Ovación

"La gente está con miedo, pero con ganas de ayudar"

Santiago Visentin es rosarino, tiene 21 años, y vive en Italia desde hace más de dos años y medio. En la actual temporada está jugando en Virtus Verona.

Jueves 26 de Marzo de 2020

Santiago Visentin es rosarino, tiene 21 años, y vive en Italia desde hace más de dos años y medio. En la actual temporada está jugando en Virtus Verona, en el ascenso del calcio, en la serie C. Claro que antes pasó por las inferiores de Rosario Central, Renato Cesarini y Ferro. Desde su cuarentena obligatoria habló con Ovación desde uno de los focos mundiales de la pandemia, el norte italiano. "La gente está con miedo, triste, pero con ganas de ayudar", enfatizó.

"Estoy bien. Todo el día en mi casa como casi toda la gente. Estoy en el norte de Italia, que es una de las zonas más afectadas. La ciudad de Verona está desierta, está todo cerrado, la gente está toda adentro. Salvo los supermercados y las farmacias está todo parado. Nos dieron un programa para entrenar en nuestras casas", empieza contando Santiago con tranquilidad y total conciencia del flagelo que atraviesa la humanidad.

"Salimos lo mínimo indispensable. En los súper puede ingresar una persona por familia y la policía está bastante alerta en ese sentido. La gente ahora se concientizó y toma la situación muy en serio, pero al principio no se pensó que era tan grave. En el norte italiano hubo más contagios y ahí se tomó real conciencia", detalló Visentin.

El joven rosarino reconoció que "las personas están con miedo, tristes y con ganas de ayudar desde su casa. Todos los días se les hace un reconocimiento a los doctores con aplausos, el ánimo no es el mejor. Hasta principios de marzo entrenamos con normalidad y luego se cancelaron las prácticas definitivamente. Hace dos semanas que estoy totalmente en casa". Y siguió: "Las medidas estrictas se tomaron hace un par de semanas y se dice que los contagios y las muertes deberían disminuir en las próximas semanas. Pero para la vida normal no se habla de plazos. En el fútbol se podrían cancelar los campeonatos o bien retomarse en mayo, hay gran incertidumbre en todos los aspectos".

"Esto me marcará toda la vida. No es fácil, ni lindo vivirlo. Quería volver a casa a visitar a mi familia apenas terminara el torneo, pero hay que ver cómo nos organizamos. Es raro, inimaginable", asumió.

A modo de mensaje para sus coterráneos, a la distancia, Visentin destacó: "A los rosarinos les digo que se queden en su casa, que disfruten de la familia para frenar la pandemia. Es importante que no suceda lo que pasa acá. Es normal que uno al principio piense que no es nada, pero la situación es grave y hay que cuidarse por uno y por las personas que están al lado. Y a los que jugamos al fútbol es una pausa para luego volver con más ganas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario