Pandemia

La Casa de la Moneda suspendió la impresión por 25 empleados positivos

En una de las dos plantas que posee la Casa de la Moneda en Buenos Aires, por segunda vez en un mes, tuvieron que suspender la actividad durante tres días por casos de coronavirus.

Sábado 04 de Julio de 2020

En una de las dos plantas que posee la Casa de la Moneda en Buenos Aires, por segunda vez en un mes, tuvieron que suspender la actividad durante tres días por casos de coronavirus.

Hasta ayer se contaron 25 casos de Covid-19 entre los empleados de la planta de Don Torcuato (partido de Tigre) donde a la vez se esperan los resultados de los testeos a 140 trabajadores.

A la fábrica de hacer los billetes que solicita el gobierno nacional el paciente cero llegó en colectivo, según la información que brindó ayer la web de Clarín. Compartió el viaje desde su casa con un montón de gente en un espacio cerrado y se infectó.

La Casa de la Moneda tiene dos sedes: la histórica en avenida Antártida Argentina de la ciudad de Buenos Aires y la nueva, donde funcionaba la empresa Ciccone Calcográfica, expropiada por el ex ministro Amado Boudou.

Por el ritmo de la emisión monetaria, ambas funcionan durante las 24 horas con tres turnos de ocho horas.

En la planta ex Ciccone donde llegó el virus hubo un cambio de reglas: ahora a los trabajadores que no tienen auto se les paga un taxi o un remise para llegar. Nadie más puede llegar en transporte público.

De aquel primer infectado rápidamente pasaron a siete. Fue entonces cuando apagaron tres días las máquinas por primera vez. Hubo desinfección, instalación de tubos con rayos ultravioletas y preocupación. Volvieron a trabajar hasta el viernes de la semana pasada cuando la fábrica volvió a pararse: esta vez los casos se multiplicaron, testearon a sus 140 empleados y detectaron 25 positivos, pero faltan otros resultados. Mientras tanto, la planta retomó la actividad en dosis mínimas.

El 7 de mayo asumió -en plena cuarentena- como presidente de la Casa de la Moneda, Rodolfo Gabrielli

Tucumán

Un proyecto de ley que impulsa el cierre de los límites de Tucumán por 60 días será tratado el próximo martes por la Legislatura de esa provincia y tiene como finalidad "proteger" a los ciudadanos que "hacen un gran esfuerzo para cuidarse" desde que empezó el aislamiento social preventivo y obligatorio, sostienen los promotores de la iniciativa.

"Vamos a sancionar una ley en la que vamos a cerrar la frontera de la provincia", adelantó el vicegobernador Osvaldo Jaldo, aunque aclaró que los ministerios de Salud y de Seguridad, que están afectados a los controles limítrofes, quedarán habilitados a dictar excepciones a la prohibición de acceso.

El vicegobernador tucumano fundamentó la decisión de avanzar con la restricción al destacar que hasta el momento no hay circulación comunitaria del virus en el territorio provincial. "Los ciudadanos de otras jurisdicciones tienen derecho a ingresar a Tucumán. Pero los casos que tenemos han sido importados", justificó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario