Policiales

Con 21 años y breve historia delictual, está grave por cuatro balazos

Brian Adrián S. fue atacado en la zona de Benito Juárez y pasaje Médici. A él y a su hermano Lucas la policía los considera "tira tiros al mejor postor".

Viernes 06 de Septiembre de 2019

A Brian Adrián S. cuatro balazos lo colocaron a un paso de la muerte. Poco antes de la medianoche del martes el joven, de 21 años, fue atacado a tiros en inmediaciones de Benito Juárez y Médici, en el barrio La Bajada, cuando conducía su Honda Wave. Recibió tres impactos en tórax y el restante en el brazo izquierdo. En ese lugar quedaron diseminadas sobre el pavimento la moto y al menos cinco vainas servidas calibre 9 milímetros. La víctima del ataque fue trasladada por un vecino al hospital Roque Sáenz Peña y de allí por la gravedad de las heridas al Provincial, donde aún está internado.

Brian y su hermano "Lukita", de 17 años y preso en el Instituto para la Recuperación del Adolescente (Irar), son dos exponentes de una nueva generación de tira tiros de barrio Tablada. Una generación de pibes que parecen desechables, con egos inflados a la búsqueda de cartel en las bandas barriales.

A pesar de su corta edad, Brian y "Lukita" S. son habitúes de las crónicas policiales a partir de la constante mención de sus nombres y apodos hechas por testigos y vecinos de distintos escenarios de balaceras. Pibes jóvenes que han buscado consolidar un nombre a base de sangre, plomo y miedo intimidando, muchas veces al límite del homicidio, a cambio de un precio.

"Lukita" (como se reconoce a Lucas Iván S.) está detenido en el Irar desde el 18 de abril pasado por robos y una saga de tiroteos, entre ellos un doble homicidio y un asesinato que sacudieron Tablada. A disposición de la Justicia de Menores "Lukita" está siendo investigado por el doble crimen de los hermanos David Maximiliano y Juan Andrés Flores, ocurrido el 19 de enero pasado en Esmeralda al 3500; y el asesinato de Patricio Ariel Patiño, el 22 de enero en Gutiérrez al 200.

Con prontuario

De acuerdo a lo precisado por fuentes cercanas a la investigación Brian, su hermano mayor, tiene prontuario abierto engordado entre agosto de 2017 y febrero de 2019 por denuncias de lesiones contra su ex pareja, por circular en un vehículo con pedido de captura, robo, tenencia de arma de fuego y resistencia a la autoridad.

En febrero de 2018, en los albores de la intervención de agencias del Estado en los barrios Tablada, Fonavi zona sur, Parque del Mercado, Municipal y el de Lola Mora e Hipócrates, Brian Adrián S. fue detenido tras hallar en el parrillero de su casa de Chacabuco al 3500 una pistola calibre 22 y cuatro municiones del mismo calibre. En el techo de la vivienda, dentro de una bolsa con el escudo de Rosario Central, encontraron nueve proyectiles calibre 9 milímetros y otro calibre 22.

Al dictarle la prisión preventiva junto a cuatro personas más, el juez Héctor Núñez Cartelle dijo: "No podemos convalidar que la gente se defienda así porque entonces ésto es una guerra sin cuartel".

Algunos sindican a los hermanos como integrantes de la banda de bulevar Seguí. Otros los exponen como tira tiros al mejor postor. Siempre enfrentados a las huestes de los hermanos Lautaro y Alan Funes, quienes junto a Carlos "Pelo Duro" Fernández responden a la banda de René "El brujo" Ungaro.

El martes, pasadas las 22, Brian S. circulaba con su moto negra por Benito Juárez y Médici, a unas 15 cuadras de su casa. La fiscal Georgina Pairola analizaba ayer las circunstancias en las que fue herido ya que la víctima fue levantada de la escena del crimen por un vecino que lo llevó en su auto particular al hospital. La fiscal comisionó al médico forense para que evalúe la historia clínica y determine si Brian fue atacado de frente o por la espalda. En tanto, el muchacho continúa internado en estado delicado en el hospital Provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario