Ovación

El primer golpazo al ciclo canalla del Kily González fue a la mandíbula

El ciclo del Kily González recibió un cimbronazo, dentro de la cancha ante un rival inferior que lo goleó, y fuera de ella en la previa con la posible salida de su PF. Un contexto inimaginable.

Jueves 21 de Enero de 2021

¿Cuál es el verdadero Central? ¿Aquel amparado en un proyecto dietético, arropado en las condiciones que ofrecía una pandemia inédita y una organización del fútbol que cambió sobre la marcha, sin el riesgo de los promedios y adaptado a una realidad económica ajustada? ¿Aquel que por eso mismo entendió que, con cuerpo técnico nuevo y muchos juveniles, podía permitirse objetivos medidos? ¿Aquel que entonces llegó a la final de la zona Complementación como un buen premio? ¿O es que apareció otro Central, que no se veía, capaz de recibir un golpazo como el de anoche en San Nicolás, que trascendió lo deportivo porque se inscribió en el contexto de una salida posible del preparador físico y del “no” de Marco Ruben a volver a ponerse la camiseta canalla? La dolorosa eliminación en la Copa Argentina a manos del modesto pero prolijo Boca Unidos de Corrientes, ¿se quedará en la mala anécdota o traerá coletazos? Todas preguntas inimaginables hasta hace poco, hay que decirlo.

Porque el PF Ernesto Colman no asistió a San Nicolás, en medio de versiones de salida decidida (ver página 5), de problemas internos que empezaron a crujir antes de que el equipo del Kily González saliera dormido a la cancha y en dos movimientos de un jugador querido en Arroyito como Antonio Medina quedara rápidamente al desnudo. Penal, gol del Tony y a empezar a verse reflejado en una realidad que hasta antes de la final con Vélez no era un paraíso, pero no tenía frentes de tormenta. Encima, después el blooper de Bottinelli lo dejó atónito, sin capacidad de reacción. El tercero fue la lógica sentencia.

Lo dicho, el paso por la primera fase de la Copa Maradona no lo encontró en condiciones de clasificar ante dos rivales muy superiores como fueron Banfield y River. Había cierta aceptación de que eso podía pasar. Por eso, el buen andar por la fase Complementación obró como un proceso en crecimiento. Aún con fallas, aún con errores necesarios para los tiempos de maduración de varios chicos, las victorias lo fueron situando en un escalón más arriba del que había empezado. Hasta en la caída ante Vélez en San Juan, Central tuvo momentos de buen fútbol.

Rosario Central 0-3 Boca Unidos | Copa Argentina

Por eso mismo, porque el Kily González y todo Central tomó este debut en la Copa Argentina como un objetivo prioritario, porque puso todo lo que tenía a disposición y porque enfrentaba a un rival de dos categorías abajo que hacía mucho estaba parado, siendo de lo peorcito de la reanudación del Federal A, es que llamó tanto la atención todo lo que pasó anoche dentro de la cancha del Unico de San Nicolás y lo que traía de afuera que empezó a conocerse.

¿Son dos partes de un mismo relato, esta derrota inapelable que le propinó Boca Unidos con sólo un poco de inteligencia que le faltó a Central con los acontecimientos que generaron malestar, al menos en una parte de un cuerpo técnico que parecía también abroquelado?

La relación se verá o no. De lo que no hay dudas es que Central sufrió anoche la peor de las derrotas de este ciclo de Cristian González. Que hizo recordar lo que ocurrió en la edición pasada ante Sol de Mayo de Viedma, pero acaso peor. Porque aquella vez el Loncho Ferrari guardó confiado. Ayer el Kily no. Uno de los objetivos para el 2021 se archivó más temprano que tarde, ante un rival inferior que le ganó con poco pero bien. Un golpazo a la mandíbula.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS