Policiales

Atacan a tiros desde un auto la casa y el negocio del "Panadero" Ochoa

Los autores se movían en un VW Bora blanco que abandonaron tras chocar a pocas cuadras. El dueño de casa cumple pena por el crimen de "Pimpi" Caminos.

Miércoles 10 de Julio de 2019

La casa y el negocio del ex líder de la barra brava de Newell's Diego "Panadero" Ochoa fueron rociadas a balazos por desconocidos la madrugada de ayer. El ataque contra los dos lugares ubicados en Vera Mujica al 3800 fue perpetrado desde un automóvil en movimiento que quedó captado por una cámara de vigilancia pública. Hasta anoche no había nadie identificado por el atentado ni tampoco sus motivaciones, aunque el auto fue hallado chocado a pocas cuadras de allí.

Ochoa está detenido en la cárcel de Piñero desde febrero de 2017 luego de ser condenado por el juez Edgardo Fertitta a 11 años de prisión al considerarlo instigador del homicidio de quien lo precedió en la conducción del paravalanchas leproso, Roberto "Pimpi" Caminos. Y ahora espera juicio por el homicidio de Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, causa en la que está procesado como autor ideológico.

Hace once años

Este es el segundo ataque a balazos que se produce contra el negocio de la familia de Ochoa. El 13 de noviembre de 2008 la fachada del almacén fue acribillada con 16 disparos de calibre 9 milímetros. Una de esas balas se incrustó en la columna vertebral de Mariano Vaccaro, cuñado del "Panadero", lesionándole la médula espinal, lo que lo dejó cuadripléjico, en un hecho que quedó impune (ver aparte).

El llamado dando cuenta del ataque fue a la 0.20 de ayer a la Fiscalía de Flagrancia. Según el aviso, al menos dos personas que se movilizaban en un Volkswagen Bora blanco realizaron repetidos disparos contra la fachada de una casa ubicada en Vera Mujica 3850. Diez minutos después, un vehículo que respondía a las características que los testigos dieron sobre al auto del cual partieron los tiros, chocó en la zona de Biedma y San Nicolás. Sus dos ocupantes huyeron a pie tras la colisión y el auto quedó sobre la vereda con sus puertas abiertas y sin ocupantes.

Los investigadores hallaron detrás del asiento del conductor una vaina servida, otra más sobre la vereda detrás del auto, cómo también un cartucho aparentemente intacto a diez metros apróximadamente, todo lo que fue enviado a peritar. El vehículo tenía pedido de captura por haber sido robado en la zona de Capitán Bermúdez y llevaba la patente sustraída de otro vehículo, aunque el auto del que esa chapa es originaria es también un VW Bora blanco.

El frente de la casa tenía cuatro orificios de bala, en tanto el local comercial también recibió impactos. Al llegar la policía al lugar, una mujer identificada como Hilda P., exhibió a los efectivos una de las vainas servidas con las que atacaron su domicilio.

El fiscal actuante, Matías Edery, comisionó al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) y solicitó el relevamiento de cámaras y toma de testimonios, levantamiento de rastros y planimetría. En principio quedó establecido que cuando los ocupantes del auto tuvieron la colisión que los obligó a abandonarlo, la cámara pública que hay en el lugar dio un giro que impidió captarlos.

El juicio pendiente

El incidente se produce cuando está cercana a la fijación de la audiencia preliminar del juicio contra Ochoa por el homicidio de "Quemadito" Rodríguez. En realidad le atribuyen ser el ideólogo de dos delitos.

El primero fue el ataque de diez tiros que obligó a Rodríguez a caminar con muletas. El otro, perpetrado nueve días después, fue la ejecución que le quitó la vida en plena tarde en Corrientes y Pellegrini, donde estaba viviendo. Eso pasó el 5 de febrero de 2013.

Según la ex jueza Alejandra Rodenas, que lo procesó hace dos años, "Panadero" tenía un motivo público de enemistad contra "Quemadito": fue el intento de una facción de la barra brava que hasta entonces estaba bajo su liderazgo de reemplazarlo, destronándolo a golpes en medio de un partido disputado en el Coloso del Parque el 4 de septiembre de 2010. Esa refriega contra Ochoa la encabezaron Matías Pera, "Quemadito" Rodríguez y su padre Sergio "Quemado" Rodríguez, quien está condenado a 32 años de prisión por la ejecución del triple crimen de villa Moreno.

El triste resultado de un atentado previo

El 13 de noviembre de 2009 a la tarde Mariano Vaccaro, de 27 años, cortaba fiambre en la panadería de Vera Mujica al 3800. Era el novio de la hermana de Diego Ochoa y convivía con ella hacía un año. En ese momento una ráfaga de disparos dio contra el frente. Una de las balas se incrustó entre las quinta y sexta vértebras cervicales de Mariano lesionando su médula espinal y dejándolo inmóvil del cuello hacia abajo. En esos días se empezaba a conocer que Ochoa sonaba como sucesor de Roberto “Pimpi” Camino, entonces jefe de la barra de Newell’s, si Eduardo López perdía las elecciones, como ocurrió un mes después del ataque. “Yo no tengo noción si lo que me pasó tiene que ver con eso”, dijo Mariano a este diario por esos días. “Pero otra explicación tampoco tengo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario