Pandemia

Argentina partida en dos: mañana empieza la nueva etapa de aislamiento y distanciamiento

Amba continuará en fase 3 y con aislamiento social, el resto del territorio nacional (un 85% del total del país) pasará a la fase 5, con la modalidad de distanciamiento.

Domingo 07 de Junio de 2020

Una nueva etapa en la lucha de Argentina para mitigar el avance de la pandemia de coronavirus comienza mañana, diferenciada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), Gran Chaco, Gran Córdoba, Trelew y algunas ciudades de Río Negro, zonas afectadas por el crecimiento de contagios, y en el resto del país, donde no se registraron casos en 21 días o han tenido muy pocos contagios, sin circulación comunitaria, tal el caso de la provincia de Santa Fe.

En la zona de Amba, integrada por Ciudad Autónoma de Buenos Aires y conurbano bonaerense, continuará el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo) en su fase 3, en tanto que en el resto de las provincias del país, que representan el 85 por ciento del territorio, pasará a la fase 5, con la modalidad de Distanciamiento Social Obligatorio, lo que permitirá la apertura de actividades con sus respectivos protocolos sanitarios.

Esta vez, la prórroga del aislamiento —también del distanciamiento— se extenderá a partir de mañana y durante 21 días, hasta el 28 de junio, en vez de los períodos de catorce días que se venían sosteniendo desde el inicio de las medidas, el 20 de marzo, cuando el gobierno nacional declaró el Aspo tras haber sido declarada la pandemia por la Organización Mundial de la Salud y comenzar a contarse los primeros contagios en el país.

>> Leer más: Cuáles son las diferencias entre el aislamiento y el distanciamiento social

A partir de este lunes, en Amba, el aislamiento continuará en general de la misma manera, en el marco de la fase 3, debido a que “hay circulación comunitaria” de virus, según se explicó el día de los anuncios.

Pero en la ciudad de Buenos Aires el aislamiento tendrá alguna flexibilización, con la mirada puesta en los niños, que “podrán salir los dos días del fin de semana” de la misma forma que lo hacían un día del fin de semana en la etapa que concluye hoy, con un sólo progenitor y según la terminación de documento nacional de identidad, si es par o impar.

>> Leer más: Rosario y Santa Fe salieron del aislamiento y entraron en etapa de "distanciamiento social preventivo"

También a partir de mañana algunos comercios de proximidad de la ciudad de Buenos Aires podrán atender al público pero con protocolos especiales. Los porteños, además, podrán realizar actividades deportivas y de paseo nocturno entre las 20 y las 8.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, convivirán a partir de mañana dos fases, ya que en el conurbano continuará como hasta ahora, por la alta concentración de casos —90 por ciento—, en tanto que en el interior de la provincia se inaugura una nueva fase (5) que implicará una nueva normalidad que será puesta en marcha en 60 municipios que cubren los requerimientos debido a que han disminuido los contagios o, directamente, no han registrado ninguno.

Distanciamiento en el interior

Bares, confiterías y restaurantes volverán a abrir sus puertas mañana en Rosario, Tucumán, Neuquén y algunos municipios bonaerenses, mientras que en San Juan y Santiago del Estero retomaron la actividad la semana pasada y en otras cinco provincias, en las que ya estaban trabajando, ampliaron sus horarios de atención.

En Santa Fe se habilitó la apertura de locales gastronómicos de Rosario, de lunes a domingos y de 7 a 23: "A partir del lunes 8 de junio vamos a empezar a recuperar cosas que extrañábamos, como encontrarnos con las personas que queremos y hace tiempo no podemos ver", dijo el intendente, Pablo Javkin.

Desde la Municipalidad adelantaron que la modalidad de trabajo será “con reserva previa y con un máximo del 50 por ciento del factor ocupacional para respetar el debido distanciamiento entre comensales”. A su vez, remarcaron que “se determina el uso obligatorio y de manera correcta por parte de los empleados de los elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón”.

Otra provincia donde volverán mañana a abrir las puertas los locales gastronómicos es en Neuquén, donde el gobernador Omar Gutiérrez anunció ayer en conferencia de prensa que volverán a recibir gente los bares y restaurantes.

También el gobierno tucumano anunció anoche que el sector gastronómico podrá abrir a partir de mañana con algunas restricciones, pero la medida no dejó satisfechos a los propietarios de esos negocios, que advirtieron que mantendrán sus locales cerrados si no se modifican esas condiciones porque “trabajar solo de 17 a 24 en un lugar al aire libre representa solo el 10 por ciento" de las ventas, advirtió el presidente de la Unión de Hoteles, Bares y Restaurantes de Tucumán, Ernesto Gettar.

En San Juan, los restaurantes y bares comenzaron a funcionar el viernes, con reservas previas, hasta las 20 de domingos a martes y de miércoles a sábado hasta las 24, al tiempo que se anunció que se lleva un registro de asistentes para fines epidemiológicos, y que las cartas tradicionales se reemplazaron por elementos descartables y hay letreros en las paredes con códigos QR para que los comensales los descarguen del celular y puedan abonar lo consumido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario