ovacion

Central logró un sufrido triunfo en Santiago del Estero

Central no hizo un gran partido en Santiago, pero los errores que cometió los subsanó con goles. Fue 4-2 sobre Central Córdoba

Domingo 29 de Agosto de 2021

Otra vez una lluvia de goles, pero esta con algunos en contra, producto de errores cometidos por Central en Santiago del Estero, pero que contaron con el aval de la eficacia en el arco rival. No fue bueno en líneas generales lo del equipo del Kily, pero quién le quita lo bailado tras su segunda victoria consecutiva, que respira más aliviado y se acomoda de a poco en el nuevo sueño de pelear más arriba.

La efectividad, otra vez uno de los principales atributos de Central, al menos en el primer tiempo, porque pese a que no tuvo demasiadas situaciones, que fueron espaciadas, los del Kily alardearon de esa eficacia. Esta vez, a diferencia de lo que fue la fecha pasada contra Arsenal, el partido fue mucho más complejo, enredado y con distracciones de una magnitud tal que pusieron a Broun en aprietos más de una vez.

Central nunca estuvo cómodo, porque su control de juego no era sólido y el retroceso al perder el balón, endeble. Así Argañaraz (tuvo la primera a los 13’, con un remate que Fatura contuvo) comenzó a ser un dolor de cabeza para la última línea. Ojeda no paraba a nadie, Zabala y el Pupi iban pero volvían poco, cada pérdida era un incordio y el Kily lo vivía incómodo.

TRIUNFAZO DEL CANALLACentral Córdoba vs Rosario Central (2-4) | Fecha 9 - Torneo de la Liga 2021

El primer canalla en atreverse en serio fue el Pupi Ferreyra con un remate que Rigamonti envió al córner y ahí nació la primera estocada. El centro pasado fue capturado allá lejos por Covea, que enganchó y le dio rosca y dirección justas para que Avila, solo en el segundo palo, marcara de cabeza. Hasta ahí eran más jugadas que juego de un Central que se seguía equivocando y defendiendo mal. Un yerro grave fue cuando Avila la bajó de pecho y al salir jugando, se la puso en los pies a Giménez, que entró al área, remató y otra vez tapó Broun. Pero había un acto más de eficacia canalla. Pelota a Zabala, Gamba marcó el pase por fuera, allí fue el balón y el mendocino en el área centró preciso y Ruben conectó en el piso, con marca encima. Resultadazo hasta ahí, que pudo aumentarse si Maciel no bajaba al Pupi al borde del área, pero que también pudo complicarse si Giménez o Argañaraz llegaban a conectar el centro desde la izquierda. Central pudo resolverlo rápido con un tiro de Gamba, al minuto del complemento, que Rigamonti tapó con el pie, pero no sólo no fue, sino que el canalla se expuso al golpe por golpe, defendiendo siempre mal. El ferroviario copó el terreno, lo atropelló y lo puso contra las cuerdas. Broun tapó primero un cabezazo de Lattanzio (en el rebote Almada la sacó en la línea), pero Fatura no pudo en la siguiente, contuvo el tiro de Lattanzio a medias y Giménez la empujó. Desconcierto canalla y aturdimiento absoluto. Coleoni metió al lungo Ribas y el Kily respondió con el Fosa Ferreyra. Pero llegó el minuto de gran alivio para Central. Patadón de Maciel a Gamba, doble amarilla, roja, y al tiro libre de Blanco, Almada lo impactó y cabeceó para ponerla en el ángulo. Todo parecía juzgado porque el local no tuvo resto y Central sólo dejó pasar los minutos administrando con criterio y sin cometer errores, que aparecieron. De hecho Ribas pudo marcar para ponerle pimienta al final apretado.

Un par de sofocones y el cierre holgado luego de que Ruben la empujara bajo el arco (Avila de cabeza al travesaño y el Fosa para Marco). Ahí sí Central se sintió ganador en una tarde que hizo cosas malas, pero pagó sus errores con 4 goles, otra vez. Sufrido el triunfo canalla en Santiago, pero triunfo al fin.

dfdf.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario