POLICIALES

Condenan a ex jefe policial por recibir coimas del juego clandestino

En 2017 se realizaron 19 allanamientos en el departamento Las Colonias y cayeron presas 12 personas, entre ellas dos policías.

Miércoles 24 de Febrero de 2021

Un ex subjefe de la Unidad Regional XI de la policía santafesina con asiento en la ciudad de Esperanza, en el departamento Las Colonias, fue condenado en el marco de un juicio abreviado a 3 años de prisión condicional tras ser acusado de recibir coimas de locales de juego clandestino que funcionaban en su jurisdicción, principalmente en las localidades de Esperanza, Rafaela, Pilar y Recreo.

Se trata del comisario mayor retirado Dante Marcelo Giménez, quien en 2017, cuando se inició la investigación llevada adelante por las fiscales Mariela Jiménez y Laura Urquiza, era subjefe de la misma regional policial.

En junio de aquel año la entonces Policía de Investigaciones (PDI), hoy Agencia de Investigación Criminal (AIC) realizó 19 allanamientos que permitieron desarticular una red de juego clandestino en los cuales fueron apresadas 17 personas y doce de ellas quedarían vinculadas con la causa, entre ellas el propio Giménez.

>> Leer más: Dos policías fueron detenidos como parte de una banda dedicada al juego clandestino

Las fiscales investigaron los delitos de explotación, administración, operación y organización de juegos de azar sin la autorización correspondiente y cohecho. Pasados tres años y medio de los operativos, solo Andrés Sánchez y el policía Aldo Wettstein aguardan resolver su situación procesal mientras los otros diez, incluido ahora el ex comisario Giménez, fueron condenados a penas de ejecución condicional a través de procedimientos abreviados.

Giménez fue condenado como autor del delito de cohecho reiterado en seis casos a tres años de prisión en suspenso y además quedó inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos.

El ex jefe policial hizo su descargo durante la audiencia imputativa en el propio año 2017. Entonces explicó que cuando se hizo cargo de la subjefatura de la URXI en abril de ese año tomó la iniciativa de investigar el juego clandestino en Esperanza y la región. “Yo sabía lo que estaba haciendo, en todo momento me dediqué a combatir el delito”, explicó el ex policía. “Yo únicamente necesitaba lugar, monto y fecha para luego llevarle la investigación a la doctora Urquiza”, expuso. Y dijo que inició ciertas tareas de inteligencia con el otro agente policial implicado en la causa, Aldo Wettstein, quien se desempeñaba como numerario de la unidad y que además oficiaba como cocinero de la dependencia.

Las tareas investigativas se iniciaron en marzo de 2017 a partir de información que surgió en otra investigación. El fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti, precisó que se hicieron escuchas telefónicas, seguimientos e inspecciones hasta coronar el trabajo con los allanamientos. En esos operativos, dijeron las fiscales Jiménez y Urquiza, se incautaron “seis autos, máquinas tragamonedas, ruletas, armas de fuego que pertenecían a policías, teléfonos celulares, dinero en efectivo, cámaras de vigilancia, máquinas contadoras de billetes y documentación de interés que sirvió para la investigación”.

Con relación a los policías detenidos, las fiscales explicaron en aquel momento que estaban siendo investigados por la presunta comisión del delito de cohecho, es decir, “por el amparo a la actividad ilegal a cambio de dinero”. En tal sentido, precisaron que “algunos de los locales allanados estaban habilitados como cíber y salas videojuegos”.

Del total de allanamientos realizados diez fueron en Esperanza, cinco en Pilar, dos en Rafaela y dos en la localidad de Recreo. Tras los juicios abreviados, los condenados fueron recuperando la libertad haciéndose cargo de los delitos debido a que recibieron penas en suspenso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario