Pandemia

Villa Gesell celebra la vuelta de bares y gimnasios y espera al turismo en el verano

Comerciantes y vecinos expresaron "alivio y felicidad" por la apertura de bares, restaurantes y gimnasios luego de 21 días sin nuevos casos de coronavirus.

Domingo 21 de Junio de 2020

Comerciantes y vecinos de la localidad balnearia de Villa Gesell expresaron “alivio y felicidad” por la apertura de bares, restaurantes y gimnasios luego de 21 días sin nuevos casos de coronavirus, lo que permitió el ingreso a la Fase 5 habilitada por una ordenanza municipal.

    En tanto, el intendente Gustavo Barrera señaló a Télam que “estamos en un momento dónde hay mayor circulación del virus y estamos llegando a un pico de contagio; así que en esta fase no hay que relajarse” y resaltó que trabaja con el área de Turismo “previendo que la pandemia pueda afectar la temporada alta”, el próximo verano.

    “Fue un alivio volver a abrir las puertas para que los clientes ingresen a tomar un café pero muchos comerciantes no quisieron hacerlo porque implica un costo ya que tienen que comparar mercadería y no les rinde”, aseguró a Télam Guillermo, dueño de la franquicia de una reconocida cafetería.

    Los restaurantes y bares sobre la avenida 3, en pleno centro de la localidad costera ubicada a 430 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, se abrieron el martes cuando el decreto municipal 1363/20 habilitó el servicio de comidas y bebidas para consumo en locales gastronómicos y las actividades culturales (transmisión remota y grabación de shows), lo que colocó a la localidad en la Fase 5 de la cuarentena.

    “Se perdió mucha plata por no poder trabajar durante los fines de semana largo”, dijo Guillermo, que sin embargo reconoció que la temporada de verano “fue muy buena. Ahora la gente pedía venir a los bares y cafeterías”.

    De acuerdo al protocolo vigente, los locales deben tener una alfombra sanitizante, alcohol en gel, alcohol rebajado en agua y los clientes tienen que mantener una distancia de un metro y medio, además de no poder superar las cuatro personas por mesa.

    Yamila, encargada de un bar céntrico, contó a Télam que tuvo que remodelar la cocina para contar con más espacio y eso la obligó a reacondicionar el salón. “Abrimos en enero y tuvimos que volver a acomodarnos. Por suerte cuando se permitió el ”take away” vendimos bastante, más que ahora”, sostuvo y agregó: “Queríamos volver a trabajar y fue un alivio hacerlo”.

    La mujer expresó que por el día del padre que se festeja mañana sumó a su servicio la venta de picadas y desayunos “con la finalidad de tener otro ingreso”.

    Por su parte, Titi, Miguel y Dani, tres amigos que comparten hace 45 años una mesa en la tradicional confitería “Cachavacha” aseguraron que estaban “contando los minutos” para volver a compartir un café.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS