Pandemia

Uruguay, en alerta: cierran las fronteras por la expansión del coronavirus

El presidente Luis Lacalle Pou anunció el cierre de las fronteras desde el 21 del corriente mes hasta el 10 de enero del año próximo.

Jueves 17 de Diciembre de 2020

El presidente Luis Lacalle Pou anunció medidas duras para tratar de frenar la expansión de coronavirus: prohibió el ingreso al país incluso de uruguayos que viven en el exterior y llegan para las fiestas de fin de año. Esta determinación regirá entre el 21 de diciembre mes hasta el 10 de enero, con excepciones para quienes tienen comprados pasajes y para el transporte de cargas.

El mandatario dijo que no se consideró disponer "una cuarentena obligatoria" porque "defiende a capa y espada el concepto de libertad responsable".

El plan anti Covid-19 incluye una ley que reglamente la Constitución de la República para evitar reuniones presenciales, para lo cual habrá sesiones extraordinarias de Senado y Diputados durante la jornada de mañana.

El artículo 38 de la Constitución establece que "queda garantido el derecho de reunión pacífica y sin armas" y que eso "no podrá ser desconocido por ninguna autoridad de la República sino en virtud de una ley, y solamente en cuanto se oponga a la salud, la seguridad y el orden públicos". También habrá multas por no usar tapabocas.

El gobierno dispuso, además, suspender todos los espectáculos públicos, paralizar actividades presenciales en el Estado, pasar a los funcionarios públicos a régimen de teletrabajo o similar, instar al sector privado a que haga lo mismo y fijar un aforo máximo de 50% en el transporte público, a la vez que subsidiar a las empresas.

Embed

Varias de estas medidas son de aplicación desde el 21 de diciembre al 10 de enero, por lo que el partido que jugará esta noche River Plate ante Nacional se disputará tal cual está previsto.

Para las "compras por las fiestas" establecerán "extensión de horarios de todos los comercios" para "bajar sensiblemente el aforo" de permanencia en los centros comerciales. También coordinarán protocolos para "las ferias tradicionales" de venta de ropa y regalos.

El gobierno permitirá "reanudar actividad en gimnasios con límites de participantes y estimular a que lo hagan en espacios públicos", mientras que los restaurantes y bares deben cerrar a la medianoche.

Con carácter de "recomendación" a las familias, el gobierno promueve "celebraciones" tipo "burbujas" y que las fiestas de fin de año sean con "un máximo de 10 personas".

Cifras que alertan y preocupan

El científico Fernando Paganini explicó que Uruguay experimentó un cambio de fase en noviembre cuando transitó hacia una fase de crecimiento exponencial de la enfermedad, que ahora "los casos con nexo desconocido aumentaron 30%", y eso complica la "detección de contactos, rastreo, testeo y aislamiento".

Y agregó que "de mantenerse la tendencia, a fin de año podrían registrarse 1.200 casos diarios y ocuparse unas 120 camas de centros de terapia intensiva (CTI)".

A fin de agosto había 142 casos, lo que fue en aumento para quedar en 207 a fin de septiembre. Luego pasó a 506 al cierre de octubre y a 1.423 a fin de noviembre, mientras que a mitad de diciembre ya supera los 3.600 casos.

Ayer se hicieron 7.410 test de análisis, que arrojaron 476 nuevos casos de coronavirus. Desde que se declaró la emergencia sanitaria, el 13 de marzo, procesaron 528.583 tests, que dieron 10.893 casos positivos, de los cuales 7.142 ya se recuperaron, 102 murieron y 3.649 son casos activos, es decir, personas que están cursando la enfermedad, 44 de ellas se encuentra en cuidados intensivos.

https://twitter.com/compresidencia/status/1339334967835422723

Radi destacó que "Uruguay no perdió aún el control definitivo de la pandemia. Según dijo, "ganó tiempo, salvó vidas y evitó contagios", y que por eso no se puede "comprometer lo logrado".

También Radi alertó que Uruguay pasó "de una etapa con brotes a una fase evolutiva", y que en la zona metropolitana de Montevideo comienza a registrarse "una circulación comunitaria del virus".

Y dio un dato fuerte: "Más del 99% de la población uruguaya es susceptible de contagios", de acuerdo al "modelo de transmisión de enfermedad contagiosa Seir" (Susceptibles, Expuestos, Infectados y Recuperados). "En Uruguay, prácticamente todos somos susceptibles, porque si hemos tenido 10.000 casos significa un 0,3% de la población y si pensamos que puede duplicarse esa cifra por asintomáticos no diagnosticados llegamos a 20.000, o sea 0,6% de la población", explicó.

Henry Cohen informó que Montevideo es el epicentro de la pandemia, con brotes que provienen principalmente, 25% cada uno, de los ámbitos intrafamiliar, laboral, educativo, de residencias de ancianos y de actividades vinculadas a clubes, eventos sociales y centros de salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS