Ovación

Empezar de punto para terminar de banca

Central recibe a Boca y Newell's visita a River. Las claves tácticas de los duelos apasionantes.

Domingo 26 de Noviembre de 2017

La décima fecha de la Superliga tiene programados para hoy dos partidos enormes desde lo táctico y lo emocional. Y serán protagonizados por los equipos rosarinos. En primer turno, desde las 19.15, River recibirá a Newell's en Núñez. Luego, a las 21.30, chocarán Central y Boca en el Gigante. Son los dos platos fuertes de un domingo de gran acción. Ahora bien, ¿qué deben hacer los dirigidos por Llop y Leo Fernández para tener chances reales de cantar victoria y tumbar a los dos grandes de Buenos Aires?

   Lo primero que deberán hacer los equipos rosarinos para mandar a la lona a los tanques porteños es reconocer la realidad y saber que para poder terminar como banca tendrán indefectiblemente que empezar como puntos. Esto no significa que leprosos y canallas deban sentirse menos que millonarios y xeneizes, respectivamente, pero sí entender que para poder imponer las condiciones del partido antes que nada necesitarán neutralizar las potencialidades del oponente. Ir por el camino inverso puede ser letal para ambos.

   Para acercarse al éxito lo que no pueden negociar bajo ningún punto de vista los equipos rosarinos es la concentración, el esfuerzo, el compromiso colectivo, la enjundia para disputar las pelotas divididas, el orden táctico y, en los metros finales, la osadía individual. Porque River y Boca son equipos que en cuatro toques destraban el trámite más chivo y se quedan con todo. Que no dan segundas oportunidades y cuando aceleran suelen hacer un daño irreversible.

   Claro que cada partido tendrá su propia historia. Y este juego extraordinario que es el fútbol suele igualar potencialidades y presentes. Nadie tiene la vaca atada y más allá de los nombres temibles que en la previa tienen millonarios y xeneizes, los equipos rosarinos están en condiciones de regalarse una alegría grande, necesaria y que los envalentone para encarar lo que resta del 2017, donde se destaca justamente el gran clásico que se disputará dentro de dos fines de semana en Arroyito.

   Por orden de aparición, Newell's tendrá una parada bravísima ante el siempre complicado equipo de Marcelo Gallardo. Si bien no está confirmado el once titular, el motor del Millo está en la generación de juego de los volantes Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Enzo Pérez y Gonzalo Martínez. Todos ellos, sumados al conocido instinto goleador de Ignacio Scocco, constituyen las principales cartas de triunfo del club de Núñez.

   Para contrarrestarlo, la Lepra necesitará primero tener a raya a los volantes rivales, no perder las marcas y además hacerse de la pelota mediante la tenencia que puedan plasmar Víctor Figueroa y Brian Sarmiento, que deberán hacer pesar la buena técnica y experiencia. También serán clave las gambetas en velocidad de Joaquín Torres y, a la vez, el oficio de Luis Leal para intentar ganarles las espaldas a Maidana, Pinola o el que juegue.

   El otro partido, en el Gigante, también tendrá detalles estratégicos a tener en cuenta. Boca suele crecer a partir del manejo de la pelota, pero se siente incómodo cuando le "ensucian" los caminos. Por eso Central deberá ser sólido en el doble cinco que integran Maxi González-Leonardo Gil y atrevido en las bandas con Camacho y Pachi Carrizo. Ellos se enfrentarán a Nahitán Nández, Wilmar Barrios, Pablo Pérez y Edwin Cardona, los "amos" del fútbol xeneize. El saldo de esta batalla volcará el trámite para uno u otro lado.

   Además la defensa canalla tendrá que estar muy atenta a Walter Bou y Cristian Pavón, este último manteniendo un duelo aparte con José Luis Fernández.

   Claro que si Central logra que la pelota llegue limpia a Marco Ruben y Fernando Zampedri, allí el equipo de Leo Fernández podrá ilusionarse con ponerle una zacadilla al líder Boca. Hay promesa de dos partidazos. Dos historias listas para ser escritas. Chocan rosarinos y porteños. Son los cotejos más motivantes para los jugadores y los que generan mayor expectativa en los hinchas. A rodar la vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario