paginasolidaria

Jóvenes pasan la Navidad con los niños internados

Están juntando juguetes para repartir esa noche en el Vilela. Queda una semana para acercarlos a los puntos de recolección.

Lunes 17 de Diciembre de 2018

Juan Schnaider tiene 19 años y con un compañero de la escuela decidieron hacer algo por los demás la noche de Navidad. La idea surgió hace cuatro años y desde entonces no pararon. Sumaron voluntarios y cada 24 de diciembre, a partir de las 23, reúnen los juguetes y los reparten entre los chicos internados en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela. La felicidad de los niños es indescriptible.


Para lograr juntar los juguetes, Juan armó un grupo llamado Armonía Solidaria, y desde allí lanzaron una colecta para reunir los regalos que llevarán al hospital.

"Este año se hizo más difícil la colecta y todavía necesitamos llegar a más juguetes" expresó el joven ilusionado con la cara de los niños cuando los reciban.

Hasta el 23 de diciembre inclusive se podrán donar juguetes nuevos o usados en buen estado. Los interesados en donar podrán acercarlos al local de 3 de febrero 3742, de lunes a viernes, de 9 a 16; en el Minimarket de Buenos Aires esquina Zeballos, todos los días de 8 a 23 y en el Mercado de Diseño, España 715, de lunes a viernes, de 10 a 19.

Cómo nació Armonía Solidaria

"Con otro compañero éramos voluntarios de un hogar de discapacitados y pensamos en hacer algo que no se hiciera en la ciudad, y así surgió la idea de ir al Hospital de Niños", relata Juan.

Mientras tanto, en su casa les parecía muy bien que ayudara, pero "no vayas" le dijeron alguna vez ante la mesa de Navidad preparada. "Pero después me entendieron y hoy me ayudan y mi hermano me acompaña", continúa feliz por su hacer solidario.

"La tarde del 24 vamos a dejar todos los juguetes al hospital y podremos saber cuántos niños habrá esa noche", explica.

Y cuando se acercan las 12 de la noche, el grupo de voluntarios se acerca al hospital y con grandes sonrisas arman una intervención artística para que los chicos esperen a Papá Noel.

Mientras tanto, uno de los voluntarios que tienen entre 19 y 30 años y visten remeras azules, se disfraza de Papá Noel y reparte los regalos entre la alegría y la sorpresa de los chicos.

En realidad esta es la culminación de una tarea que empieza bastante antes. Porque primero hay que conseguir los juguetes donados, desinfectarlos si son usados, clasificados si son para nena o nene y ver el rango de edad. Recién después los envuelven para llevarlos al hospital. El promedio de chicos internados suele ser de 80 o 90.

Claramente en el hospital los visitan con los brazos abiertos, porque no es normal que aparezcan voluntarios un 24 de diciembre a las 12 de la noche. Pero así es. Ellos deciden pasar una Navidad diferente, entre los niños y las mamás que están más solos y muchos de ellos imposibilitados de recibir a sus familias.

"La idea sería poder ir a otros hospitales pero la verdad es que no llegamos a juntar tantos juguetes", se lamentó el joven porque el año pasado sí pudieron llegar también al Hospital de Niños Zona Norte.

Los voluntarios de Armonía Solidaria son todos estudiantes y alternan esta actividad solidaria con el estudio y también co el trabajo.

Los interesados en colaborar pueden visitar la página de Facebook: armonia.solidaria, o escribir al mail: armoniasolidaria@gmail.com.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});