Central

Obligado a levantar tras el primer tropiezo

El ciclo de Bauza recibió el primer golpe en Avellaneda y la urgencia llega justo en Copa Argentina.

Jueves 06 de Septiembre de 2018

Consumada la primera derrota en el ciclo de Edgardo Bauza, Central está frente a su primer gran desafío: recuperarse rápidamente de un traspié. No importa que se haya tratado de un partido de Superliga y lo que viene es Copa Argentina. Es más, eso se presenta como un ingrediente más a considerar. Es que lo que se avecina es ni más ni menos que un partido de corte eliminatorio, donde lo que hay en juego es continuar en la competencia y mantener las ilusiones, o directamente la despedida.

Con esto, lejos se está de pensar que deben producirse cambios radicales en cuanto a nombres o forma de jugar. Nada de eso. Si hasta aquí el canalla protagonizó un arranque de semestre a todas luces no hay por qué pensar en borrar todo de un plumazo e iniciar un nuevo proceso. Sí está la necesidad de lograr que lo ocurrido el domingo a la mañana en Avellaneda ante Racing pase rápidamente a la historia.

Lo que hoy se presenta como un desafío es algo por lo que el equipo del Patón nunca pasó. Es cierto que se llevan jugados apenas un puñadito de partidos, pero los buenos resultados hicieron que la mirada no contemplara el enfoque en terrenos hostiles, a los que hacerle frente. Simplemente fue potenciar virtudes y reformar puntos débiles, pero siempre manteniendo la ruta de navegación.

Racing hizo que a la hoja de ruta se le presentara un nuevo escollo a sortear: el de la recuperación. Eso es algo que hace también a los comportamientos de los buenos equipos. La regularidad en los resultados (generalmente basada en la regularidad en el juego) es lo que potencia las virtudes de cualquier equipo con aspiraciones serias. No hay peor enemigo para el protagonismo que los baches pronunciados.

Suena a "tirano" que justo la recuperación deba aparecer en un encuentro eliminatorio. Sería mucho más sencillo trabajar de cara a un partido más de Superliga, donde los resultados, más en el principio, cuentan con la complicidad de la contemplación. Pero las cosas se dieron justo de esta manera.

A la inversa, esto es, en caso de haber sumado una nueva victoria contra Racing o incluso mantener la distancia con un empate, le hubiera permitido al canalla arribar al choque contra Talleres montado sobre la gran ola del optimismo, lo que posiblemente se hubiese presentado como un envión extra, pero la taba cayó del otro lado.

Es por eso que un desafío de este tipo llama a las puertas del canalla. Justamente, que el partido que se viene sea por Copa Argentina le echa un poco más de condimento. Es que se trata de una competencia cara a los sentimientos de un Central que en las últimas cuatro ediciones mostró un protagonismo irrefutable, más allá de que nunca haya podido coronar.

Sentencia. Solari vence la resistencia de Ledesma pese al asedio de Bettini. Fue el gol del golpe de nocaut en cancha de Racing.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});