Policiales

Arrestaron otra vez a una hermana de "Monchi Cantero"

Romina Machuca está condenada por un robo calificado, pero la pena no está firme. Ayer la llevaron presa buscando un arma de fuego

Domingo 24 de Diciembre de 2017

Una brigada de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo durante la madrugada del sábado a Romina Machuca, de 29 años y hermana menor de Ramón Ezequiel Machuca, conocido como "Monchi Cantero", quien está siendo juzgado como uno de los líderes de la banda de Los Monos. La joven fue arrestada en su casa de Humberto Primo al 5700, en la zona noroeste de la ciudad, donde cumple arresto domiciliario tras ser condenada por un robo calificado aunque la pena no está firme. El fiscal de Flagrancia en turno, Emiliano Ehret, ordenó el allanamiento de la vivienda en procura de un arma de fuego que la joven habría utilizado en un robo calificado que se investiga.

   Durante el allanamiento la policía incautó tres cartuchos de escopetas, tres balas calibre 22, cuatro balas calibre 9 milímetros y un teléfono celular, además de 74 pesos en una billetera, una faca de 12 centímetros de hoja, lentes de sol, una bolsa de nailon con 150 pesos y la tarjeta verde de una moto Honda.

   El fiscal ordenó que Machuca permaneciera detenida pero el mediodía de ayer dispuso su libertad. Tras ello volvió a su casa donde cumple la prisión domiciliaria tras ser condenada a 7 años y 10 meses de prisión como coautora del robo calificado en una casa de telefonía de Mendoza al 5000.

   El juicio a la hermana de "Monchi Cantero" se inició el 27 de noviembre y estuvo a cargo del juez Gustavo Pérez de Urrechu, mientras que la acusación corrió por cuenta del fiscal Carlos Covani; y la defensa oficial de César Pablo Ceragioli. En su alegato el fiscal argumentó que la mujer robó del lugar 6 mil pesos en efectivo, otros 2 mil que el comerciante tenía en la billetera, tarjetas de crédito, ocho teléfonos en reparación y seis nuevos, así como objetos personales.

   La mujer está con prisión domiciliaria hasta que la Cámara falle sobre la apelación a la resolución de primera instancia y se logre una condena definitiva a la que se deberá sumar otra que le impusieron en 2015 a 8 meses de prisión por usurpación de vivienda y portación de arma.

   Mientras cursa la prisión domiciliaria, a Machuca también se la vinculó a una banda que cometía escruches y entraderas y que fue desarticulada en abril de 2016. En la pesquisa se supo que tuvo contactó telefónico con el jefe del grupo.

   Al solicitar el pedido de elevación a juicio, el fiscal Covani adelantó la pretensión punitiva de 9 años de prisión, encontrando como atenuantes que Machuca no ejerció violencia física sobre las personas ni aún cuando fue retenida por los vecinos, su juventud y su escaso nivel educativo. Pero como agravante tenía la condena previa y por ello solicitó una pena unificada de 9 años y 8 meses de prisión, algo más que la finalmente impuesta que, unificada se eleva a 7 años y 10 meses de cárcel

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario