Central

En Arroyito los números no cierran

La asamblea que hizo ayer Central pasó a un cuarto intermedio para el próximo jueves 4 de julio en el Cruce Alberdi. El arco opositor exigió que se revea el presupuesto para poder aprobarlo.

Jueves 27 de Junio de 2019

Un caos. De principio a fin. La asamblea en Central arrancó envuelta en un clima de incertidumbre y malestar, ante todo, por el delicado presente deportivo. Un coro de silbidos contra la actual gestión retumbó en las entrañas de la sede del Cruce Alberdi cuando se hizo lectura de los temas del día. Luego tuvo varios correlatos, por cierto. Aunque el punto de ebullición llegó cuando se pidió moción para aprobar el presupuesto económico y financiero del período que comprenderá del 1º de julio hasta el próximo 30/6/2020 para luego dar paso a la asamblea extraordinaria. El oficialismo intentó dar por aprobada la asamblea ordinaria pero automáticamente el grueso de la masa puso el grito en el cielo mientras una notoria minoría levantaba la mano. Fue entonces que el presidente Rodolfo Di Pollina puso el freno de mano y pidió votar nuevamente. Separó a los que estaban a favor de los que no, pero todo entró en un cono de discusión, de cruces verbales y cambios de opiniones. Luego de más de media hora de charlas colectivas, el arco opositor solicitó que se revea el presupuesto porque así no lo aprobaban. En consecuencia, se pasó todo a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves 4 de julio, a las 18.30 y nuevamente en el Cruce Alberdi con los mismos actores que dieron ayer el presente. Como dato extra hay que remarcar que hubo durísimas críticas al manejo de las divisiones inferiores.

"No la aprobamos porque no están claros varios de los puntos que argumentó la actual comisión directiva. Lo que molestó, entre otras cosas, es que quisieron aprobar algo confuso. Pedimos el pasivo y no supieron decirlo. Encima, ya no tienen créditos bancarios. Lo de las divisiones inferiores también es para analizar a fondo. Vamos a ver qué dicen o con qué aparecen el próximo jueves. Esto fue un bochorno. Hace cinco años nos vienen mintiendo en la cara", graficó de manera directa el ex candidato a presidente en las pasadas elecciones Mario Moretti cuando Ovación lo consultó sobre la particular asamblea vivida anoche.

Por su parte, el también ex candidato presidencial Hernán Marty dijo: “Somos parte del arco opositor constructivo y no aprobamos el presupuesto por las anomalías que observamos en cuanto a los números en sí. Queremos transparencia en todos los puntos y temas. Nos vamos a reunir con los directivos en la semana y seguramente haremos una evaluación profunda de cada tema. El pasivo no es claro tampoco. Tenemos muchas preocupaciones pero deseamos ocuparnos para poder aportar ideas claras debido a que fallaron en muchos aspectos. Notamos además que no se corrige sobre la marcha. Central no está bien”.

"Más allá de que esta gestión fracasó no vamos a poner palos en la rueda. Fracasaron en materia de divisiones inferiores, del plantel profesional y desde el ámbito económico. Están todos divididos a nivel interno. No hay capital y eso que gobernaron con la mayor economía a disposición de la historia”, expuso a su momento un preciso Andrés Cánepa en representación de la agrupación que encabeza Diego Lavezzi.

En tanto, el presidente Rodolfo Di Pollina aseguró que “ante todo escuchamos a todas las voces. Sabemos que Central es un club muy político. Hoy (ayer) se debió posponer todo para la semana que viene porque seguramente la gente está descontenta con razón por el mal semestre que tuvo el equipo desde lo futbolístico. Sin embargo, abriremos la mesa para charlar y buscar un consenso porque esa es nuestra idea también. Fue un semestre difícil desde lo deportivo y financiero”.

Antes de hacer un paréntesis en la moción, uno de los expositores fue Marcos Messineo. “Veo a un grupo de amigos fácil de convocar a marchas y que nos llevará a la B Nacional. El año pasado nos tuvimos que comer un show mediático del ex tesorero, quien decía que el club tenía cuatro millones de dólares en el banco. Y lo que tenemos son 20 millones de dólares de deuda”, afirmó.

Otro que se ganó el aplauso generalizado fue Javier Armentano, referente de Cultura Canaya, quien expresó: “Central está mal. Sedes abandonadas. Quedamos eliminados de todos los torneos en unos pocos meses. Hay poco presupuesto para las inferiores. ¿Y el centro del alto rendimiento? Esto es una verdadera estafa. No aparecen jugadores. Le entregaron las llaves del club a un tal Grossi primero y después a Maggiolo, de dudosa ética profesional. Cómo puede ser que Central tenga un convenio con Adiur, club en el que uno de sus dirigentes es socio de Newell’s. Vendieron a Lo Celso, Cervi y Montoya, que llegaron por Pascuttini y Teglia, dos personas que luego fueron echadas por ustedes. No aparecen jugadores porque se los llevan antes”.

"¿Dónde están los que hacían marchas cuando se trajo a Donatti. Son esos mismos que quisieron y echaron a Miguel Angel Russo. Tenían el deseo de ser oficialistas. Y ahora lo son. Trabajen por el honor y no por los honorarios. Nos estamos yendo a la B”, cerró Armentano en medio del "oh..., que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

Fueron casi cuatro horas de tensión, cruce de opiniones, intercambio de ideas, silbidos y cánticos rabiosos contra la actual gestión que encabeza Rodolfo Di Pollina. Hubo tres ejes en los que la mayoría de la masa giró con marcada preocupación: la pileta que no funciona por la falta de inversión en materia de gas, las siempre cuestionadas divisiones inferiores y el flojo presente del plantel profesional, que en la próxima temporada deberá luchar por no descender. Sin dudas, el próximo jueves habrá una nueva saga de esta película que anoche fue de terror para el oficialismo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario