Central

El capitán sigue ancho de espalda

Marco Ruben fue vivado por la gente antes del partido y cuando Bauza lo sacó en el adicional. Después de una semana cargada de polémica, el 9 sintió un gran respaldo.

Lunes 13 de Agosto de 2018

Había un partido especial para varios ayer en el Gigante. Para Central mismo, por tratarse del debut en la Superliga; para el Patón, en lo que era su regreso a Arroyito tras 17 años, y también para Marco Ruben. La incógnita de cómo podía rendir el capitán después de lo que fue una semana convulsionada por las declaraciones que realizó contra la comisión directiva estaba. Pero no sólo eso, sino que lo que también estaba por verse era qué partido jugaban los hinchas con el hoy máximo referente del plantel tras muchas idas y vueltas sobre una posible salida del club que terminó con su permanencia en el equipo canalla. No tuvo gol, pero sí mucha participación en el juego, mucho esfuerzo, mucho desgaste. Y fue reconocido por la gente. No sólo en medio del juego, sino antes de que la pelota comenzara a rodar.

   Valía el tester de lo que era el anuncio de la formación del equipo por parte de la voz del estadio. Por escándalo Marco fue el más aplaudido, lo que, a esa altura, ya era un voto a favor de parte de los miles de hinchas que ayer dieron el presente en el Gigante.

   Con toda la experiencia que tiene en el lomo estaba claro que difícilmente la semana convulsionada le pasaría factura. Podía jugar bien, regular o mal, pero eso iba a ser decididamente por avatares del juego. Y en líneas generales cumplió.

   Estuvo cerca del gol, pero fue la cuota pendiente. Pudo romper con eso a los 38' cuando metió un cabezazo que se fue cerca del palo derecho tras un centro de Camacho. Pudo hacerlo también a los 42', con otro cabezazo también desviado. Antes y después de eso fue más lucha que otra cosa. No obstante, el sacrificio fue una bandera que levantó bien alto.

   Cuando a los 71' ingresó Herrera por Zampedri fue un indicio también de parte del Patón Bauza, quien optó por dejar al capitán en cancha pese al correcto partido que también estaba haciendo el entrerriano.

   Y si de mensajes se trata, su reemplazo ya en tiempo adicional puede tomarse de esa forma. Adentro Lovera y afuera un Ruben otra vez muy aplaudido (levantó sus brazos y juntó las palmas como aquella vez en Santa Fe, en lo que parecía era su despedida), que un par de minutos antes había tenido una de las más claras del partido, pero que Arboleda se lo impidió.

   Será tarea de Bauza lograr que Ruben y Zampedri logren conectividad. Pero lo que quedó en claro anoche es que el capitán tiene el respaldo del entrenador y de los hinchas. Sin dudas, sigue teniendo ancha la espalda.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});