Clásico rosarino

Eligieron ellos: el clásico será en Lanús el 24 a puertas cerradas

La Copa Argentina, es decir la AFA, oficializará hoy la fecha, el lugar y la prohibición de que los hinchas de Central y Newell's puedan disfrutar del clásico por los 4º de final ante la falta de acuerdo de las partes rosarinas.

Viernes 12 de Octubre de 2018

Y... al final es la peor decisión. Para los hinchas, que son los que sostienen al fútbol. Para la premisa que "en teoría" pregona la Copa Argentina, esa de que se juegue con público de los dos equipos. De qué sirve llevarlo a una cancha neutral si sólo se verá por televisión. Claro, esto es Central-Newell's: un partido distinto. Al que "todos" le tienen miedo. A la "posibilidad de incidentes", a "la lluvia de críticas" y, sobre todo, al "temor a la derrota". La determinación es "jugarlo a puertas cerradas, en cancha de Lanús, el miércoles 24 de octubre, a las 19" (el presidente de Lanús, Nicolás Russo, confirmó que le alquilaron la cancha para ese día, a las 15). Está definido, como lo adelantó Ovación el miércoles, sólo resta que se oficialice en las páginas de la Copa y de la AFA.

El "lo jugamos dónde y cuándo sea" pregonado por los clubes rosarinos se transformó en esta fecha y lugar. El tema de que se jugará sin hinchas es otro: el operativo de seguridad. El hecho de que nadie se hiciera cargo, más allá que desde los organismos provinciales santafesinos deslizaron siempre que estarían preparados para garantizar un dispositivo seguro en cualquier escenario (algo que no sonó con firmeza y que, encima, desde el Concejo municipal de Santa Fe presentaron un proyecto para que no se jugara en la capital de la provincia), llevó a hacer la más fácil: que los hinchas se queden en sus casas mirándolo por TV. Claro, total es por TyC Sports, sin codificar. Y que Rosario se organice sólo para el operativo de cuidar a los hinchas del equipo ganador en el festejo en el Monumento, o en el Coloso, o en el Gigante.

Nada de sorteo de estadio dentro de Rosario. Para qué arriesgar en el de Colón. A Lanús y listo. Bueno, al menos desde la Copa Argentina (que en realidad es la AFA) no se despacharon con llevar a los planteles hasta Mendoza o San Juan.

Y el día, que era el gran tema en el que canallas y leprosos no se pusieron de acuerdo en la búsqueda de ventajas, quedó establecido para el miércoles 24. Sin importar que un par de días antes desde la Superliga lo habían elegido para que Newell's jugara el partido frente a Estudiantes suspendido del fin de semana con temporal en Buenos Aires. ¿Para cuándo pasará? No importa, ya se verá.

"Total se cambia", no pasa nada. Así como se suspendió un par de horas antes aquel cotejo en cancha de Quilmes, casualmente porque tampoco se jugaba en cancha de San Lorenzo (rival de Estudiantes por Copa Argentina). Si también en un día se resolvió que River enfrentara un domingo de Superliga la eliminatoria de 4tos de final de Copa, al enterarse el día anterior de quién sería su rival, claro que en ese caso no sólo por tratarse de los millonarios y su apretada agenda sino porque los chaqueños de Sarmiento no tenían espalda para quejarse y pusieron la cabeza en Mendoza.

Así se organiza todo en el fútbol argentino. Claro, esto también pasa por culpa de las dirigencias de Newell's y Central. De los técnicos temerosos por no tener un jugador o aprovechar que el otro no lo tenga. De los delincuentes que se disfrazan de hinchas para hacer sus negocios delictivos. De los que se olvidan que se trata de un partido de fútbol, intenso y definitorio, pero sólo de fútbol.

Ahora a preparar el clásico para el miércoles 24 de este mes en cancha de Lanús, sin público. Un día que "favorece a Central" porque Newell's lo quería jugar una semana antes, el 17, pese a que los auriazules también apostaban por el 31. También porque "Central contará con el chileno Parot", pese a que la Lepra tendrá en mejores condiciones a Leal y tal vez con Brian Sarmiento. La cancha será la del club granate, justo el que está "en pelea" con los rojinegros por los puntos quitados y devueltos. La salvedad es que será considerado escenario neutral, porque afuera del Coloso los leprosos no ganan hace casi un año (si empataron 2 veces, el torneo pasado en Tucumán y en este en Córdoba, y pueden avanzar con una victoria por penales como pasó ante Atlético Tucumán en 8º de final de la Copa, en cancha de Temperley). Y la "buena" para ellos es que el próximo clásico será en el estadio Marcelo Bielsa, en febrero próximo (el fin de semana del domingo 10) por la 18ª fecha de la Superliga y ahí sólo con hinchas rojinegros, claro, si no interviene la AFA y también se lo lleva de la ciudad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario