Ovación

Vecchio, al centro de la escena con el cambio de esquema

En el 4-3-3 que el Kily tiene en mente, el volante jugaría por el medio, lo que puede generar beneficios pero también problemas. Gamba, otro que vuelve

Viernes 16 de Abril de 2021

En Central el cambio de esquema ya no deja margen para la duda. Es que el Kily González quedó muchísimo más conforme con el segundo tiempo ante Banfield que con el primero. Habrá que verlo en cancha cómo funciona, pero en la previa uno de los grandes interrogantes es la posición de Emiliano Vecchio, que vuelve tras cumplir una fecha de suspensión. Porque si la intención es que se pare en el centro del campo, con dos volantes internos a los costados, el equipo podrá lograr una salida más limpia desde el fondo, pero de la misma forma podrá quedar expuesto a la hora del retroceso.

Lo que el Kily tiene en mente para hoy en el José María Minella es un 4-3-3 que le permita mayor agresividad del medio hacia adelante. Jugando de esa forma fue cuando logró marcarle la diferencia a Banfield. Por una cuestión lógica y naturalidad en el juego de los intérpretes, el puesto de volante central debiera caer en Villagra, pero todo estaría armado para que Rodrigo juegue a la derecha de Vecchio, y Pupi Ferreyra a la izquierda.

Por supuesto que está previsto que Villagra colabore con Vecchio en el anillo central, por lo que, aunque sea de a ratos, el formato podría variar. También está el interrogante de que arrancando desde muy atrás a Vecchio le quedaría muy larga la cancha, con muchos metros por delante para arrimarse a los delanteros. Salvo que la idea sea no apostar tanto a la generación en tres cuartos y sí hacerlo de manera más vertical, hacia los costados, aprovechando la velocidad de Marinelli y el oficio de Gamba. Todo por ver y analizar en esta apuesta del Kily.

Gamba.jpg
Gamba vuelve al equipo, al igual que Vecchio.

Gamba vuelve al equipo, al igual que Vecchio.

Juega la reserva

En reserva Central visitará a Aldosivi hoy por la mañana (a las 10) y entre los 18 futbolistas que convocó el técnico Adrián Dezotti figuran Joan Mazzaco (titular ante Banfield) y Mateo Tanlongo (estuvo en el banco). El canalla viene de igual 1 a 1 con el taladro. Los citados: Mauricio Maslovski, Fernando Godoy, Joan Mazzaco, Ulises Ciccioli, Mateo Tanlongo, Nicolás Meriano, Santiago García, Ramiro Peralta, Franco Frías, Gino Infantino, Alejo Veliz, Matías Molina, Julián Jerkovic, Kevin Silva, Gonzalo Gómez, Leandro Iglesias, Franco Bustos Glavas, Fabricio Oviedo.

De visitante no ganó ni hizo goles

La irregularidad de Central hizo que se topara varias veces con la misma piedra. Después de la victoria frente a Banfield, el equipo del Kily "debe” ir en busca del protagonismo. ¿Pero? La historia de siempre: de visitante, donde el canalla mostró, por lejos, su peor versión en lo que va del campeonato. Cuatro veces salió Central del Gigante y de esos 12 puntos sólo se trajo uno, el de Colón. Pero no sólo eso, en ninguno de esos encuentros pudo marcar goles. Un dato que llama la atención y preocupa.

  Después de cuatro partidos fuera de Arroyito, el Kily tiene más que claro que su equipo muestra una cara en el Gigante y otra muy distinta cuando le toca salir. Ahora tiene la chance de empezar a revertir esa imagen. La buena que tendría Central en esta ocasión es que enfrente habrá un Aldosivi de buenas intenciones pero al que los resultados de local no lo acompañan (hasta aquí sacó un solo punto).

Colon.jpg
De visitante, Central sólo sumó ante Colón.

De visitante, Central sólo sumó ante Colón.

  Central enfrentó hasta el momento a equipos, a menos en los papeles, de los más importantes. Tres de esos viajes fueron a cancha de los denominados grandes y el restante contra el sorprendente Colón. Nombres y jerarquía al margen, Central fue al Monumental y se trajo un 0-3, después le tocó Racing para el 0-1 que provocó mucho malestar, más tarde el viaje a Santa Fe para el 0-0 frente al líder y, lo más reciente, el 0-2 en el Nuevo Gasómetro ante San Lorenzo, con bochorno final.

  Cuatro partidos, tres derrotas y un empate, pero todo ello bajo un denominador común: en ningún partido pudo hacer al menos un gol. El equipo vino piloteando la situación por la buena productividad jugando en el Gigante, pero si anhela protagonismo, en algún momento deberá dar el salto de visitante. Después del empellón que le significó el triunfo contra Banfield tiene la oportunidad de hacerlo y Aldosivi es lo que se viene.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario