Lunes 01 de Octubre de 2018

El electorado de Central no dejó dudas en las urnas. Fue a votar con la plena convicción que quería a Rodolfo Di Pollina como nuevo presidente del club. Es imposible leer con otro pensamiento la contundente victoria conseguida por el Foro Canallas Unidos. El socio sufragó así porque nunca encontró en estos cuatro años verdaderos motivos para cambiar el rumbo. La gestión de Raúl Broglia, con la activa presencia de Luciano Cefaratti y Ricardo Carloni, nunca amontonó tantas desprolijidades para que la elección de ayer premiara a la oposición. En el camino hubo disgustos, enojos de ocasión, reproches por las finales perdidas y, más que nada, por haber malgastado el dinero en algunas incorporaciones que nunca estuvieron a la altura de Central. Pero la bronca no traspasó la frontera para confiar en Marty o Moretti y en un cambio de conducción. Eso sí, ahora Di Pollina tendrá el desafío de administrar a una masa societaria que exigirá cada día de su gobierno salir campeón de una buena vez.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario