23.30 del miércoles pasado Carlos y Noelia mantuvieron una discusión luego de la cual el hombre le causó a su pareja “lesiones térmicas de gravedad en distintas partes del cuerpo”.

Fuentes judiciales indicaron al respecto que hay indicios que dan cuenta de una relación en contexto de violencia de género a partir de testimonios recabados de distintas fuentes de información. A esas y otras evidencias se agregaron “inconsistencias en el testimonio del imputado” que permitieron formular la imputación y el pedido de prisión preventiva admitido por el juez.

No obstante, los voceros consultados señalaron que la investigación lleva muy pocos días y todavía hay muchas medidas para llevar adelante, especialmente para establecer la mecánica del hecho.

En tanto, con Carlos O. detenido en principio hasta el próximo 28 de octubre, la familia de Noelia no cesará con su pedido para que se esclarezca lo sucedido. En ese marco, y junto con varias organizaciones de mujeres que brindan su apoyo y asesoramiento, convocan para hoy a las 19 a una actividad frente al Heca “con una vela y un mensaje para mandarle la mejor energía a Noe junto con el reclamo de justicia”.

“En este caso se empezó muy mal. Parece mentira que a esta altura de 2021 una mujer ingrese a un hospital con las quemaduras que sufrió mi hermana y a nadie se le ocurra dudar de lo que dice el marido. Además me resultó muy difícil que me informaran sobre lo que había pasado, me respondían sobre otros casos, me decían que esperara y hay cosas para las cuales no se puede esperar. Es necesario que se apliquen protocolos en estos casos y vamos a reclamarlo”, adelantó Natalia sobre la convocatoria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario