Policiales

Acusarán a tres chinos detenidos con armas ante un súper de esa comunidad

Miércoles 27 de Diciembre de 2017

Tres ciudadanos chinos serán imputados hoy por el fiscal Fernando Dalmau, de la unidad Investigación y Juicio, luego de ser detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico al filo de la medianoche de Navidad en inmediaciones de Amenábar y Pueyrredón. Los acusados circulaban en un auto con una patente apócrifa que llamó la atención de vecinos del barrio Jorge Cura, quienes llamaron a la central del 911. Al ser revisado el vehículo los policías encontraron un revólver Colt calibre 38 con tres proyectiles en su tambor, una cuchilla de 20 centímetros de hoja, tres pasamontañas, dos antifaces negros de los que se utilizan para dormir, guantes de látex y precintos plásticos. En el baúl llevaban las patentes que correspondían al vehículo en cuestión. Uno de los detenidos figura como víctima de un hecho de extorsión en un supermercado de Pueblo Esther en mayo de 2016.

Tres en un auto

El lunes alrededor de las 23.30 un vecino de las inmediaciones de Amenábar y Pueyrredón llamó a la central del 911 alertando que en un Fiat Palio color gris que estaba estacionado aguardaban tres ciudadanos chinos en cercanías de un supermercado regenteados por orientales. Al divisar la camioneta del Comando que fuera comisionada el Palio gris intentó emprender la fuga pero, según explicó ayer en rueda de prensa el jefe de la policía rosarina, Marcelo Villanúa, "fueron rápidamente detenidos". Lo primero que llamó la atención de los policías fue que al solicitar información sobre la patente del Palio les indicaron que el dominio correspondía a un Peugeot 307 que no tenía infracciones de tránsito. Al abrir el baúl se encontraron con el juego de chapas que pertenecían al Fiat detenido.

Al revisar el vehículo los efectivos los policías encontraron un revólver Colt calibre 38 Special con 3 proyectiles en su tambor; una cuchilla de 20 centímetros de hoja con mango de color blanco; 3 pasamontañas; 3 pares de guantes de látex; 5 precintos plásticos y 2 antifaces de color negro de los que se utilizan para dormir. Todos estos elementos estaban ubicados debajo de los asientos delanteros. Además incautaron los IPhones de los tres orientales.

Los detenidos fueron identificados como Li Jan Hui, de 27 años; Li Huang, de 29; y Gu Zhi Ging, de 30. Todos dieron como domicilio una vivienda ubicada en barrio Martín. Al ser consultados respecto a qué estaban haciendo en el lugar, se refugiaron en los vericuetos idiomáticos. Todos fueron trasladados a la comisaría 5ª. El primero de los mencionados figura como víctima de un hecho de extorsión en mayo de 2016 cuando el supermercado que regenteaba en la localidad de Pueblo Esther fue atacado con una granada de gas lacrimógeno. Por aquellos días se indicó que el ataque se había producido ante la negativa del dueño de pagar 50 mil dólares por mes "a cambio de protección".

Otro detalle que llamó la atención de los pesquisas es que los tres chinos tenían surcadas sus espaldas por tatuajes de dragones. En el contexto de la presentación del operativo de seguridad de verano en toda la provincia de Santa Fe, el comisario Villanúa indicó en rueda de prensa que se abrió una investigación en torno a la detención de los ciudadanos chinos y que se consultó a la oficina local de Migraciones para conocer el estatus que tienen en el país los detenidos. La causa contra los tres chinos quedó en manos del fiscal Dalmau, quien hoy los imputará en principio por el delito de portación ilegal de arma de fuego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario