Policiales

Balearon en la puerta de su casa al jefe de Drogas Peligrosas de la Policía Federal

Néstor Roncaglia, está fuera de peligro tras tirotearse con delincuentes en la localidad bonaerense de Olivos, y los investigadores no descartan ninguna hipótesis, informaron hoy fuentes policiales.

Domingo 02 de Junio de 2013

Buenos Aires.- El jefe de Drogas  Peligrosas de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, fue baleado en  la puerta de su vivienda tras tirotearse con delincuentes en la  localidad bonaerense de Olivos, y los investigadores no descartan  ninguna hipótesis, informaron hoy fuentes policiales.
El comisario inspector se encontraba esta mañana internado en  la terapia intensiva del Hospital Churruca, en el barrio porteño de  Parque Patricios, aunque fuera de peligro.

“Esperemos que la Justicia pueda develar lo que pasó,  nosotros no descartamos ninguna hipótesis porque sería una  irresponsabilidad decir lo que pasó, pero estamos convencidos de  que no fue un asalto común”, dijo a la prensa el Secretario de  Seguridad de la Nación, Sergio Berni.
Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho ocurrió  anoche, alrededor de las 22, en la calle Olaguer y Feliú al 3000,  de Olivos, luego de que Roncaglia supervisó varios allanamientos  antidrogas.

El jefe policial arribó a su vivienda del partido de Vicente  López a bordo de su camioneta, la cual guardó en el garaje, cuando  observó la presencia de dos sospechosos y les dio la voz de “alto”.
Según las fuentes, los delincuentes efectuaron varios  disparos contra Roncaglia, quien repelió la agresión con su pistola  reglamentaria, por lo que hubo un intenso tiroteo que culminó  cuando recibió dos balazos, uno en el tórax y otro en una mano.

El comisario inspector fue trasladado de urgencia a un centro  asistencial de la zona, donde fue operado y luego derivado en un  helicóptero sanitario al Hospital Churruca, donde permanece  internado fuera de peligro.
En tanto, efectivos de la subcomisaría de la Loma de Roca y  de la Jefatura Departamental Conurbano Norte secuestraron 15 vainas  servidas como consecuencia del tiroteo, de las cuales 13 pertenecen  a la pistola calibre 9 milímetros utilizada por el jefe policial.

De acuerdo a los voceros, las otras dos vainas podrían ser de  un arma calibre .45 o 7.65, por lo que deberán ser peritadas para  determinarlo fehacientemente.
Por otra parte, un hombre ingresó baleado a un hospital de  Pilar, por lo que los investigadorres procuraban establecer si fue  herido durante el enfrentamiento.

Además, los pesquisas no descartaban hasta el momento ninguna  hipótesis, inclusive que haya sido un intento de robo o un ataque  de narcotraficantes.
El hecho es investigado por el fiscal Eduardo Rodríguez, a  cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Vicente López  Oeste, Departamento Judicial San Isidro.(Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario