Central

"Pensé en irme, pero no voy a dejar en banda a mis jugadores"

Cocca sacudió ayer al mundo canalla y admitió que estuvo a punto de renunciar por la venta de Lovera. El DT aseguró: "Nos jugamos cosas importantes, vine con un prestigio y lo quiero defender".

Sábado 31 de Agosto de 2019

Diego Cocca brindó una extensa reflexión sobre la venta de Maximiano Lovera a Olympiacos de Grecia, cerrada sobre la medianoche del miércoles. Amenazó con dar un portazo. Estuvo realmente a un tris de agarrar el bolso y cerrar la puerta de la conducción bajo el argumento "que acá lo que está en juego es mi prestigio”. El entrenador de Central habló sin anestesia tras la práctica de ayer a la mañana y expuso su punto de vista. Bancó al plantel como marcando la cancha sobre de qué lado se parará de ahora en más. "Sin dudas que se me cruzó por la cabeza renunciar porque no estoy empezando en esto. Tengo 12 años en el fútbol y entiendo muchas situaciones, pero no me gusta que me hagan estas cosas en mi trabajo, ni en mi vida, ni en ningún lado”, expresó el conductor canalla con mucha impotencia. Aunque afirmó que el "próximo lunes me reuniré con mi representante (Cristian Bragarnik) y hablaré varios temas. En un momento entendí que mi trabajo se perjudica y lo defendí. Por eso me dieron ganas de no seguir”. Luego fue buceando por varios temas con claridad conceptual y argumentos que sostienen su postura en una conferencia de prensa jugosa, con sabor agrio para la comisión directiva canalla, que ya venía de sufrir un duro revés con el plantel por el incumplimiento salarial que ya se solucionó.

> "En un principio quiero manifestar mi descontento, eso está claro. Realmente es lo primero que sentí al irse un jugador importante como Maxi, a quien venimos trabajando desde el torneo pasado, buscando potenciarlo para hacerlo madurar. Es un perjuicio para mí y para el cuerpo técnico”.

> "Las reglas en el fútbol son claras. Cuando pierde el equipo, la culpa es del entrenador. Y ahora que como cuerpo técnico tengamos un jugador importante menos nos genera un perjuicio, esa es la realidad”.

> "Hablé con los directivos y con mis jugadores. Soy argentino y vivo en este país, por lo que entiendo un montón de situaciones. Es lógico que la directiva tenga que tomar una decisión pensando en el club y la entiendo. A lo mejor hoy el club necesitaba vender, pero es duro que en la quinta fecha se te vaya un jugador”.

> "No voy a mentir que cuando me enteré de que se vendía me enojó y me puse muy mal. Luego hablé con los directivos pero más que nada con los jugadores, quienes me brindaron su total apoyo. Realmente tenemos una relación muy fuerte y nos los voy a dejar en banda. Sobre todo por el apoyo que me brindan”.

> "Sin dudas se me cruzó por la cabeza renunciar porque no estoy empezando. Tengo 12 años en el fútbol y entiendo muchas situaciones, pero no me gusta que me hagan estas cosas en mi trabajo, vida ni en ningún lado, pese a que entiendo la situación”.

 >  El entrenador canalla habló desde la impotencia. Los ojos decían incluso mucho más que sus contundentes palabras. Estaba a la vista de todos que se sentía traicionado de alguna manera porque no esperaba que los directivos le quitaran a una de las piezas que siempre empleó como titular desde que tomó las riendas del equipo, tras la tormentosa salida de Paulo Ferrari en plena Copa Libertadores y final de Superliga pasada.

> "El hincha de Central nos tiene mucha confianza y dice que tenemos capacidad para sacar esto adelante. Esto servirá para unirnos más que nunca y entender que esto que nos pasa como cuerpo técnico es un perjuicio y hay que asumirlo pese a que estamos en carrera y con todas las armas suficientes para sacar a Central del lugar en que está”.

> "Hay que estar todos juntos y unidos porque lo más importante es Central. Entendí en un momento que mi trabajo se perjudica y lo defendí. Por eso me dieron ganas de no seguir. Pero reflexionando y hablando principalmente con los jugadores, a quienes quiero agradecer públicamente porque sufrieron una situación incómoda antes de este partido. Sin embargo, estamos más fuertes que nunca y queremos transmitir un mensaje de unidad porque esta es la única forma en la que podremos sacar a Central hacia adelante”.

   Cocca confesó sin ponerse colorado o sin medir posibles daños colaterales que meditó dejar de ser el entrenador del equipo ante la venta de Lovera. A la vez destacó sin tapujos que continúa al frente del equipo por obra y arte del plantel esencialmente.

> "Como cuerpo técnico sentimos que el plantel nos apoya, que está con nosotros. Hay un ida y vuelta muy grande y venimos trabajando muchísimo para mejorar las cosas. Creemos que estamos por el buen camino porque consideramos que estamos realizando una labor muy fuerte e importante. Y en este caso había dos maneras al alcance. O bajaba los brazos y decía bueno, estas son las cosas por la que uno debe pasar para estar más fuerte que nunca. Y acá estamos”.

> "Sé que me estoy jugando cosas importantes porque vine con un prestigio y quiero defenderlo. Ahora tengo un jugador menos, una herramienta menos por lo cual desde lo futbolístico estoy dejando cosas de lado por el bien de Central”.

   Luego de la venta de Alfonso Parot a Universidad Católica, la dirigencia que preside Rodolfo Di Pollina delegó a un intermediario la compleja misión de ubicar al Colorado Gil en algún mercado vecino. El objetivo era claro: recibir dólares frescos para poder hacer frente a la ola de altos compromisos que asomaban en el horizonte de las obligaciones financieras y económicas. No obstante, como las gestiones por transferir al mediocampista nunca prosperaron, la urgencia se posicionó sobre la cabeza de Maxi Lovera. Aunque en este caso, el técnico pensaba que ningún otro pasajero se bajaría del tren que comanda. Al menos así lo tenía entendido el propio Cocca, según explicó.

> "No, ya habíamos hablado con los directivos que teníamos que hacer el esfuerzo como mínimo hasta diciembre. Si se podía vender, era hasta junio”.

   Inmediatamente aclaró que su relación "con los dirigentes es buena y soy un convencido de que están tratando de hacer lo mejor para Central. Pero hay una necesidad y ante la necesidad no podés negociar. Seguramente desde lo económico el club va a mejorar porque además lo necesita. Ahora desde lo futbolístico, la responsabilidad es mía”.

   A la hora de consultarle al DT sobre si la falta de pago a tiempo al plantel como sucedió la semana pasada generó que el club estuviera forzado a vender a Lovera en la primera oferta concreta que llegó proveniente de Grecia, el entrenador fue cauto y racional en sus declaraciones.

> "Creo que vino una oferta importante. Soy técnico del fútbol argentino y sé que lamentablemente la urgencia del club no hizo posible que se pueda negociar una futura salida en diciembre o junio próximo. Pasó esto cuando habíamos quedado en su momento en otra cosa. Si no hubiésemos traído algún jugador más, o no. Pero la idea era no que se vaya ahora”.

> "Había un convencimiento de que a Lovera lo íbamos a potenciar y seguramente iba a venir una oferta superadora. Pero las urgencias son urgencias...”.

> "Es complicado porque por un lado me pongo en lugar de los dirigentes, veo que llega una oferta importante y el que pone el dinero pone las condiciones. Por lo tanto, ante eso es muy difícil. Además, hoy Central no está en condiciones de poner condiciones de venta sino lamentablemente para vender, esa es la realidad”.

> "Estoy convencido de que los jugadores están a muerte con este cuerpo técnico como nosotros con ellos. Pero vuelvo a lo mismo, las reglas del juego son claras. Si pierde el equipo, quien se va es el técnico. Estoy dispuesto a asumir esa responsabilidad porque confío en el grupo y porque me da mucha fuerza la gente de Central, que necesita de nosotros para salir de esta situación”.

> "Central necesitaba vender un jugador por lo económico, pero no es lo que habíamos hablado con los directivos. Pero la urgencia y necesidad generó esto. Pero más allá de eso, aprovecho para enviar un mensaje de unidad entre jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y gente. Tenemos que estar todos juntos en este camino y hacernos fuertes”.

   Cocca fue tajante cuando se le preguntó sobre si le había comunicado a la comisión que tenía pensado dar un paso al costado tras conocer la venta de Lovera. Es que el técnico pensaba que no tendría más bajas debido a que ya lo había consensuado con la dirigencia, la misma que en los últimos días afirmaba que debía hacer otra transferencia inminente debido a los compromisos de pagos y falta de fondos que tenían. La directiva había negado formalmente que el entrenador tenía pensando dejar el barco canalla.

> "Hablo todo con los dirigentes y con los jugadores. La relación está intacta. Pero repito, me enoja esta venta, no la comparto pero la entiendo. Tengo que tomar una decisión y está tomada".

> "En un momento se habló de vender a un jugador y se fue Parot. Ahora faltan tres días para que cierre el libro de pases y cayó esta oferta. Había que buscarle la vuelta para vender lo menos posible. Lógicamente tengo muchas charlas con los dirigentes y entiendo la situación del país, donde la comisión tenía una forma de obtener un dinero por otro canal y por cómo están las cosas no pudieron lograrlo. Es una realidad dolorosa que afecta a todos los argentinos, pero esto afecta a mi trabajo. Y trato de cuidarlo como también ser cada día más profesional porque cuesta mucho ser entrenador en el fútbol argentino. Estoy poniendo en juego mi prestigio, pero a la vez estoy convencido en los jugadores que tengo. Como también de que este es un club que vale la pena arriesgarse".

> "Lovera es una herramienta importante, pero tengo un buen plantel. No es que se fue Maxi y ahora nos irá mal. Lo que sí, es una pieza importante que no la tendremos más, aunque confío en los muchachos que están. Trabajaremos en distintas situaciones porque ya no contaremos con ese futbolista desequilibrante, ese que rompía líneas, podía eludir y me hacía además mejor técnico. Más allá de eso, le buscaremos la vuelta a este tema”.

> "Estoy convencido de que estamos todos en el mismo camino y que además estas son situaciones que debemos pasar para poner bien a Central. Sabemos que nos espera un camino sinuoso, de subidas, bajadas. Será un camino donde la gente por momentos no estará de acuerdo en los cambios que haré o jugadores que utilizaré. Pero el hincha debe tener confianza porque al final nos vamos a encontrar con un Central más grande, sin problemas con el descenso y con posibilidades de vender bien”.

> "Quiero ponerme a pensar pura y exclusivamente en Colón, que es lo importante. Mis jugadores ya han pasado por muchas situaciones y se hace difícil. Y el lunes me reuniré con mi representante (Christian Bragarnik) donde charlaremos de un montón de cosas”.

   Antes de ponerle punto final a la prolongada conferencia de prensa que brindó ayer en el country de Arroyo Seco con marcada predisposición a la devolución de cada pregunta, Diego Cocca dejó un par de frases más que interesantes para reflexionar .

> "El club tomó la decisión de vender y ya no hay nada más por hacer. Hablo desde la realidad. Estoy dispuesto a tener una herramienta menos de trabajo, esa misma por la cual habíamos apostado mucho y por la cual estábamos convencidos de que podía seguir creciendo. Pero acá lo más importante es Central y estoy convencido de que vamos a hacer las cosas bien para que nos alcance".

> "Me reuniré el lunes con mi representante y tendremos una charla. Habrá que ver si se puede o no traer a alguien más. No estoy al tanto de la situación. Hicimos un mercado de pases muy bueno, trabajamos horas y horas para achicar el margen de error. Y será muy difícil encontrar la solución en un par de días. Ante la duda prefiero quedarme como estoy".

> "Lo más importante es que el equipo dentro de la cancha transmite. Cuando pasa eso se transforma el club. Hoy las cosas cambiaron porque tenemos un plantel comprometido, entrenado y competitivo. Y desde ese compromiso y protagonismo de los jugadores está la posibilidad de transformar a Central. Así que espero que esto sólo haya sido un inconveniente más de los muchos que vamos a transitar en este camino y, que si Dios quiere, sea yo quien termine este desafío en junio próximo y que tengamos un Central distinto”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS