Newell's

"Veía a Newell's y quería jugar con esa camiseta"

Matías Tissera estaba en Quilmes y añoraba vestir la rojinegra. Hoy quiere demostrarle a De Felippe que puede ser una opción.

Miércoles 27 de Junio de 2018

Se esforzaba por ganarse un lugar en Quilmes, pero extrañaba. "Veía a Newell's y quería estar en la cancha y jugar con esa camiseta. Goleador de la reserva rojinegra campeona de 2016, cumplió el préstamo en el cervecero y entrena con la esperanza de quedarse en el plantel de Omar De Felippe. La última temporada no jugó mucho, aunque valoró el paso por el equipo del sur del Gran Buenos Aires. En este regreso se reencontró con futbolistas a través de los cuales seguía ligado a la actualidad de la Lepra, a donde llegó con edad de quinta división desde la localidad bonaerense de Rojas. En la primera de Newell's apenas jugó cinco partidos, uno solo de titular.

¿Cómo vivís esta vuelta al club?

Muy contento. Quería estar acá. Quiero estar en Newell's y jugar. Me estoy preparando para dar el máximo. Ojalá que explote y pueda dar lo mejor de mí.

Seguramente también disfrutás el reencuentro con compañeros con los que jugaste en inferiores.

Es así. Estando en Quilmes siempre hablaba con los chicos. Les preguntaba cómo estaban, les tiraba siempre buena vibra, que le metan. Con uno con los que siempre me comunicaba es con Braian Rivero, que es como un hermano para mí. También con Joaco Torres, Milton Treppo, Varela, Marcioni, Cacciabue. Tengo mucho afecto y mucho cariño por ellos. Vivimos mucho juntos. Integramos un equipo muy compacto en reserva y fuimos varios los que saltamos a primera. Con Víctor Figueroa también tengo una linda amistad.

¿Cómo evaluás tu paso por Quilmes?

Fui con la idea de ir a jugar. Hice una muy buena pretemporada, jugué los amistosos, hice varios goles. Había arrancado con el pie derecho y hasta convertí un gol (ante Santamarina, 2-3, que el árbitro lo dio en contra). Pero después renunció el entrenador Lucas Nardi y llegó Mario Sciaqua. Me tuvo un poco relegado. Iba al banco, a veces entraba y en otras no. Ya no era lo mismo. A Sciaqua le gustaba más el pelotazo, jugar a la segunda pelota y parece que no me necesitaba para ese planteo. Pero fue una linda experiencia, aunque no jugué lo que esperaba. La B Nacional me sirvió para aprender a valorar el lugar del que me fui.

¿Qué es lo que comenzaste a valorar?

Lo que iba consiguiendo. Si un fin de semana me ganaba la chance de ser convocado para estar en el banco, lo valoraba un montón. Cuando me fui de Newell's no sé si medía lo importante que era estar. A valorar también la importancia de los entrenamientos. La verdad es que hoy físicamente me siento bien. Estoy bien con el peso y con la pelota mejoré mucho. Le doy mucha trascendencia a la técnica individual, que es lo que me faltaba un poco.

¿De Felippe les dijo algo en particular a los futbolistas que regresaron?

Todavía no. Lo que dijo es que había que evaluar a los jugadores que volvían de los préstamos.
El entrenador pidió un centrodelantero. Siendo que jugás en esa posición, tenés la chance de demostrar que sos una alternativa más allá de que traigan a un refuerzo. Es cierto que juego por el centro del ataque, pero también me gusta jugar por afuera. No tengo problemas por dónde hacerlo. Ojalá que me vea como una alternativa. Tengo fe y mucha confianza.

Antes hablaste de que había cuestiones que no valoraste, pero también es cierto que no tuviste muchas oportunidades de jugar en la primera.

Terminé jugando con Juan Pablo Vojvoda el último partido del torneo (2016-2017) con Godoy Cruz (0-2). Tuvimos el receso y vino Juan Manuel Llop, que de un día para el otro me relegó. Y eso que en los amistosos me metía 5 minutos y hacía goles. Al ver que no tenía intenciones de darme minutos, salió lo de Quilmes y fui a probar suerte.

Eras el goleador de la reserva. ¿Pensabas que te iban a tener más en cuenta?

Cuando andaba muy bien en reserva estaba Diego Osella de entrenador de primera y me subió a entrenar con ellos. Adelante tenía a Nacho Scocco, a Maxi Rodríguez, a Joel Amoroso, que estaba haciendo un buen trabajo por afuera. Era difícil jugar. Con Osella fui varias veces al banco.

Hoy la expectativa es seguir en el club, y después poder integrar el equipo.

Seguro. Me quiero quedar en Newell's y jugar. Trabajo y entreno para eso. Cuando estaba en Quilmes, veía a Newell's y quería estar en la cancha y jugar con esa camiseta.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});