Newell's

Los hinchas leprosos bancaron la parada en Brasil

Un gran número de fanáticos rojinegros copó el Arena da Baixada y le puso color a la tribuna.

Viernes 13 de Abril de 2018

Más allá de la derrota, una gran cantidad de hinchas rojinegros colmaron el espacio que tuvieron destinado en el imponente estadio Arena da Baixada, que fue especialmente remodelado para el Mundial de 2014.

En la tribuna se pudieron ver banderas que ilustraron el lugar de origen de los simpatizantes rojinegros, que recorrieron varios kilómetros para alentar a la Lepra.


Llegaron desde los barrios rosarinos de Saladillo, Empalme Graneros, Villa Urquiza, Godoy, La Sexta, Luis Agote, Matheu, Ludueña, Acindar y Fisherton. También se vieron trapos de Villa Gobernador Gálvez, Capitán Bermúdez y hasta se pudo leer "Buzios tiene lepra", haciendo referencia a la paradisíaca localidad brasileña.

El aliento bajó en todo momento desde la tribuna pese al resultado adverso y eso llamó la atención del público local, que también le puso un buen marco al encuentro.

Incluso, los dirigentes del club brasileño se sorprendieron por la convocatoria rojinegra. En los días previos, los hinchas leprosos se pasearon por Curitiba, pusieron color y dieron un anticipo de lo que se vivió ayer en la cancha. Eso sí, no había diferencia de colores porque los del local son del mismo tono.

Así que fue un estadio rojinegro a full, aunque mientras los de Newell's coparon su sector asignado hubo muchos claros en las distintas tribunas.

De hecho, a Rosario parece que muchos no vendrán en la revancha del 10 de mayo en el Coloso (a las 18.15) pese a que quedaron bien parados para conseguir la clasificación. Es que desde la dirigencia de Atlético Paranaense confirmaron que habrá unos 300 o 400 simpatizantes brasileños. Newell's deberá hacer pesar la localía para pasar.


Pocas acciones para gritar

Los leprosos que acompañaron al equipo en masa no pudieron gritar un gol en Brasil. Tampoco se tomaron la cabeza por acciones de riesgo, todo lo contrario. Si lo hicieron fueron por los yerros defensivos. El déficit de Ñuls no sólo estuvo en frenar los embates del local, sino también en generar juego e inquietar el arco defendido por Santos. En una de las pocas acciones el que apareció en la foto fue Torres, pero no pasó nada. Muy poco como para pretender una derrota algo más digna de lo que fue. La diferencia fue importante, aunque en el fútbol todo es posible. Tendrá que mejorar mucho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario