Pandemia

El presidente consiguió el aval de los gobernadores para continuar la cuarentena

Lo anunciará hoy en Olivos y se extenderá hasta el 10 de mayo. No hay consenso total para habilitar la salida de los menores.

Viernes 24 de Abril de 2020

El presidente Alberto Fernández recibió ayer el aval de todos los gobernadores para prorrogar por tercera vez el aislamiento social, preventivo y obligatorio que se impuso en la Argentina el pasado 19 de marzo. Con ese respaldo en la mano, precedido por la recomendación de los expertos médicos, el jefe del Estado anunciará hoy a la población la extensión de la cuarentena hasta el 10 de mayo.

   En la cuarta fase, el gobierno mantendrá el modelo de “cuarentena administrada”, aunque con una mayor flexibilización en las provincias y ciudades donde no hubo circulación del virus o en las que en los últimos días no se registraron casos de contagios . En el área metropolitana —la Capital Federal y el conurbano— y en las grandes ciudades, donde vive casi la mitad de la población del país, como Rosario, Mendoza y Córdoba —y sus cordones urbanos— la situación no cambiará.

   El presidente, al igual que los gobernadores, está convencido que la estrategia sanitaria está dando resultados. La firma y las condiciones del nuevo decreto estaba siendo pulida por la Secretaría Legal y Técnica. Según trascendidos, se incorporarán en esta nueva fase “semáforos sanitarios” para medir el avance del coronavirus en las provincias. También está en estudio la posibilidad de habilitar ratos de esparcimiento al aire libre para los menores.

   El presidente inició la videoconferencia con los datos positivos, hasta ahora, de la evolución de la pandemia y enseguida le cedió la palabra a los gobernadores, con los que conversó de a uno y por orden alfabético, y de los que recibió un fuerte respaldo en vísperas del anuncio oficial de hoy, cuya puesta en escena todavía definían en Olivos.

   El presidente, como en la previa de las tres anteriores decisiones de este tipo, se aseguró de esta manera a través de la teleconferencia el aval político de los gobernadores y del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de cara a la nueva fase de la cuarentena, que en los últimos días empezó a incorporar el regreso de algunas actividades de manera paulatina en al menos nueve provincias que registran una leve evolución del virus, y que son monitoreadas por el comité creado ad hoc y encabezado por la Jefatura de Gabinete.

   De hecho, los gobernadores, preocupados también en buena medida por el impacto de la crisis sanitaria en la actividad económica, tenían planeado emitir una declaración contundente tras el encuentro en apoyo de las medidas tomadas por la Casa Rosada para mitigar el impacto del virus que tiene en jaque al planeta.

   Acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; Julio Vitobello, secretario General de la Presidencia —casi no se despega del jefe del Estado—; los ministros Ginés González García y Eduardo Wado de Pedro, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en el salón contiguo al quincho de Olivos que desde hace casi un mes funciona como la sala para las reuniones virtuales, Fernández se mostró seguro de la decisión de extensión del aislamiento, que el jueves por la tarde había terminado de consensuar con la ratificación del comité de especialistas convocados a Olivos.

   Nueve de los infectólogos y epidemiólogos que llegaron hasta la quinta presidencial con datos científicos que confirmaron, según trascendió, que la curva de contagios avanza de manera moderada, y que el famoso “pico” se habría ralentizado por efecto del aislamiento dispuesto a partir del 20 de marzo.

   Hasta ayer, en el gobierno había visiones divergentes en torno a la posibilidad de habilitar un rato de esparcimiento al aire libre para los menores, una sugerencia que también dieron los especialistas del comité que asesora a la Casa Rosada y en la que machacó la delegación de Unicef que visitó al mandatario a principios de semana.

   En el entorno de Fernández aseguraban por estas horas que aún no estaba convencido de la medida, a pesar de la demanda social y de la sugerencia de los expertos. Durante el encuentro virtual, desde el gobierno resaltaron a los gobernadores que se podría habilitar en algunas provincias. “No en todas”, remarcaron fuentes al tanto de la conversación.

   En el área de la Capital Federal, por el momento, la iniciativa no parece tener eco. A nivel nacional, la medida “está en estudio”.

   El gran Buenos Aires y la Capital Federal son los dos distritos que más inquietan a las autoridades nacionales, porteñas y bonaerenses.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario