Newell's

De Felippe estalló de bronca

El DT leproso cargó contra el árbitro Echavarría y lanzó munición gruesa contra la Superliga y la Copa Argentina. "Estás luchando contra monstruos que tienen muchas cabezas", dijo ofuscado.

Jueves 25 de Octubre de 2018

Y una noche Omar De Felippe explotó. Claro que la derrota de ayer ante Estudiantes por la mínima diferencia terminó colaborando para que el DT leproso tire dardos filosos para los cuatro puntos cardinales. El entrenador le pegó duro al juez de ayer Pablo Echavarría por no haber expulsado al defensor local Iván Erquiaga por un patón descalificador a Joel Amoroso, pero además evidenció su malestar con los organizadores de la Copa Argentina y la Superliga, que recargaron la agenda rojinegra justo cuando está en el horizonte el clásico de la Copa Argentina ante Central. Por eso Don Omar se corrió de su habitual tranquilidad y tuvo un discurso durísimo. "Acá se dice que el pierde el clásico se va. Perdés el clásico y te vas. Si me toca perder, me iré. No tengo problema", aseguró, y continuó: "Newell's pidió cambio de horario y no nos dieron ni pelota, a otros sí los cambiaron. Estás luchando contra monstruos que tienen muchas cabezas. Cuando me meten el dedo donde no me lo tienen que meter, reacciono".

>> Leer más: Newell's no logra asomar la cabeza

El DT empezó hablando de futbolístico e indicó: "La verdad es que me gustó el trabajo de los pibes, entendimos como había que jugar el partido y la bronca es que se nos escapó. Pudimos hacer goles. Me gustó el equipo que fue a buscar, fue palo y palo y otro día nos tocará mejor suerte que en este partido. No estuvimos finos en algunas jugadas para definir en el último pase. Valoro la actitud de los pibes".

Pero enseguida fue muy crítico con la actución del árbitro Pablo Echavarría: "La patada de atrás (de Erquiaga) a Amoroso es roja. Ojalá estos jueces localistas me toquen cuando tenga que jugar en Rosario. Leal fue amonestado por tirarse en el área y ellos simularon y no pasó nada. Igual de la derrota no tiene la culpa el árbitro".

Y fue por más: "Espero que Newell's esté con la guardia alta. Es una vergüenza todo. Este partido lo teníamos que haber jugado en su momento. Acá abrieron el grifo y suspendieron el partido por probables lluvias eléctricas dentro de tres horas. Ahora tuvimos cinco partidos en 16 días y quisimos mover el del lunes (ante Argentinos) y no pudimos. No entiendo por qué no se jugó el clásico en la última fecha Fifa. Llaman la atención tantas cosas contra Newell's. El día lunes qué equipo pongo en la cancha si después el jueves está el clásico. ¿La Superliga no puede mirar cuándo juegan los equipos? Por qué corrió los horarios de algunos equipos y otros no. Acá está pasando algo. ¿Cuál es la transparencia de esta Superliga?".

"No quiero ni pensar en quién será el árbitro del clásico. Si hablo mal de Loustau y me dirige el clásico qué hago. La patada de atrás a Amoroso que fue amarilla, ¿es igual a un tipo que se tira en el área con Leal? Repito, este partido ya se tendrían que haber jugado, ¿qué carajo está pasando acá?", arremetió.

El DT leproso continuó: "Acá dicen que el técnico que pierde el clásico se va, yo no tengo ningún problema porque voy a seguir dirigiendo. Necesitamos ganar siempre el partido que viene, estás luchando contra monstruos que tienen muchas cabezas. En esto nos conocemos todos. En esta cancha de Quilmes nunca se suspendió un partido por lluvia. Hubiera echado al 3 de Estudiantes en la patada de atrás a Amoroso y hoy (ayer) cambiaba la cosa. No entiendo cómo las organizaciones de Copa Argentina y la de la Superliga hacen que jueguen tantos partidos seguidos. Es muy facil organizar el cronograma. Newell's pidió cambio de horario y no nos dieron ni pelota, a otros sí los cambiaron".

Y concluyó: "Si no echaban a Rivero hubiéramos ganado. Me quedo con lo deportivo, aunque fallamos en el último pase. Esto va más allá del fútbol. Cuando me meten el dedo donde no me lo tienen que meter reacciono. Qué está pasado. Acá se dice que el pierde el clásico se va. Perdés el clásico y te vas. Si me toca perder, me iré. No tengo problemas. Voy a seguir viviendo y dirigiendo".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario