Policiales

Concesionaria baleada: "Me pidieron 25 mil dólares para dejarme trabajar tranquilo", contó el dueño

Omar Velázquez, el dueño del local ubicado en Rondeau al 4100, denunció que sufrió esa extorsión la semana pasada. "No sé si seguir abierto, cerrar o mudarme a otro lugar", dijo

Lunes 09 de Agosto de 2021

Omar Velázquez es el dueño de la concesionaria de autos Rosario Norte, de Rondeau al 4100, cuyo frente fue destrozado a balazos este domingo a la noche. El comerciante denunció que el ataque de anoche fue preanunciado con una extorsión lisa y llana.

En declaraciones a La Capital, Velázquez señaló: “Me llamaron la semana anterior y me dijeron que debía pagar si quería trabajar tranquilo, ya me pidieron plata hace unos meses y no quise pagar”.

El ataque se registró poco antes de las 22 de este domingo. Según las primeras informaciones, dos hombres en moto llegaron hasta el lugar y el que iba como acompañante desenfundó un arma y abrió fuego contra la vidriera de la concesionaria "Rosario Norte".

>> Leer más: Feroz ataque a balazos a una concesionaria de autos en Rondeu al 4100: murió una mujer

La balacera en sí no causó heridos, pero una mujer que estaba a unos 20 metros del lugar, esperando el colectivo, fue testigo del hecho y atemorizada por los disparos salió corriendo en busca de refugio. Y en ese esfuerzo sufrió una descompensación y falleció.

Conmovido por todo lo que ocurrió, el dueño de la concesionaria admitió: "Ahora no sé si seguir abierto, cerrar o trasladarme a otro lugar. El dinero inicial eran 25 mil dólares, que no tengo ni mucho menos, y no estoy ligado con ninguna persona a la que le haya vendido un auto y tenga problemas”, sostuvo Omar.

Por otro lado destacó que “ a muchos comerciantes y agencieros de la zona nos extorsionan, alguno se asustó y pagó, pero no se puede trabajar así, yo no pienso darle un peso a nadie”, remarcó.

Velázquez admitió que lo que más le preocupaba “es que hace dos meses que estoy con este problema. Es más, un auto al que identifiqué me sacó fotos del negocio, denuncié el hecho y no se hizo nada” aseguró.

"Nos piden dinero a cambio de protección, pero protección de qué. Es algo terrible. Tenemos que pagarles 25 mil dólares para que ellos mismos no nos agredan", agregó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario