Policiales

Comienza el juicio oral a tres DJ's por la muerte de una diseñadora

Tres DJ's comenzarán a ser juzgados pasado mañana por la muerte por sobredosis de cocaína de una joven de 24 años, ocurrida en 2009 en el partido bonaerense de Vicente López.

Lunes 30 de Octubre de 2017

Tres DJ's comenzarán a ser juzgados pasado mañana por la muerte por sobredosis de cocaína de una joven de 24 años, ocurrida en 2009 en el partido bonaerense de Vicente López. Se trata de Lucio De Crocci, de 33 años y apodado "Loopcio"; Lucio Rossi, de 28, y Rodrigo Puente, de 29, todos ellos DJ's en fiestas electrónicas que serán juzgados por "abandono seguido de muerte" de Aldana Vanesa Raquel Salama, una diseñadora textil que además era docente en un templo judío.

Los tres acusados llegaron al juicio en libertad y, en base al delito que se les imputa, podrían recibir una pena de entre 5 y 15 años de prisión, según el artículo 106 del Código Penal. El tribunal está integrado por los jueces Lino Mirabelli, Julieta Makintach y Esteban Andrejin, mientras que la acusación será impulsada por el fiscal general adjunto de San Isidro, John Broyad, quien llevó a cabo la instrucción de la causa cuando era fiscal especializado en Drogas Ilícitas de Vicente López.

Por su parte el padre de la víctima, Andrés Salama, estará representado como particular damnificado por el abogado Edgardo Turale. Si bien en la causa no hay ninguna evidencia, el hombre aseguró que viajó a los Estados Unidos para investigar el tema y está convencido de que a su hija "la drogaron con GHB, la droga de la violación, y no quedaron residuos porque después de treinta minutos no quedan rastros en el cuerpo".

Los acusados, amigos entre sí, fueron sobreseídos tiempo atrás por la Cámara Penal de San Isidro que revocó la elevación a juicio. Pero ese fallo fue apelado por la fiscalía y revocado por el Tribunal de Casación Penal bonaerense que ordenó que el caso se dirima en un debate oral.

De madrugada

El hecho que se ventilará en el juicio ocurrió la madrugada del 19 de diciembre de 2009 en la casa de Rossi. Según el requerimiento de elevación a juicio del fiscal, los acusados "colocaron en situación de desamparo a la víctima, que estaba incapaz de valerse por sí misma pues poseía una intoxicación producida por una ingesta inusual de cocaína".

Según el fiscal, en vez de llamar a emergencias los imputados introdujeron a Aldana en un auto Honda Fit con el que "no se dirigieron a ningún centro asistencial, sino que circularon con destino incierto". Luego bajaron a la joven del vehículo, hicieron un llamado al 911 para luego, "con la víctima fallecida", dirigirse al Hospital Privado Modelo de Florida.

En el centro asistencial, Aldana fue recibida a las 2.10 por una médica que le hizo maniobras de resucitación pero finalmente declaró que llevaba fallecida de 30 a 40 minutos. Un forense concluyó tras la autopsia que Salama murió entre las 0 y la 1.30 de esa madrugada.

A criterio del fiscal, los acusados están comprometidos por una serie de elementos: por ejemplo, haber hecho un solo llamado al 911 en el que no informaron sobre el consumo de cocaína; que la víctima entró fallecida al hospital y que, en función de los tiempos y llamadas, "dejaron a la víctima durante 19 minutos sin atención médica". Además, el fiscal sostiene que "no fueron al hospital por miedo a ser denunciados ni a la comisaría ubicada en las inmediaciones" y que "todas sus acciones tendieron al ocultamiento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario