Ovación

Charla con el Kily en la mesa chica: Central debate el futuro del entrenador

Cristian González hablará con los dirigentes para analizar el pobre presente. Si Central pierde ante Banfield, y el técnico presenta la renuncia, la aceptarán

Domingo 04 de Abril de 2021

Central es un hervidero. El tormentoso proceso que encabeza Cristian González generó un clima denso en la vida interna canalla. La aún ardiente derrota ante San Lorenzo, sumado al bochornoso espectáculo brindado por el entrenador sobre el final, obligó ayer a los directivos a mantener un cónclave para analizar el cuadro de situación con la mayor frialdad posible. La realidad marca que nunca es saludable actuar con la adrenalina de la impotencia a flor de piel. Por eso los selectos integrantes de la mesa chica dirigencial que manejan los hilos del fútbol se reunirán este domingo con el Kily para analizar el pobre presente deportivo y replantear varias cuestiones. No obstante, si Central pierde ante Banfield el próximo partido y el técnico pone la renuncia en la mesa porque considera que ya su función no saludable para la institución, la aceptarán sin poner barreras.

Jornada sabatina movida

Los integrantes de peso de la comisión auriazul hicieron un cabildeo para examinar a fondo el desempeño del primer equipo y entrenador en el Nuevo Gasómetro. Porque no sólo dolió la derrota. Fue la forma y la desacertada postura que mostró el Kily cuando se armó la trifulca cerca del final entre los jugadores de uno y otro equipo.

  La directiva no tomó nada bien como actuó el técnico canalla. Y no es para menos. Su incursión atentó contra el escudo del club ante todo. La irracionalidad del DT quedó expuesta cuando varios juveniles, entre ellos Almada, trató de apartarlo del foco de lucha. Falló como cabeza de grupo.

  González dejó una imagen que no representa la esencia de Central. Este tema se tocó con ímpetu en la charla y cruces de mensajes entre los actores de la mesa chica que tiene el elenco de Arroyito.

  Hubo además algunas voces que pusieron el grito en el cielo y clamaron por la cabeza del entrenador. No hubo consenso en este sentido. El tema fue calmar las agitadas aguas porque aún hay un camino por recorrer en el torneo.

  Es cierto que el equipo no funciona en lo táctico. También que hay apellidos que no logran hacer pie a la hora de la sincronización. No obstante, la conclusión fue mantener un diálogo inmediato con el entrenador para poner sobre la mesa todos los ingredientes que atentan contra la evolución futbolística del equipo.

Sin alternativa en el horizonte

La continuidad de Cristian González pende de un delgado hilo. Eso está fuera de discusión. Pero también es verdad que pasadas ocho de 13 fechas que tiene el torneo, no hay un apellido fuerte a mano para suplir al DT en caso de dar el portazo.

  Según pudo certificar Ovación, los directivos canallas no exigirán la renuncia del Kily cuando lo tengan cara a cara. Los más racionales no quieren cometer el mismo error que se cometió con Edgardo Bauza. El archivo indica que el entonces vicepresidente segundo, Martín Lucero, le cortó la cabeza al Patón cuando la estela del título de la Copa Argentina aún estaba latente. Si bien luego el actual Secretario General de Sadop Rosario renunció al cargo, lo concreto es que el daño al ex capitán y verdadero ídolo ya estaba hecho.

Pascuas diferente

No será un domingo más para los agentes más importantes que tiene Central. Vivirán una Pascuas diferente. Se reunirán para analizar el futuro del entrenador canalla.

  El Kily, al menos ayer, se mostró muy impotente por el mal momento que acarrea el equipo. Además expresó su alto grado de irresponsabilidad cuando se abrió un mini frente de batalla en la cancha. Hizo una especie de mea culpa.

  Si embargo, hoy recibirá un tirón de orejas. Porque si bien es verdad que asumió como entrenador en un momento particular como consecuencia de la pandemia, tampoco hay que olvidar que asumió el riesgo de encabezar un proyecto con juveniles para frenar el endeudamiento institucional.

  Gracias a su rígida postura de poner el pecho ante la adversidad y ante cuadro de incertidumbre que genera el avance del coronavirus, la tesorería canalla ahorró cinco millones de dólares debido a las bajas de varios contratos altos.

 El Kily sabe dónde está parado. Camina por la cornisa sin arnés. Todavía tiene un poco de crédito. Eso lo mantiene de pie. Pero ante San Lorenzo hipotecó su estadía al mando del primer equipo. Y lo sabe perfectamente.

  Por eso, y entrando en el campo de las posibilidades, si Central llega a perder el próximo domingo contra Banfield en el Gigante, no será nada extraño que él mismo ponga la renuncia a disposición. No será rechazada, por cierto, pese a que al torneo luego quedarán cuatro partidos más donde el canalla tendrá que medirse contra Aldosivi, Estudiantes, Newell’s y Platense.

  Mientras tanto, hoy habrá una intensa charla para hacer un profundo análisis a nivel interno. Luego se verá cual fue la resultante. Aunque a simple vista no hay un candidato señalado como para llegarlo a suplir en la inmediatez.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario