Rusia 2018

El ambiente tóxico se llevará puesto al técnico

A tres días de jugar ante Nigeria un partido que decidirá si Argentina sigue o no en el Mundial, Sampaoli sufre el operativo desgaste ante un plantel que se sublevó y piensa autogestionarse.

Domingo 24 de Junio de 2018

Ya es imposible que la selección argentina le pueda escapar al ambiente tóxico que la rodea desde que se instaló en Bronnitsy. Todos los días pasa algo nuevo que provoca cimbronazos internos y fisura cada vez más la convivencia del plantel con Jorge Sampaoli. Todos deberían estar pensando en que el martes lo que está en juego es nada menos que seguir en el Mundial de Rusia, pero no es así. La guerra de egos siempre es más fuerte. A Sampaoli también le pegan todas las esquirlas de las versiones y habladurías que aseguran que perdió el control de todo, que el plantel se le sublevó, que se le fue de las manos y que su ciclo al frente de la selección está terminado. Si no se va ahora es sencillamente porque en tres días el seleccionado se juega su continuidad en el Mundial de Rusia y alguien tiene que sentarse en el banco de suplentes o firmar la planilla como entrenador. Pero los jugadores ya le perdieron el respeto y no le creen más nada. Se cansaron de tantos sacudones tácticos, de los planteos equivocados y de algunas conductas que adoptó el Zurdo que no cayeron bien en el plantel. Incluso, algunas voces hasta aseguran que no tendrá injerencia en el armado de la formación que buscará la clasificación. Esto con el correr de las horas fue desmentido, aunque no sería una locura que el diseño del equipo estuviera a cargo de los propios jugadores.

Una concentración sin paz

No hay paz en el búnker argentino. Justo cuando el triunfo de Nigeria le había devuelto la respiración a un equipo que casi no tiene signos vitales, ayer la concentración argentina se pareció a un campo de batalla por todas las bombas que explotaron y las situaciones que trascendieron. El presidente Claudio Tapia convocó por la tarde a su habitación al entrenador Sampaoli para tranquilizarlo y decirle que no le diera bolilla a todas las versiones que estaban dando vueltas: "Quedate tranquilo y pensá en el partido contra Nigeria", le habría dicho el presidente de la AFA al entrenador. Eso sí, que le haya dicho eso no quiere decir que no le molesten ciertos comportamientos del entrenador casildense, sobre todo los relacionados con el manejo del grupo y con las decisiones que toma a la hora de plantear los partidos.

Se pensó que luego de la reunión cumbre que mantuvieron el viernes los jugadores con el cuerpo técnico y Claudio Tapia, el presidente de la AFA, para aunar fuerzas y tratar de sacar adelante este duro momento y avanzar a octavos, todo de poco tomaría su cauce normal. Pero nada de eso ocurrió. Al contrario. Con el correr de las horas empezaron a descubrirse situaciones que sucedieron en las distintas reuniones mantenidas por las partes. Lo cierto es que Sampaoli está sufriendo el mismo operativo desgaste que vivió en su momento Edgardo Bauza cuando era el técnico de la selección. Aunque con una gran diferencia y es que esta especie de motín de los jugadores lo está padeciendo en pleno Mundial y a tres días de disputar el partido que decidirá el futuro de la selección en Rusia.

Para tirar más nafta a este presente incendiario de la selección argentina, ayer se viralizó un audio en el que supuestamente Ricardo Giusti habla con Franco, su hijo, para contarle que los jugadores argentinos le plantearon a Sampaoli que a partir de ahora las decisiones las tomarán ellos y que esto fue aceptado por el entrenador. Esta versión sobre que los futbolistas habrían levantado la voz contra Sampaoli y habrían tomado el poder en las decisiones con el guiño de Tapia no es de ahora. Fue un rumor que viene inundando las redes sociales desde hace varios días, aunque los protagonistas siempre lo desmintieron rotundamente. Es más, un allegado a Tapia no dejó margen para una mala interpretación de la situación: "Son todas mentiras las que se está diciendo", expresó. Pero el contenido del audio existió y lo que se escucha tiene muchos puntos de contacto con lo que se ve en el día a día de la selección y los protagonistas ocultan.

En el audio se escuchó el siguiente diálogo: "Franco, recién terminé de hablar con Burru (mánager de la selección). Dice que los jugadores quieren armar el equipo ellos y que se lo dijeron a Sampaoli y al presidente. Y que si Sampaoli quiere ir al banco, que vaya, porque les da lo mismo", se oye en la grabación. Ante el escándalo que se armó, Giusti mandó a decir a radio La Red que no fue el autor de esas palabras que se escuchan en el audio, aunque todo indicaría que sería él.

Más discusiones

La grabación toma estado público luego de que una fuerte versión, como se explicó más arriba de la nota, asegurara que en la reunión del viernes, los referentes del plantel se plantaron ante Sampaoli, su ayudante Sebastian Beccacece, Lionel Scaloni y Tapia. Según cuentan, en un principio, el Zurdo se habría opuesto a acceder al pedido de los jugadores de quedarse con el poder de las decisiones y hasta habría discutido con Scaloni por acusarlo de ponerse del lado de los futbolistas. Después de varios minutos, Tapia habría avalado la exigencia del plantel y ahí Sampaoli habría cedido. Todo es tan confuso que Argentina puede salir a jugar contra Nigeria con un entrenador sin poder de determinación sentado en el banco ya que los que deciden son otros.

Pero como nadie confirma nada, las versiones se hacen una bola de nieve cada más gigante y lo único que hace todo es dinamitar las pocas posibilidades que tiene Argentina de continuar en el Mundial. Por ejemplo, ayer el técnico Ricardo Caruso Lombardi hizo explotar, como ya es su costumbre, una granada mediática que involucró a Javier Mascherano y Cristian Pavón en una supuesta pelea. Pero todas las partes con la que habló Ovación las desmintieron. De hecho, con el correr del día se conoció un video en el que se lo ve al Jefecito saludando a Pavón y diciéndole irónicamente, mientras estrechaba su mano: "Me cagaste a trompadas". Todo esto sucedió porque Caruso aseguró que Mascherano le habría dicho a Caballero: "Sos un forro. Mirá el gol que te hiciste. La con... de tu madre". Y lo empezó a putear. Y Pavón le dice: "Basta, no le digas más nada. Pobre pibe, ya está, dejalo. Ya se comió el gol, no lo mates". A lo que Mascherano le habría respondido: "¿Qué te pasa nene? Pendejo, vos cerrá el orto?". Y Pavón le dio una ñapi (sic).

Y, como si algo faltara para empiojar más el día de la selección, ayer un nuevo audio sacudió las paredes de la concentración de Bronnitsy. En este caso era la voz de Gustavo Cisneros, un ex técnico de Excursionistas que citaba al entrenador de arqueros Martín Tocalli. Según el relato de Cisneros, Tocalli no tendría la mejor relación con Sampaoli: "Están peleados, pero sigue igual con él porque lo respeta como profesional y además los arqueros quieren trabajar con Tocalli", se escucha.

Con este ambiente de autodestrucción permanente, la selección argentina tiene por delante el partido que no reconoce grises. Se queda o se va tempranísimo del Mundial. Se sentará en el banco de suplentes Jorge Sampaoli, aunque todo indica que será un técnico simbólico porque los jugadores serán los que tengan más voz y voto en el planteamiento que realizará el equipo contra Nigeria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});