Central

Un Marco mínimo de acuerdo entre Ruben y la CD

Anoche la CD y el capitán emitieron un comunicado conjunto en el que Ruben admitió errores en sus dichos respecto al contrato. La dirigencia asumió fallas en la comunicación.

Miércoles 08 de Agosto de 2018

Marco Ruben acaparó toda la atención del día canalla, por cierto un día movido como pocos y donde crujió en serio la armonía necesaria que en todo club debe existir entre las patas fundamentales que lo sostienen. En este caso, entre el capitán y referente máximo de los últimos años y la dirigencia que lo trajo de vuelta del Dynamo Kiev de Ucrania y que lo hizo símbolo dentro de la cancha de toda la gestión. Fueron muy duras las declaraciones del 9 hacia la comisión (ver páginas 2 y 3)y cuando en esas mismas palabras se dejaba claro que la relación estaba rota y prácticamente no tenía retorno, a última hora de anoche se fumó la pipa de la paz y en un comunicado conjunto se buscó sellar lo que parece ser un mínimo acuerdo de convivencia. Que por supuesto deberá refrendarse en los hechos, a poco de iniciar la Superliga y en un contexto de elecciones inminentes que no puede dejar de soslayarse.


>>> Leer más: La furia de Ruben: "La dirigencia armó una red de mentiras"


Ruben pateó el hormiguero en serio. Sus declaraciones se pasearon por todos los medios locales y nacionales. Le pegó duro a la dirigencia, la trató de mentirosa, de incumplirle el contrato que tiene firmado y que se vence a fin de año. Hasta de ponerle a la gente de Central en contra, sugiriendo que estaban apurando su salida del club. Siempre fue consciente además de que movería el avispero. "Esto va a mover las aguas y va a haber un revuelo importante", dijo en uno de los tantos párrafos que merecieron subrayarse de un discurso picante. "Esto va a traer consecuencia", "me puedo juntar con ellos a hablar pero evidentemente hay un quiebre en la relación".

Conferencia Marco Ruben


Pero la dirigencia recogió el guante, no perdió el tiempo y se juntó con el jugador en un hotel céntrico. Y pasadas las 22 el club emitió un "Comunicado conjunto (C.D. y Marco Ruben)", que dará lugar seguramente a múltiples interpretaciones. Después del primer párrafo, los siguientes tres ubican el inicio de la relación entre las partes y la dirigencia hace hincapié en que siempre le respetó el contrato, que no hubo incumplimientos de ningún tipo y que "Marco reconoció inoportunas e impropias las declaraciones de referencia, no sólo por la inexactitud de las mismas en lo respectivo a los términos contractuales, sino también por la confianza, buena fe y respeto que siempre prevaleció entre las partes".

¿De qué se intuye se agarró la dirigencia? De las mismas palabras de Ruben, quien reconoció, palabras más palabras menos, que firmó un contrato pesificado con una promesa de palabra de actualizarlo de acuerdo a la cotización del dólar que, según sus palabras, nunca se hizo. Esto es, en los papeles al menos la razón parece estar del lado del club y por eso esta admisión pública del jugador, que significaría que legalmente no tiene nada que reclamar.

rubenpic.jpg


Recién en el quinto párrafo, y sólo en él, aparece el mea culpa dirigencial, por "deficiencias comunicacionales en el tratamiento que se le ha dado a las informaciones vertidas en relación a la potencial transferencia de Marco y su posible renovación contractual", que fue algo en lo que el jugador hizo mucho hincapié para explicar el tenor de la conferencia de prensa de ayer en Arroyo Seco.

Por último, los tres últimos párrafos hablan del deber ser para intentar resolver un conflicto de esta magnitud, con compromiso de no seguir ahondando en las diferencias y buscando poner los intereses de la institución por sobre los individuales. Estos buenos deseos puestos en práctica en una líneas de texto, deberán refrendarse por supuesto en el diario vivir, donde todo el mundo quedó muy expuesto y es imposible pensar que las heridas abiertas cicatricen con ese solo acto. Pero después del terremoto que provocaron las palabras del capitán, hubo un intento pronto de todos los involucrados de no echar más nafta al fuego, no ir por el camino de medidas sin retorno y minimizar los daños. El intento era indispensable para tratar de recuperar la calma.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario