Rusia 2018

Charlas con un taxista sobre Messi y Maradona

Salvo algunas excepciones, los taxistas son generadores de conversaciones por naturaleza. En cualquier parte del mundo y en San Petersburgo también.

Martes 10 de Julio de 2018

Salvo algunas excepciones, los taxistas son generadores de conversaciones por naturaleza. En cualquier parte del mundo y en San Petersburgo también. En ruso o en inglés, en esta ciudad ya uno se encuentra menos perdido porque muchos hablan inglés. Lo cierto es que siempre hay algo para hablar con ellos. O de qué enterarse. Son como una especie de psicólogos urbanos al alcance de la mano.

Los taxis van y vienen por San Petersburgo a una alta velocidad. Ellos manejan así. Están los amarillos, blancos o negros, todos con autos último modelo y choferes un tanto arriesgados, que se fastidian hasta los gritos cuando se les pide una factura: "No, ticket, no", dicen de mala manera, aunque lo terminan haciendo ante la insistencia. A favor del manejo rápido hay que decir que en San Petersburgo no hay calles estrechas o laberínticas, al menos en los puntos neurálgicos de la ciudad. Casi todas son avenidas muy fluidas para el tránsito vehicular. Ni hablar una de las calles más famosas del mundo como es la avenida Nevsky, donde se concentra la población turística. Las bocinas casi ni se usan.

La conversación con Dmitriy, el chofer que llevó al enviado de Ovación desde el aeropuerto internacional de Púlkovo hasta el hotel en donde se encuentra hospedado, empieza mientras acelera a fondo la camioneta Nissan color negro. Habla algunas palabras en inglés y lo poco que se le entiende es que quiere saber la nacionalidad del pasajero. Cuando se le responde "argentino", salta en el asiento con una expresión como si tuviera un resorte: "Messi is a great player", sostiene. Es decir que la Pulga rosarina es un gran jugador. Parece que está descubriendo la pólvora. Se le da las explicaciones de la respuesta y cuando se le menciona a Maradona, sorprende con una mención típica de un habitante de un país en el que no se respira todo el día fútbol: "He is still playing" (El todavía está jugando). Por suerte se llega a destino. Después de eso, la charla no daba para más.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});