Newell's

Otra pobre campaña de visitante para Newell's

Si Newell's se complicó con el promedio es por el desempeño afuera del Coloso en las últimas dos temporadas. El contraste fue el rendimiento de local. Extrañará el ciclo de Diego Osella.

Miércoles 03 de Abril de 2019

El bajo promedio con el que Newell's comenzará la próxima Superliga tiene su razón de ser en el flojísimo desempeño de visitante en las dos últimas temporadas. Cuando todavía le resta jugar en este torneo contra Banfield, en el conurbano bonaerense, hoy es uno de los equipos con el penúltimo peor rendimiento afuera de su estadio. Una situación similar vivió en la anterior Superliga. Su efectividad de visitante fue tan mala que apenas superó al descendido Olimpo. La diferencia es importante si se compara la actuación rojinegra de local en el actual torneo y en el anterior. Esto demuestra que el gran déficit pasó por la producción en canchas ajenas. Si hasta acá no tuvo problemas con el descenso se debió a la buena campaña del conjunto de Diego Osella en 2016/2017.

El puntaje acumulado por ese equipo de Osella le dio aire a Newell's para no preocuparse por el descenso en la anterior temporada y en la actual. El problema es que ese puntaje no se computará en el nuevo torneo y la lepra retrocederá de manera peligrosa en la tabla del promedio. Si hoy comenzara la Superliga, su promedio sería el tercero peor, sin contar a los dos conjuntos que ascenderán.

Ni el Chocho Llop, Omar De Felippe y Héctor Bidoglio le encontraron la vuelta al equipo para que cada salida de Rosario sea más fructífera. No es casualidad que Newell's permaneció algo más de un año sin triunfos de visitante. Fue tan poco eficaz en esa condición que el promedio decreció considerablemente, a un nivel que lo pondrá en riesgo de perder la categoría en la temporada que se vendrá.

Cada uno de los entrenadores mencionados, con distintas maneras de entender el fútbol y llevarlo a la práctica, con un juego más o menos intenso, con mayor o menor ambición, no fueron capaces de revertir la tendencia. La responsabilidad que les compete no queda circunscripta a ellos. Los jugadores tienen su parte.

Una constante en las dos últimas temporadas es que ante la menor adversidad, el equipo se mostró vulnerable e incapaz de reaccionar. Las fallas de juego y la falta de carácter frente a los contratiempos fueron una combinación letal. Así fue que la suma de puntos de visitante resultó escasa.

El Newell's que comenzó dirigiendo Llop y luego comandó De Felippe en 2017/2018 tuvo una pésima actuación de visitante. Ganó un encuentro, empato 2 y perdió 10. Se parece a la actual campaña, que comenzó De Felippe y continuó con Bidoglio, con un triunfo, 3 empates y 8 derrotas. El sábado tendrá la chance de maquillar un poco esa baja efectividad cuando visite a Banfield.

Si Newell's llega a cumplir otro torneo tan malo de visitante, para evitar el descenso no le alcanzará con hacerse fuerte en el Coloso, donde tuvo desempeños aceptables en los dos últimos torneos. La actitud y la postura evidentemente fueron otras frente a su público. Son algunas de las cuestiones que quizás sirvan para entender por qué tal contraste de los mismos jugadores de local y visitante.

Newell's mejoró sus salidas en el inicio del ciclo de Bidoglio. Le ganó a San Martín de Tucumán (3-0) y empató con Unión (0-0) y San Lorenzo (1-1). Pero volvió a caer en el pozo que tuvo el equipo con los anteriores entrenadores, con derrotas ante River (2-4) y Gimnasia (0-1). Frente a Banfield será la última salida leprosa. Los tres puntos servirán de mucho. Pero no modificará lo mal que anduvo de visitante.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});