Ovación

Central sigue en amagues y falló en el debut copero

Un Central de buenas intenciones se quedó sin nada en el debut copero por su propia ambigüedad y no termina de crecer. Perdió 1-0 con 12 de Octubre en Paraguay

Miércoles 21 de Abril de 2021

Gran jugada de Vecchio por izquierda, pase atrás, rebote, Zabala de frente al arco adentro del área, rebote en Ruben y afuera. Enseguida, un despeje de cabeza débil de Ferreyra, rápida resolución de Schuartzman ante la impotencia de Villagra y Lo Celso y zurdazo implacable desde la medialuna de Pablo Velázquez, sin que Broun pudiera hacer nada. Esa fue la diferencia en la cancha entre dos equipos que dejaron que desear en un partido de gol-gana, que significó el buen debut copero de 12 de Octubre y el paso en falso de Central en Paraguay. Por supuesto, en un certamen casi símil a la Copa Libertadores en cuanto a su formato pero que difiere fundamentalmente en que solo uno pasa a octavos, perder nunca supone una recuperación fácil e inmediata y obligará más al conjunto auriazul en la próxima. Pero amén de todas estas impresiones que resumen un cuadro de situación estadístico y de probabilidades, lo que más preocupa, o lo que sigue preocupando en realidad, es precisamente el equipo del Kily González. Es este ciclo que pese a que, justo es remarcarlo, está repleto de buenas intenciones, loables, no termina de ser fiable. Y que por eso mismo se fue con las manos vacías cuando bien podría haber sido al menos con reparto.

Por eso mismo, porque se puede decir con certeza que Central fue a buscar un mejor destino en la cancha de Sol de América, que intentó traerse los tres puntos y tuvo su momento, es que se trata de atemperar el análisis. Porque también es preciso decir que hubo un claro penal en el adicional por mano de Jacquet tras remate de Martínez Dupuy, que bien podría haber sido el premio de un empate más acorde al trámite. Pero de igual modo, aún a este equipo le cuesta muchísimo hacerse amo y señor de un desarrollo o de gran parte de él y eso habla de carencias que no pueden soslayarse en casi 25 partidos de ciclo.

Y varias de ellas tienen que ver con la inexperiencia de los jugadores más juveniles, que pese a que varios cuentan ya con varios partidos en el lomo, aún deben un salto de calidad. En ese sentido, no es bueno que el tiempo pase y no lo hagan en la dimensión esperada, porque el peligro es el estancamiento. Tampoco que los experimentados a su alrededor no mantengan estándares de rendimiento en un nivel medio-alto para que aquellos crezcan en terrenos más seguros.

central11.jpg
Festejo de Velázquez, tras un gran zurdazo. Con ese gol, 12 de Octubre venció a Central en Paraguay.

Festejo de Velázquez, tras un gran zurdazo. Con ese gol, 12 de Octubre venció a Central en Paraguay.

Y en esa simbiosis tampoco es saludable que permanentemente los equipos cambien, que no se repita una idea táctica y mucho menos si quien toma las decisiones se empecina con una a todas luces equivocada, como hacer retroceder en el campo a su jugador más talentoso e influyente arriba, obligándolo a un desgaste innecesario e improductivo en una posición que no siente. Se habla de Vecchio ocupando el puesto de volante central, claro. El Kily no se convenció de que su apuesta era errada ni después de los 90 minutos en Mar del Plata e insistió por ella 45 minutos más en Paraguay. Podrá decir que con él de 5 el partido estaba 0-0 y que cuando lo liberó Central perdió, pero lo cierto es que fue el capitán el que lo dejó más cerca del triunfo en ese momento bisagra señalado al principio. Más allá de eso, lo volvió a su posición. Vale.

Este Central está en permanente vaivén. Y por eso mismo transita la cornisa entre el entusiasmo y la decepción. Entre la ilusión de poder clasificar a los cuartos de final de la Copa de la Liga, gracias a los méritos también que lo hacen depender de sí mismo, a la mueca de no dar la talla en un debut que le dio guiños para lograrlo. Casi como una montaña rusa en la que puede terminar mareado, cuando es en los equilibrios donde se hallan los caminos al éxito. Mientras eso no ocurra, se irá siempre en amagues.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario