Ovación

Leo y otra manera de ir por todo ante Patronato en un reducto adverso

Central juega a las 15.30 con un esquema más equilibrado, con cambio de nombres y posiciones, y dos debutantes.

Domingo 01 de Abril de 2018

Quizás ante el casi descendido Chacarita en casa se tomó una licencia, jugándosela con un sólo volante de contención que tampoco lo es tanto: el Colo Gil. Pero Leo Fernández no es de los que se aferran a los esquemas y más cuando los imponderables le han marcado el camino en este 2018. Por eso, y porque la visita a Patronato siempre es de riesgo, Central saldrá a la cancha con un esquema más equilibrado, con la vuelta de Maximiliano González, el regreso de Federico Carrizo, la posición sorprendente de Joel López Pissano y el riesgo que supone dos debuts: uno absoluto, nada menos que el del arquero Emilio Di Fulvio, y el otro como titular: el salvador de la noche ante el Funebrero Agustín Maziero.

Lo dicho. Leo parece no casarse con nada ni con nadie. Y así como elige con firmeza variando esquemas (ante Vélez con 5 volantes, ante Chacarita con enganche, ver aparte), también lo hace para bancar juveniles o para sacarlos si lo cree conveniente.

En el último triunfo mandó de titulares por las bandas del medio a Andrés Lioi y López Pissano, pero los sacó en el complemento por Carrizo y Washington Camacho. Y ahora directamente lo excluyó de los 18 al primero de los juveniles para que retorne Pachi, y al otro lo cambia de lateral para que volantee por derecha, después de ser el enganche ante Chacarita en el primer tiempo y luego el mediocampista izquierda hasta que fue reemplazado. Una apuesta sin dudas, con un zurdo jugando por derecha, en lo que también tiene mucho que ver que Carrizo rinde mejor con el perfil cambiado. Y en el centro del mediocampo, ahora sí vuelve el doble 5, después de borrar a Maxi González por bajas actuaciones.

Con Di Fulvio no tuvo opción porque Ledesma no estaba bien y Maziero se ganó la chance por sus goles, porque sino tal vez Fernández debía cambiar dibujo e idear algo parecido a lo de Liniers.

Enfrente, Patronato viene de ser goleado por el Racing de Coudet y cuyo emblema, el goleador del campeonato uruguayo Sebastián Ribas, está en duda. Además, el técnico Juan Pablo Pumpido mete seis variantes para tratar de ganar después de 4 fechas. Por ambos lados entonces, muchos cambios que hacen un partido impredecible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario