Newell's

"Estamos preocupados, no es la campaña que esperábamos"

El capitán Luciano Pocrnjic habló de las cuestiones a mejorar, entre ellas generar más situaciones de gol. También se refirió a los errores en las pelotas detenidas y de su regreso al arco.

Miércoles 14 de Febrero de 2018

Newell's no atraviesa un buen momento y la derrota frente a Colón profundizó este escenario adverso. "Lógicamente estamos preocupados por la situación porque no es la campaña que esperábamos", manifestó Luciano Pocrnjic. "No podemos relajarnos con el promedio", fue otra de las frases del capitán rojinegro, consciente de que si los resultados negativos se repiten la próxima temporada tendrán problemas. El arquero sostuvo que a partir del compromiso del sábado frente a San Lorenzo, las prioridades son generar "más situaciones" de gol y "abrir los partidos". No dejó afuera de la charla los errores que se repiten en las pelotas parada en contra y su regreso al arco luego de la distensión en el muslo derecho, con una buena actuación que no alcanzó para evitar la pérdida de los tres puntos.

¿Cómo se encuentra el plantel?

Lógicamente estamos preocupados por la situación porque no es la campaña que esperábamos. Perdimos dos partidos de tres y es preocupante. Arrancamos la semana con todo sabiendo que el sábado tenemos un partido muy complicado. No hay tiempo de mirar para atrás y ya hay que pensar en San Lorenzo y tratar de recuperar los tres puntos que perdimos con Colón.


¿Qué se habló después del partido del otro día?

Entre todos coincidimos en que no fuimos profundos y no generamos situaciones de peligro, si bien ellos tampoco nos crearon mucho. Fue uno de esos típicos partidos en el que si metés el gol lo ganás. La pelota parada la venimos sufriendo y terminaron desnivelando con una de esas jugadas. Después lo pudimos haber empatado con el tiro libre de Luis (Leal) y no se dio (pegó en el palo). La verdad es que tenemos que mejorar. Fuimos sólidos durante todo el partido, pero tuvimos la mala suerte de que nos conviertan de pelota parada.


¿Sos de dar indicaciones a tus compañeros en la pelota parada y de estar señalando alguna cuestión en particular o cada uno tiene en claro dónde ubicarse y a quién marcar?

Más que nada pido atención, concentración. En cuanto al resto, cada uno tiene asignada su marca y su posición. Son cinco o seis segundos en los que hay que estar plenamente concentrados para que no suceda lo del otro día. Podés entrenar durante toda la semana, como lo hicimos, y tirar mil centros en una práctica, pero luego si no estás al ciento por ciento concentrado puede suceder lo de Colón. Así que creo que pasa por un nivel de atención máxima para evitar errores.


¿Es posible corregirle a un futbolista esa clase de errores remarcándole de qué manera marcar, cómo poner el cuerpo o utilizar los brazos?

El jugador que está en primera división ya tiene esas cosas en claro. Vuelvo a lo anterior. Pasa por tener el máximo el nivel de atención en una pelota parada, ya sea a favor o en contra. Podés entrenar lo posicional o alguna que otra jugada para atacar, pero después el resto depende de cada uno.


¿Para un arquero es una de las jugadas más complicadas el gol de Colón teniendo en cuenta a donde llega el centro y con el cabeceador cruzando la pelota de palo?

Sí. Fue una muy buena ejecución hacia afuera, de zurda. El que cabecea lo hace con el parietal y cambia el palo. Yo me encuentro más tirado sobre el palo del que ejecuta el córner y la metió bien contra el otro. Antes había tenido la posibilidad de sacar dos cabezazos, pero en ese no lo pude hacer y me fui con una desazón tremenda porque perdimos de local. Hay que seguir trabajando sabiendo que queda mucho por delante y que tenemos que recuperar puntos de manera urgente.


¿La más difícil que tapaste fue la primera en la que alcanzás a manotear el cabezazo de Guanca sobre el palo derecho?

Sí. Fue una pelota complicada porque estoy recorriendo el arco hacia el lado contrario de donde fue la pelota. Me agarró a contrapierna, pero tuve la posibilidad de sacarla.


La impresión es que no se notó la inactividad en tu vuelta a un partido oficial.

Me sentí muy bien, con mucha confianza y muchas ganas. Me preparé de la mejor manera durante este parate que tuve por la distensión. Hice un trabajo bárbaro con los kinesiólogos y me sirvió también para hacer una minipretemporada. Le decía a Luis Kraft (kinesiólogo), que fue quien me acompañó en toda la rehabilitación, que estábamos haciendo un gran trabajo y que seguramente lo iba a trasladar a la cancha. Y dentro de todo, el viernes las cosas me salieron bien. Quiero seguir yendo de menor a mayor para mostrar mi mejor versión.


Hace dos semanas hablamos con Gabriel Dottori (entrenador de arqueros rojinegro) y resaltó tu dedicación al trabajo. Dijo que no te tomaste ningún descanso y que seguiste entrenando, sin patear ni exigir la pierna.

A esta altura de mi carrera tengo que entrenar más que un chico de 20 años si quiero mantenerme a buen nivel y en la primera de Newell's. La exigencia es muy grande, soy consciente de eso, pero quiero dar el máximo para estar de la mejor manera. Cuando me pasó esto de la distensión me tomé dos o tres días. Y cuando noté que podía volver a entrenar lo hice junto a los kinesiólogos y a Gaby, que hace un gran trabajo. Volví bien porque nunca dejé de entrenar.


Más allá de cómo rindió el equipo, varias veces mostraron que no estaban tan lejos del juego rival y terminaron perdiendo por la mínima diferencia. ¿Qué es lo que tienen que mejorar para que eso no suceda?

Si hablamos sobre el encuentro que pasó fue el que menos generamos, sobre todo de local. Siempre en los encuentros en el Coloso habíamos generado dos o tres situaciones muy claras en cada tiempo, salvo con Belgrano, que nos tocó perder por la mínima diferencia y fue un partido similar al del viernes. Contra Colón, el que metía el gol ganaba. Si bien en el segundo tiempo mejoramos y con Joaquín Torres fuimos un poco más profundos, nunca pudimos tener situaciones de mucho peligro. Lo que hay que mejorar es tratar de abrir los partidos. El equipo que lo hace, en especial de local, se le simplifica un poco. Hay que tratar de volver a lo anterior, a generar dos o tres situaciones en cada tiempo.


Cuando los resultados son adversos aparecen los cuestionamientos y hasta las dudas sobre la continuidad del entrenador. Tenés trayectoria y viviste diferentes circunstancias en el fútbol, pero hay compañeros que son jóvenes. ¿Cómo absorbés todo lo que los rodea y de qué manera tratás de respaldar a los más chicos?

Los que tenemos que dar la cara son los más grandes tratando de sacarles responsabilidad a los chicos, que están haciendo sus primeras armas en primera. Ellos tienen muy buena proyección, pero hay que darles tiempo, aunque se sabe que ese tiempo en el fútbol no existe y entonces empiezan a sentir un poco la presión. Lo más sano para nosotros es estar más unidos que nunca y brindarnos al máximo día a día. Hay que tratar de estar unidos a pesar del momento que estamos viviendo. Esto es fútbol y a veces se viven momentos muy malos. Pienso que tenemos las herramientas necesarias para salir.


De visitante no consiguieron buenos resultados perdiendo la mayoría de los partidos. Aparte de incrementar las jugadas de gol, ¿cuáles son otras claves para tener chance contra San Lorenzo?

Confío en que haremos un buen partido porque enfrentaremos a un rival muy duro, pero en una cancha amplia. Eso nos viene bien, como pasó con River. En el Monumental tuvimos los espacios que no veníamos encontrando de visitante. Ojalá que podamos lograr los tres puntos. Sabemos que será un cotejo muy duro, pero con River fue lo mismo, incluso empezamos perdiendo y lo dimos vuelta. Hoy está todo muy parejo. Se demuestra día a día. Temperley casi le saca un punto a Boca (ganó 1 a 0) en la Bombonera. Antes del partido todos pensaban que Boca lo goleaba. Hay que ir a jugar con la mayor de las expectativas sabiendo que tenemos un equipo competitivo para enfrentar a cualquier rival. Sé que es difícil decir algo así ahora porque venimos de una derrota y nos encontramos en una situación muy delicada, pero estoy convencido de eso.


Newell's no tiene un promedio que lo comprometa y si hoy empezara el próximo torneo también contaría con cierto margen. ¿Se le presta atención a cómo pueden estar en el futuro si no se mejora?

En lo personal creo que hay que empezar a sumar de manera urgente. No podemos relajarnos con el tema del promedio, si bien hoy no estaríamos comprometidos como decís. En el torneo que arrancamos con Diego Osella se armó un equipo para tratar de conseguir un cierto promedio. Después terminó siendo una excelente campaña. Pero no fue hace mucho que estábamos pensando en el promedio. Hay que escalar en la tabla para tener mayor tranquilidad de cara al futuro y olvidarnos de situaciones incómodas que podríamos llegar a vivir si los resultados no empiezan a darse.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});