PANDEMIA

El sector gastronómico reclama "controles más firmes" para las reuniones sociales que están prohibidas

Alejando Pastore, referente del Paseo Pellegrini, da por hecho que continuarán las restricciones para bares y restaurantes, actividad que, a su criterio, no incide en el aumento de contagios.

Viernes 18 de Septiembre de 2020

Los representantes del sector gastronómico de Rosario descuentan que seguirán las restricciones y no habrá aperturas a partir de mañana. Lo consideran así porque las autoridades sanitarias no discutieron nuevos protocolos para la actividad. Esta situación genera inquietud entre los dueños de bares y restaurantes.

Alejandro Pastore, referente del Paseo Pellegrini, le pidió al Estado “más controles y reiteró que la actividad “no incide” en el incremento de casos de coronavirus “como lo demuestran los números de los últimos días”.

El gobernador Omar Perotti anunciará hoy cómo sigue la cuarentena en los departamentos del sur provincial, especialmente en Rosario donde los casos de Covid-19 tuvieron un importante ascenso, y derivaron en una alta ocupación de camas en salas generales y en unidades de terapia intensiva.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Pastore señaló: “A menos de 24 horas de venzan las restricciones que se impuso el gobierno en el último decreto, no estamos discutiendo los pormenores de cómo sería el nuevo protocolo. La sensación que tengo es que la reapertura de locales no se dará, más allá de que la intención del municipio o la provincia sea así”.

>> Leer más: Perotti define cómo sigue la cuarentena condicionado por la crisis sanitaria

“Es evidente que la situación sanitaria lleva a evaluar otro tipo de medida de prevención. Entonces lo que pedimos es claridad, previsibilidad. Y en el caso de tener que continuar con medidas de restricción, le pedimos al Estado que establezca otro nivel de firmeza en el control de todos los sectores que no tienen protocolo”, afirmó el empresario gastronómico.

Asimismo, pidió controles más exhaustivos sobre las reuniones sociales, que actualmente están prohibidas y que de hecho se realizan en forma clandestina. “Está claro que generan el aumento de la curva de contagios", destacó Pastore, y añadió: "Hoy vamos a cumplir tres semanas sin gastronomía nocturna, dos semanas sin bares y restaurante en su totalidad, y la curva de contagios no disminuyó. Quedó de manifiesto que el gastronómico no era un sector que incidiera en el incremento de casos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario