Ovación

La última tentación de Messi y Di María en la selección

Messi y Di María ganaron todo a nivel de clubes y sueñan que el cierre de sus carreras sea con un título en la selección. Van por todo en la Copa América

Sábado 26 de Junio de 2021

Son dos exponentes “fuera de serie” de la cantera rosarina. Ambos comenzaron gambeteando en los potreros periféricos y luego tuvieron un paso prometedor por los clubes que acaparan la gran pasión futbolera de la ciudad. Lionel Messi brilló en el baby leproso antes de convertirse en el mejor jugador del mundo y ganar todo con Barcelona. Y Angel Di María hizo de las suyas en la primera de Central y luego emigró a Europa para pisar la cima deportiva del Viejo Mundo con los colores del Real Madrid. Hoy vuelven a estar juntos en la selección argentina y van por el título esquivo, el que les dio la espalda en varias definiciones en las que estuvieron a un suspiro de coronarse campeones con la camiseta albiceleste. Ahora el objetivo compartido es alzar la Copa América de Brasil, que pronto iniciará su fase decisiva. Allí primero habrá que llegar a la final y luego ir por todo en lo que a priori, si no se rompen los pronósticos como nunca hay que descartar en el fútbol, sería una definición electrizante ante el poderoso scratch de Tité. La Pulga y Angelito saben que no les quedan muchos cartuchos para alzar un trofeo con la selección mayor y no se rinden. Sería un gran premio para sus extraordinarias carreras y una recompensa merecida por priorizar siempre defender los colores celeste y blanco, los que aprendieron a amar acá, en la Cuna de la Bandera.

  Los cracks rosarinos estuvieron muy cerca de gritar campeón con la camiseta de la selección. En la final del Mundial 2014, precisamente en Brasil, la gloria se escapó ante Alemania en tiempo extra. Angelito era una pieza clave de aquel equipo de Alejandro Sabella hasta que se lesionó y Messi no pudo armar “su” gol en la final para ganar la Copa del Mundo. Ambos nunca estuvieron tan cerca como esa vez de conseguir la máxima coronación que puede engrosar la foja de servicios de un futbolista.

  Messi y Di María compartieron el plantel en tres finales que disputó la selección mayor. Además de la definición del Mundial de Brasil 2014, no pudieron obtener el título en las Copas Américas de 2015 y 2016, ambas con derrotas a manos de Chile por penales y bajo la conducción del también rosarino Gerardo Martino.

Por eso este certamen continental de Brasil sería una gran reivindicación para Leo y Angelito, futbolistas que siempre entregaron el máximo para defender los colores de la selección, a pesar de sus aciertos y errores lógicos. Pero lo que nunca hicieron fue rendirse y eso es lo más valioso. Por eso, juntos, van por más y buscan la coronación hasta ahora esquiva.

  La selección del Lionel Scaloni jugará el lunes ante Bolivia para cerrar el grupo A, donde ya está clasificada a los cuartos de final y recién ese día conocerá a su rival tras los emparejamientos con el grupo B.

Lo que ya sabe es que de seguir avanzado sólo se cruzará con Brasil (si también progresa el local en la Copa) en una hipotética final, el domingo 10 de julio, a las 21, en el Maracaná de Río de Janeiro.

  Messi (34 años) y Di María (33) quieren ponerle el broche de oro con la selección a sus fabulosas carreras. Esta Copa América es la cita más próxima y hoy al alcance de la mano. El año que viene estará el Mundial de Qatar. Pero ir mucho allá sería una temeridad.

Ambos fueron campeones olímpicos en Beijing 2008. Pero el sueño pendiente es coronarse con la mayor. Es es el gran desafío postergado que los une. Es la última tentación deportiva que comparten los cracks y compinches rosarinos. Más allá de que luego se den el gusto de hacer sus últimos goles en Newell’s, Leo, y en Central, Angelito.

Igualmente los pasos se dan de a uno y nadie mejor que ellos saben que para ser campeones primero hay que llegar a la final y luego hacer un partido efectivo para ganarla.

Los dos futbolistas de elite protagonizaron múltiples vueltas olímpicas y actuaciones memorables en sus clubes, como es el caso de Messi en Barcelona o Di María en Real Madrid, siendo para Angelito su club actual el París Saint Germain de Francia.

El sueño de ambos vuelve a estar en marcha y cerca de ingresar en la recta final de los partidos a todo o nada. Son los sobrevivientes de la vieja guardia y ahora los históricos de la remozada selección de Scaloni. ¿Se les dará esta vez?

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario