Policiales

Condenan a cuatro jóvenes por matar en la cárcel a Rubén "Tubi" Segovia

Aceptaron penas de entre 20 y 25 años por el crimen ocurrido en abril del año pasado en el pabellón que compartían en el penal de Coronda.

Viernes 23 de Agosto de 2019

Cuatro jóvenes oriundos de Rosario que se encuentran presos en la cárcel de Coronda fueron condenados a penas de entre 20 y 25 años de prisión por el asesinato de Rubén Ariel "Tubi" Segovia, brutalmente apuñalado y estrangulado en una celda de ese penal el 24 de abril del año pasado. Los acusados habían aceptado un mes atrás su participación en el hecho mediante un procedimiento abreviado acordado entre la fiscalía y las defensas que finalmente fue homologado por un tribunal de la ciudad de Santa Fe integrado por los jueces de primera instancia Jorge Patrizi, José Luis García Troiano y Eduardo Pocoví.

La novedad fue dada a conocer ayer por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) que confirmó las condenas para Kevin Javier Duarte, de 23 años; Juan Manuel Almada, de 24; Pablo Nicolás Caminos, de 23, y Horacio Enrique Benaventos, de 26. Asimismo, se precisó que Duarte y Almada fueron sentenciados a 20 años de prisión mientras que Caminos aceptó una pena de 24 años y Benaventos recibió 25 años de cárcel.

"En los cuatro casos, la condena es por la coautoría del delito de homicidio doloso simple", sostuvo el fiscal de Coronda Marcelo Nessier, quien tuvo a su cargo la investigación y que en mayo del año pasado había imputado a los cuatro como coautores de "homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Pabellón 8

Tubi Segovia tenía 29 años cuando fue asesinado la tarde del martes 24 de abril de 2018 en la celda 27, ubicada en planta alta del ala norte del pabellón 8 de Coronda. Si bien llevaba 16 meses preso, había sido trasladado allí a principios de ese año luego de que se lo detectara ordenando actividades delictivas tras las rejas. Por ejemplo, ya había sido imputado de instigar tres homicidios tras las rejas, así como actividades de narcomenudeo.

El Servicio Penitenciario (SP) santafesino había dispuesto que Segovia se alojara en una celda de aislamiento, por cuestiones de seguridad. Sin embargo el 14 de marzo, merced a una orden judicial, se lo transfirió al pabellón 8 a pedido de él mismo, ya que allí se encontraría con gente de su confianza. Es que, hasta su asesinato, Tubi era considerado un importante aliado del grupo que encabezaban Alexis y Fernando Andrés "Andy" Caminos, hijo y sobrino del asesinado ex jefe de la barra brava de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos.

Segovia estuvo 40 días entre gente en la cual confiaba. En ese lapso no hubo hechos de violencia que pudieran dar cuenta de un final como el que tuvo.

"Los cuatro condenados ingresaron a la celda 27 y con armas blancas le provocaron un total de 36 heridas punzocortantes en el cuerpo, más específicamente en el área del cuello", detalló ayer Nessier, para agregar: "Mientras algunos de los condenados lo agredían con armas blancas, otros lo estrangulaban".

El fiscal remarcó que el homicidio de Segovia "fue cometido con frialdad y con la más absoluta indiferencia por las eventuales consecuencias de su accionar", conducta que para Nessier "muestra a todas luces la indiferencia de los cuatro por la vida de los semejantes".

Filmaciones

Los condenados fueron captados por cámaras de vigilancia que daban cuenta de los movimientos del patio y no registraban lo que ocurría adentro de las celdas. Sin embargo las imágenes permitieron identificar a los cuatro internos que ingresaron a la celda 27 minutos antes de que Segovia fuera hallado muerto en un charco de sangre.

Al momento de imputar, en mayo del año pasado, a los cuatro jóvenes que finalmente aceptaron la coautoría del crimen, Nessier detalló que los acusados —dos de ellos encapuchados— entraron a las 16.25 con una diferencia de 35 segundos entre el primero y el último. "Una vez adentro se aprovecharon del estado de indefensión de la víctima", remarcó entonces.

Las cintas alcanzaron a captar sombras o reflejos del ataque a puñaladas que culminó a las 16.29, cuando se vio a salir a los cuatro imputados de la celda. Según el informe preliminar de la autopsia Segovia tenía dos cables aferrados al cuello, por lo que se conjetura que uno de los cuatro lo estranguló.

Vínculos

Respecto de los condenados, al menos tres de ellos son considerados miembros de la banda encabezada por los descendientes de Pimpi Caminos: Almada, Duarte y Pablo Caminos. Al momento del crimen de Segovia estaban en Coronda con prisión preventiva por diversos episodios.

Asimismo el fiscal Nessier sostuvo que Duarte, Caminos y Benaventos tienen condenas previas por hechos que fueron juzgados en Rosario, por lo que las penas que les impusieron surgen de la unificación de esas sentencias.

En el caso de Duarte, por ejemplo, había sido apresado el 11 de febrero de 2018 frente a la cárcel. Había ido a acompañar a la mujer de Alexis y quedó detenido cuando hallaron en su poder una pistola Hi Power 9 milímetros. "El arma fue hallada en el piso de la parte trasera de un auto en el que estaba con otras personas en inmediaciones de la cárcel de Coronda, en la avenida Héctor López y la cortada Desvío Arijón", recordó el fiscal Nessier.

Por su parte, Pablo Caminos estaba en el penal corondino acusado del crimen de Andrés Farías, asesinado de varios balazos el 26 de diciembre de 2015 en inmediaciones de Biedma y Roullión, en la zona sudoeste de Rosario. En agosto del año pasado Caminos aceptó una condena a 15 años de prisión por ese homicidio.

Benaventos ya estaba condenado previamente por el asesinato de Lisandro Enrique, ultimado la noche del 9 de julio de 2014 en el cruce de Pineda y el pasaje 503. Si bien en primera instancia le dictaron una pena de 21 años, luego de la Cámara Penal la rebajó a 17.

Juanchi

Apodado "Juanchi", Almada todavía debe dar cuenta de otro homicidio: el de Mariela Miranda, la madre de los hermanos Alan y Ulises Funes cuyo asesinato el 11 de marzo de 2016 originó el sangriento enfrentamiento entre "Los Funes" y "Los Caminos" que regó de sangre y muerte la franja que va desde Tablada hasta los barrios Municipal, Parque del Mercado y otros complejos habitacionales de la zona sur.

En octubre pasado la fiscal Marisol Fabbro pidió para Almada 30 años de prisión como autor de los disparos que mataron a Miranda y 25 años para Alexis Caminos, acusado de manejar la moto desde la que tiró el homicida.

Además Juanchi está imputado de integrar una asociación ilícita dedicada a la usurpación de viviendas en el barrio Municipal, extorsiones, amenazas y robos a mano armada cuyo liderazgo desde la cárcel se le atribuyó, precisamente a Alexis.

tubi. Segovia estaba preso acusado de ordenar tres homicidios y manejar otros ilícitos tras las rejas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario